Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2018

Entrada destacada

DRY RIVER - Cuarto Creciente (2022/DR) (Rockliquias Bandas)

Imagen
 Llegan los de Castellón con un cuarto (y creciente!) álbum, lives  y pandemias mediante. En el 2018 demostraron su evolución ascendente en " 2038 ". Los últimos años han traído cambios. El sello Rock Estatal deja paso a una libertad autofinanciada de movimientos. El veterano (15 años en sus filas!), Carlos Álvarez,  da paso en las guitarras a Guillermo Guerrero.  Y un acierto pleno : la producción  es encargada a Carlos Raya. Que de rock, sabe un rato. Así pues, David Mascaró (bajo, voz), Pedro Corral (batería, voz), Miquel Centelles (teclados, voz) y Ángel Belinchón (voz solista) mantienen el timón de Dry River. Es éste un paso más en la madurez de una banda que "nació vieja", por llevar la inteligencia como estandarte. Letras para escuchar con atención,  como es costumbre en su modo de hacer. No son un mero relleno para la música. Dato importante éste.  Mucho. Y "Culpable" (5'00) mojándose como ninguna banda de rock hace hoy día aquí.  Guillermo Gue

IQ - Dark Matter (2004)

Imagen
Como anteponiéndose a un tiempo por venir, llega “Materia Oscura” como una premonición ante la estupenda vida que nos va a tocar contemplar. Una música hermosa la de IQ pero que siempre ha jugado su lado siniestro. El otro lado que ya se intuía en “The Wake” o en las partes más claustrofóbicas de “Subterránea”, se muestran aquí con mayor énfasis.  Esa “tristeza” siempre presente en su música. El rock sinfónico de IQ no es de cuento de hadas, ni de mensaje metafísico, ni de gloriosas gestas de caballería ni de amores novelescos ni de los tópicos absurdos que siempre han acompañado al estilo. Puede que, con su lado literario, su invención, incluso su humor o sus oscuras y atractivas historias imaginarias, la música de IQ sea esencialmente realista y no exenta de cachondeo propio e irreverencia. La hacen tan bien que ni siquiera se la toman en serio. Esto me encanta. Esto es genial porque además les entusiasma lo que hacen. Nada tan inteligente como no tomarse nada en serio. Pero

SATCHITANANDA - A Thought Away (1978 / AFERTON)

Imagen
Uno no deja de maravillarse ante el contínuo descubrimiento de bandas prog 70. Se diría que ésa década nunca terminó, o duró más de diez años. A pesar de la continua labor investigadora de la comunidad progresiva internacional, nunca "terminamos la colección". Y que siga. La siguiente sería decir que "lo poco que quede por descubrir, será ya un truñaco pestilente". Primero, no sabemos si "queda poco por descubrir". Y truñacos, alguno habrá, pero desde luego no es lo habitual. Había muy buen gusto y respeto por la audiencia, en esos días.  Es el caso de los norteamericanos Satchitananda. De un único trabajo superlativo con potencial de maestros Jedi. Prensaje privado de 1978 desde Maryland, Washington DC, de fuerte inclinación progresiva con perspectiva jazz. Sí, de cabeza para nuestra sección "Canterbury Ways". La formación también colabora a ése característico sonido. Ken White (cantante solista, flauta, saxo soprano), Kevin McGle

STRAWBRIDGE ‎– Just For Kicks 1973

Imagen
Internet ha supuesto una verdadera revolución en nuestras vidas y por supuesto también en la música.  Para los que nos gusta investigar en la historia musical es una delicia encontrar joyas como Just For Kicks" de los Strawbridge, al alcance de unos pocos en los 70 y ahora  lo pueden disfrutar hasta los esquimales. Procedentes de Jackson, Mississippi  la banda estaba compuesta por Mick Pogue (guitarra) , Bobby Furman (guitarra) , Mike Pollock (batería), Mike Hightower (bajo) y  Dave Player (voz, teclados). Y punto pelota. Podemos escuchar su música pero para conocer su historia alguien debió transcribirla. Strawbridge nos ofrece ocho temas, tres de ellos propios y el resto versiones. Son de la zona del Mississippi por tanto es razonable que se muevan por los terrenos del rock sureño. El disco se inicia con "Take a ride", buenos riffs que nos trasladan a sonidos de grupos como Allman Brothers o Lynyrd Skynyrd. La plena confirmación llega en "Something

SIMON HOUSE with SPIRAL REALMS - Crystal Jungles of Eos (1995 / HAWK RECORDS)

Imagen
Un personaje que no podía faltar en nuestra "galería de monstruos" electrónica, es el británico Simón House. De educación musical clásica,  su violín ha sido alquilado por visionarios, modernos, locos, marcianos y genios de la escena psych desde los 60. Antes de unirse a Hawkwind en 1974 y revolucionar su ya de por sí revolucionado sonido, había estado con los inclasificables maestros surrealistas Third Ear Band, y los guerrilleros ácidos de High Tide. Su primer álbum dentro de la nave Halcón,  "Hall of the Mountain Grill" (1974), es una obra maestra que mezcla el Downer Rock mellotronico con el singular estilo psicodélico de Hawkwind. El siguiente, "Warrior on the Edge of Time"; (1975), no le andaba lejos. Y entre escapes y vueltas, aún ha tenido tiempo de escribir una quincena de discos con una banda que, por sí sola, creó su propio género.   En 1978 lo llama David Bowie, y contribuye a una de sus etapas mágicas  con "Stage" (78) y &qu

JON LORD - Olympic Rock And Blues'82

Imagen
Jon Lord es uno de mis teclistas favoritos junto a Rick Wakeman y Keith Emerson. De estos tres grandes ya solo nos queda Rick. A Jon tuve la oportunidad de verlo junto a Deep Purple y Whitesnake, siempre genial, mezclando lo clásico con lo rockero. En 1982 Jon Lord estaba en Whitesnake, formación en la que nunca se sintió lo suficientemente valorado.  El 20 de Noviembre editaron "Saints & Sinners". Por su parte Lord sacaba al mercado "Before I Forget " en la que colaboraban gente como Tony Ashton, Bernie Marsden, Mick Ralphs, Neil Murray, Boz Burrell, Ian Paice, Simon Phillips ,Cozy Powell y Simon Kirke entre otros. También participó en el disco de George Harrison, "Gone Troppo". "Olympic Rock & Blues Circus" fue un proyecto del batería alemán  Charly Eichert que reunió a diversos músicos para realizar varias giras (1981-82-89) fundamentalmente por Alemania. Las formaciones cambiaban en cada concierto (Brian Auger, Tony As

GATOMOJADO - "La Moral del Perdedor" (2018) (Entrevista) (Rockliquias Bandas)

Imagen
Desde Madrid llegan Gatomojado una banda procedente de Vallecas integrada actualmente por Kike Orduña (Guitarra y voz ), Alberto Sánchez (Batería, percusión y coros) y Diego Marín (Bajo y coros).  En febrero de este año (2018) han editado su primer larga duración, "La Moral del Perdedor". Rockliquias se puso en contacto con Kike Orduña para que nos diera algunos detalles del proyecto. Rockliquias.- Nos puedes comentar de donde viene lo de GatoMojado y cómo se escribe (junto o separado) El Gato Mojado surge por la búsqueda de un sonido distinto al de la banda en la que me encontraba, ``La diligencia de los vaqueros zombies´´. Nace como proyecto en solitario y el nombre de Gato Mojado sería mi propio nombre de Bluesman, como si yo mismo fuese uno de aquellos célebres bluesmen del sur de los Estados Unidos, y como soy de madrid y trato de hacer Blues sin tener un bagaje musical demasiado extenso, tan solo la pasión que me despierta el espíritu del mismo, pues

LE ORME- Il Fiume (1996)

Imagen
Permitidme un salto en el tiempo de 16 años, tiempo éste en el que tan solo grabaron 3 discos muy mediocres, a saber: “Piccola Rapsodia dell´ Ape” (1980), “Venerdi” (1982) y “Orme” (1990) Incluso se dice que incomprensiblemente participaron en el trasnochado Festival de San Remo, quintaesencia de la canción italiana retro más comercial y primo hermano del hortera deluxe repulsivo y politizado Festival de Eurovisión. De las tres bandas principales del RPI que llevamos, ninguna se salvó de hacer el ridículo popero y vulgar y de cambiar de look en los 80´s. Los tres intentaron colar el mensaje de “esos tiempos modernos” y justificarse ante lo injustificable. De la misma forma que con las orejas gachas y el rabo entre las piernas intentaron tímidamente al principio de los 90´s volver al redil después de haber gestado la “alta traición” a sus viejos fans. En el caso de Le Orme, estos al menos volvieron y grabaron nueva música tan buena o más como la de sus inicios setenteros.  Absu

IQ - The Seventh House (2000)

Imagen
Bien, pues fieles a su costumbre de no sacar discos a voleo y no tener presiones de ninguna compañía, ya que con su sello “Giant Electric Pea” ellos se lo guisan y se lo comen, se meten de nuevo en el estudio en los albores del nuevo siglo que nos ocupa. Con una determinación de hacer siempre un buen disco es siempre preferible esperar con ellos el momento preciso. Como ya comenté, cada disco de IQ es un acontecimiento que los amantes de este estilo tan estupendo de música, agradecemos infinitamente. Todo un privilegio ser un “prog lover” por lo de exclusivo y afortunado que supone, aunque dentro del estilo “estemos diferentes familias” no siempre bien avenidas es cierto, algo así como los “Hatfields y los McCoys” (ver western en Netflix). “La séptima casa” puede enlazar perfectamente con “Ever”. Las composiciones de IQ mantienen un halo familiar con una personalidad perfectamente definida. Las melodías son claras y siempre adictivas. La cadencia rítmica, tan descriptiva, tan