Entradas

Entrada destacada

SHY - Brave the Storm (RCA, 1985)

Imagen
  En ocasiones todavía lo sueño. Voy caminando por St. Annes Court, una estrecha  y húmeda calle digna de Jack the Ripper por el Soho londinense. Y bajo decidido unas empinadas escaleras a un oscuro sótano donde, en los 80, se encontraba uno de los paraísos en la Tierra : Shades Records. Muy cerquita del Marquee. Para los que veníamos de Españistan, enfrentarnos a semejante stock, todavía vinilico en 1986, era un auténtico shock.  Novedades USA, ediciones independientes, fanzines progresivos, camisetas de gira.....todo alrededor del mundo hard & heavy en mitad de los 80. Un sueño, ya digo. Mi primera camiseta de gira de Rush, "Signals" Tour, la compré allí. Todavía la conservo.  Recuerdo que de 20 a 30 discos cayeron ese día,  y no eran baratos. Entre ellos, unos desconocidos de Birmingham llamados Shy,  de los que puede me hubiera hablado el periodista Ramón Porta (Popular 1, Metali - KO) . Internet era una utopía. El disco en su primera tirada estaba de oferta a 3'9

El Ritual – El Ritual (1971 / Denver)

Imagen
 Imaginen unos personajes como en "Machete" o "Perdita Durango". Pónganse en situación. Hippies rockeros mejicanos, arrabaleros y polvorientos en Tijuana, Baja California, en los finales 60. Miedito. Añadan fuertes dosis Occult rock y tendremos el único álbum de El Ritual, en 1971. Frankie Barreño (voz solista, guitarra, flauta) reúne a Gonzalo Hernandez (bajo), Abelardo Barceló (batería) y Martín Mayo (órgano,  piano, voz). Los dos últimos procedentes de Los Graveyard. En una escena pletórica formada por Peace and Love, El Chaparral, Grass & Flowers, Tercer Piso, El Sistema, Los Ovnis o El Tarro de Mostaza.  El Ritual participan ya en el Festival de Avandaro  (el Woodstock mexicano, con una afluencia de gente similar, aunque nunca se le haya dado la trascendencia del festi yanqui). No les fue muy bien por problemas de sonido. Pero pronto destacan como los mejores de aquella escena. Usan maquillaje antes que cualquiera en USA. Graban un single, "Tabú",

ALCATRAZZ - Dangerous Games (1986, Capitol Records/EMI)

Imagen
El dúo The Marbles ya había hecho de Graham Bonnet un cantante reconocido en todo pub británico; aunque no sería hasta su entrada en unos Rainbow sufriendo la salida de Ronnie James Dio que se toparía con el reconocimiento a unos niveles que no podía imaginar cuando entonaba aquello de “Only One Woman”. Down To Earth junto al proyecto de Ritchie Blackmore ejerció de antes y después, al igual que su colaboración con el Michael Schenker Group en 1982 para aquel elepé titulado Assault Attack. Todo esto hace que un año después de trabajar con el guitarrista alemán, Graham dirija desde el micrófono al quinteto Alcatrazz. Así llegamos al inicio de esta agrupación, pero para hablar de Dangerous Games tendremos que adelantarnos hasta su final –justo a un año antes de que se disuelva el proyecto–. Estamos en 1986 y muchas cosas han cambiado desde la publicación en 1983 de su vinilo No Parole From Rock ‘N’ Roll. “Yngwie era magnífico, pero se negaba a formar parte de una banda y eso es lo que to

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

WETTON / MANZANERA - Wetton / Manzanera (Geffen, 1987)

Imagen
 Lo que quedaba de la NWOBHM se había mimetizado. Bien en locas de L. A. Bien en las catacumbas del underground más marginal. Pero...¿y los 70s star proggers? Reciclados. O en otras catacumbas más profundas si cabe. El reciclaje comenzó en los inicios 80s. Rush llenó todo de teclados, temas más cortos y más comerciales. Yes con su "90125" lo peta en todo el mundo, tirando por una nueva forma de entender el AOR no muy alejada del Hi-Tech. Los otros serían Asia. Pero antes de eso, el movimiento de miembros ya intuía ese sonido que estaba por venir. Primero con UK y su "Danger Money" de 1979. Luego un amago de supergrupo, con Wakeman-Wetton-Palmer-Rabin, que a punto estuvo. Aún más. Cuando la formación clásica de Asia ya estaba formalizada, John Kalodner les presenta como cantante solista a un chaval que había estado cinco minutos en Journey, Robert Fleischman. El cual decide apartarse diplomaticamente al ver el potencial exquisito de John Wetton. Estaba claro que el A

IN MEMORIAM JEFF BECK: El Arte del Control

Imagen
  El título de un álbum de Peter Frampton (muy acertado) viene perfecto para la despedida al gran Jeff Beck. Tiene que morirse alguien para leer perogrulladas en las redes como......"Acabo de descubrir que el sonido de Led Zeppelin está en los primeros discos del Jeff Beck Group". Pues claro. Fue el primer expolio gordo de Jaimito. Con el consiguiente cabreo del propio Jeff. Procedente de The Tridents, su empaque y categoría no era ningún secreto en los círculos rockeros del Swingin' London. Y es fichado por The Yardbirds cuando Clapton abandona la nave, horrorizado por el éxito del popero y beatleliano "For Your Love" (quién lo ha visto y quién lo ve!). Pero Beck sujeta el timón con fuerza y les ofrece algo esencial : Evolución. Para cuando llega Jimmy Page, todo estaba ya hecho. Sólo le queda aprender algunas cosas con el rabillo del ojo, que le van a venir muy bien con posterioridad en los New Yardbirds. Antesala de Led Zeppelin.  Mientras, Jeff Beck Group

El glam rock de Nueva Zelanda, Japón y Canadá. Una historia diferente en tres retratos concretos

Imagen
 De una u otra manera, y en uno u otro momento, el movimiento glam manchó las escenas musicales de casi todos los países a lo largo del globo terráqueo. Bien es cierto que Inglaterra marcó un imperio glitter, seguida muy de cerca por unas hordas yanquis que lo mismo le daban a los remaches multicolores y brillantes como a la imagen sonora avant-garde. En Renacer Eléctrico, por medio de análisis o artículos, hemos visto representaciones variopintas que pusieron su plataforma en otras ciudades del mundo. Aun así, y aunque ya se han repartido las cartas iniciales en la timba de la sorpresa primera de los 70, todavía hay espacio para tres extraños en la noche. Un trío de agrupaciones que desde Nueva Zelanda, Japón y Canadá representaron a su manera el glam rock.    A finales de la década de los 70 en Nueva Zelanda no se habla de otra cosa que no fueran los espectáculos de Split Enz. Con centro de operaciones en Auckland, estos universitarios tomaron la imagen de los arlequines tradicionali

IN MEMORIAM : FRANK WYATT, HAPPY THE MAN - Beginnings (1990/Cuneiform)

Imagen
Ya se comentó éste disco en su día por Alberto Torro , pero no en circunstancias como las que hoy nos obligan. Y con un punto de vista más dirigido hacia Frank Wyatt. Músico inmenso que pasó recientemente al otro plano, sea cual sea éste. Semana negra en obituarios. Algo que se ha convertido en "casi" habitual. Ley de vida.  Frank Wyatt era más conocido por ser el teclista/vientos de Happy The Man, legendaria banda progresiva americana de los 70. Aunque también estuvo en otros proyectos como Oblivion Sun o Pedal Giant Animals, además de tener discos a su nombre. Frank ayudó a concretar y dar forma al reconocible estilo de la banda, muy orientada al sonido Canterbury. Sus saxos y flauta fueron parte esencial en el repertorio de ésta magnífica banda. También a los teclados,  a medias con el ex-Camel, Kit Watkins. HTM sólo lograron plasmar en su día dos discos para Arista , un homónimo de 1977 y "Crafty Hands" de 1978. Ocurre que existen ediciones posteriores, bien de