GERRY RAFFERTY - City to City (UA, 1978)

 Si hemos de hacer caso al tío Peterson sobre la posible fecha del nacimiento del AOR en 1976, (y yo aconsejo que se le haga), entonces éste disco estaba dando sus primeros culetazos de bebé dentro del género. No deja de ser por ello, un icono quintaesencial del AOR 70s.



Como Al Stewart, el bueno de Gerry Rafferty reúne un montón de detalles coincidentes. Los dos escoceses, pertenecientes al circuito folk psicodélico de finales 60.....Y los dos pudieron vivir holgadamente gracias a una sola canción. Rafferty comienza en una banda llamada The Humblebums en 1968, donde estaba el luego famoso cómico y actor, Billy Connolly. La repercusión fue nula. Pero el sello Transatlantic ofrece un contrato a nuestro hombre, editando su debut "Can I Have My Money Back? ", un soberbio disco que pasa sin pena ni gloria. Se alía con su amigo Joe Egan en los Stealers Wheel, y editan otras tres maravillas a mediados 70, que no obtienen apenas respuesta. Una pena, porque yo siempre los he visto como unos James Gang de las islas. De ser americanos, su suerte habría sonreído con piñata blanca, no me cabe duda. Pregunta a Tarantino, y cómo redescubrió a la banda para su "Reservoir Dogs" (1992), gracias a "Stuck in the Middle with You". Tras la aventura Stealers Wheel, Gerry ficha con United Artists y edita el que se considera su "real" primer álbum, "City to City" (1978).

Un disco que ya se beneficia del boom radiofónico de "Hotel California", "Rumours" o "Fly Like an Eagle", con su Yacht rock facturado desde Escocia!!! Y que da como resultado casi 6 millones de copias vendidas. Envuelto en una preciosa portada del pintor (escocés,  claro), John Patrick Byrne. Y una minuciosa producción del propio Gerry y Hugh Murphy. Mercenarios de primera división aportan todo su oficio : Tommy Eyre (teclados), Gary Taylor (bajo), Henry Spinetti y Glen Lefleur (batería), Graham Preskett (fiddle,  mandolina teclados). Y unos cuantos guitarristas como especias de todo sabor y pelaje  : Hugh Burns, Nigel Jenkins, Andy Fairweather-Low,  Mickey Moody, Brian Cole  (steel guitar, dobro). Además del propio Rafferty con las acústicas, piano, voz solista y compositor absoluto.

"The Ark", que comienza como una pieza del añejo Rod Stewart, pronto muta en puro Eagles de "Desperado" u "On the Border". Las armonías celestiales, unidas a la cálida y acogedora voz de Rafferty, hacen de éste corte un entrante magnífico, que huele a clásico al primer segundo. Sonido fronterizo, roots rock flavour y.....porqué no incluyeron éste pedazo de tema en la parte en que los Sons of Anarchy van a Irlanda?...

Acto seguido, nos topamos con la canción-bono loto, con la que Gerry pudo retirarse : "Baker Street". Deuda total al saxo de Raphael Ravenscroft, sin él,  no habría canción tal y cómo la conocemos. Un instrumento amado y odiado a partes iguales, pero que ha dado grandes alegrías al género. Ésta es una de ellas. Obra maestra del Soft rock universal y genialidad que todavía se pincha en cualquier emisora, por mierdosa y cutre que sea. Atención al sólo de guitarra final digno de Joe Walsh o David Gilmour.

"Right Down the Line"  cuenta con un Hammond arropando a la voz, que embriaga y desemboca en un estribillo coral espléndido,  mientras el punteo te lleva a Steely Dan o Maxus. "City to City" es otra que estaría perfecta en cualquier álbum de Eagles pre-"Hotel California", (que para mí, son los auténticos, conste). También tiene su toque Steve  Miller Band, así que comprendo porqué gustó tanto en USA. "Stealin' Time" cierra la primera parte con otro precioso medio tiempo que en la voz de Don Henley o Jackson Browne, también hubiera hecho la ola entre la Laurel Canyon - mafia. Rafferty está a su altura, no se me malinterprete. Una joya en donde las eléctricas ronronean y el Rhodes hace el "efecto mecedora" perfecto para tu nirvana particular.

La segunda cara sigue en la estratosfera, si bien no es tan inmediata como la primera. "Mattie's Rag" homenajea a The Band. "Whatever's Written In Your Heart" a Jackson Browne. "Home And Dry" a Kansas (oooops! que ha "pasao"?). Vuelve el saxo en "Island", en otra afortunada intervención aunque no tan histórica. Y más  deudas a Eagles . Mientras que la final "Waiting For The Day" es un party - time track a la Steve Miller Band / Loggins & Messina / Little Feat que redondea un monstruoso álbum de West Coast melodic rock. 



Ya como un total rock star,  Rafferty lanzará la trilogía perfecta con "Night Owl" (1979) y "Snakes & Ladders" (1980). Se le echa de menos desde el 2011, cuando nos dejó un 4 de Enero a causa de su desmedida afición al drinking..... Era escocés. Eterno , Rafferty.

J.J.Iglesias


Comentarios