Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia



THE FLOWER KINGS - Adam & Eve (2004)

A partir de este momento los reyezuelos floridos y hermosos van a dar una de cal y otra de arena. Me explico: grandes composiciones de carácter épico y super progresivas por un lado. Por el otro, temas que se infiltran en otros estilos, a veces bien y otras regular y canciones probablemente insípidas de relleno. 


Roine quiere acaparar tanto que mete la música a toneladas. Unas veces acierta de pleno. En otras no entiendes nada ni por qué. Hay que entender una cosa y es que los gustos del guitarrista sueco son muy amplios. Roine Stolt empezó muy joven y aunque generalmente se le asocia con el prog rock lo cierto, es que ha tocado todo tipo de música durante los últimos 40 años. Sé, de buena tinta, que le gustan un montón de músicos y guitarristas de lo más variado y a veces antagónicos en estilos y ello se refleja y de manera mucho más acusada en sus propios trabajos en solitario. Un tío de su nivel se lo puede permitir eso está claro, pero también se expone a que la gente no trague fácilmente sus propuestas porque normalmente todo individuo en sus gustos tira principalmente hacia un estilo determinado y evidentemente no se puede dejar a todos contentos.

Dentro del estilo sinfónico siempre ha habido cierta tendencia hacia la metafísica y hacia temas religiosos, incluso incluimos el llamado “rock cristiano” y bíblico que con tanto énfasis está desarrollando la Neal Morse Band y su actual ópera alabando a Jesucristo. Esa puerta no voy a traspasarla. Se puede valorar la música, pero no el trasfondo a no ser que seas un convencido creyente. El simple hecho de que el creacionismo y las alabanzas místicas se apoderen de la música o del arte ya me crea un profundo rechazo personal y conste que por estética visual me encanta la arquitectura religiosa. No voy a dar pie a esto porque mi cabeza es completamente racional y científica y va a chocar con cualquiera que crea en un dios imaginario. Pero es cierto que me encanta la música coral y los réquiems y cantatas de muchos compositores clásicos y en concreto las sinfonías de Anton Bruckner a pesar de que sin embargo toda su música estuvo dedicada a dios porque era un beato ingenuo y un católico radical de ideas infantiles. Ese oscuro mundo del siglo XIX de rigideces morales y ranciedad agónica. Yo no puedo entender que la música inteligente esté fuera de los parámetros evolucionistas y de la lógica de la razón científica y matemática, pero siento que la música de Bruckner traspasa extrañas dimensiones de grandeza cósmica. Este es otro debate. En definitiva, me da igual que a un disco se le ponga Adam y Eva o blancanieves y los siete enanitos o se dediquen composiciones al unicornio superdotado follador mítico. No me interesan en el mundo musical las temáticas fantasiosas ni las gilipolleces literarias. Me interesa la música. Esa extraña dimensión sonora.

Me es indiferente si en el caso de los flower hay alguna connotación religiosa o simplemente lo han cogido como material fantástico. De entrada, me gusta la alegoría de la portada: Eva, tía guapa, buenorra y refinada. Y Adam, gañán bruto, iletrado y troll de pasta. El jefe de la tribu protegiendo la valiosa mercancía. Me vienen montones de ejemplos de la actualidad. La relación humana de matrimonios de la alta sociedad en toda su crudeza. Independientemente de esta visión haced las variaciones que se os ocurran en la condición social que os apetezca y seguro que acertáis. 


La primera pieza “Love Supreme”… ¿se han inspirado en John Coltrane?... lo dudo. Vuelve a ser un ejercicio de hippies agradecidos por estar vivos en un mundo de mierda. La música es lo suficientemente entretenida en la línea que los FK nos tienen acostumbrados. También empieza a haber la cocktelería musical de estilos: mantras a lo Yes andersoniano, hard rock metido por la cara, pop indescifrable, pasajes pseudo-intelectuales, parte bluessy floydiana y caprichos varios. Ahora intenta digerirlo sin omeprazol o cualquier otro protector gástrico y pide confesión antes de morir. Son los Flower Kings, el mejor marqueting musical que el prog ha dado. 

Lo curioso del caso es que después de darnos casi 20 mtos de música bien ilustrada, aparecen sencillas baladas de 3 mtos como “Cosmic Circus” o la bonita instrumental pero breve “Babylon”. En la siguiente les da ahora por los vampiros y son 8 mtos de película de terror de bajo presupuesto para seguidores de Strange Things o similares seriales. No tiene nada que ver con lo anterior y es como si estuvieses escuchando otra banda diferente donde han comido algo que les ha sentado mal y el cantante va buscando un sitio porque le ha dado un apretón de tripas y tiene que aliviarse donde sea. Al final parece que lo consigue, pero aún tiene episodios de gastroenteritis aguda. Bodin aprieta al Hammond hacia el final y los retortijones de guitarra son del propio Roine. Una vez aliviados y habiendo dejado un oloroso recuerdo, aparece un breve vals de piano decadente y llegan Adam y Eva con prometedor inicio de los teclados, pero un coro de demonios nos llevan al trallazo metalero sin ninguna misericordia. Los pasajes de guitarra solista son buenísimos lo reconozco, pero la pieza entra en otro estilo musical completamente ajeno a lo acostumbrado. Alguna alabanza para disimular hacia el final y apiadarse del pobre nosferatu y poco más. 

Otra baladita como “Starlight Man” porque ahora el vampirillo es un buen tipo que ha visto la luz y nos vamos a “Timelines” para machacar a lo crimson desesperadamente y terminar en una especie de rock blues lentorro cantado por Roine en “la cara oculta de la luna” con mellotrones de fondo para hacerlo más bizarro todo y más cojonudo. No está mal, pero tira a disolvente Floyd que huele demasiado y siete mtos para esto es mucho incluso terminando a lo Fripp. 

“El asiento del conductor” es la otra pieza larga del programa que entra efusivamente a lo grande y con poderosa base melódica. La guitarra estoltiana vuelve a deleitarnos con esas partes tan emotivas típicas de los Flower y la cosa promete. Luego entra Bodin para marcar un cambio de ritmo medio funk muy atractivo realmente y la música desborda ganas de entretener a base de bien y que va alternando con otras pinceladas ya sean hard o medio hippy baladísticas a lo Crosby Stills y Cia porque los reyes floridos quieren presumir de que dominan todos los estilos alternando ácido lisérgico por aquí, space music por allá etc. Como siempre para que el oyente esté lo suficientemente entretenido. Hacia la mitad de suite hay un silencio que solo el sinte juguetón y la guitarra acústica van llenando para ir subiendo poco a poco hacia una especie de Uriah Heep extraño o a mí, me lo parece al menos. El wah wah está tremendo emulando al mejor Hendrix y luego para variar volvemos a los sinfonismos precedentes con innumerables cambios como tirando la ficha al azar para ver por donde vamos. Yo creo que es la mejor pieza del disco y hay intervenciones solistas magníficas tanto de la guitarra como del teclado sin olvidar el tremendo trabajo del bajista Jonas. 


Acaba el disco que es bastante largo como todos con “la espada de Caín” y ya estamos de vuelta a los pasajes bíblicos pero esta vez con final dramático-lírico y ampulosidades variadas. Este disco puede gustar a gente de gustos muy variados. Hay de todo: fuerte, lírico, extraño y peculiar. Pero es un buen trabajo en términos musicales. Como siempre vamos.
Alberto Torró


 







Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

VARIOUS ARTISTS - Fantastic 5 (1976 / DMA)

Creo que es la primera vez que reseño un sampler  (disco compartido por varios grupos), pero es que la Rockliquiaza de hoy se lo merece. No estoy seguro siquiera de que éste disco se comercializara. Ya que se trata de una recopilación de bandas pertenecientes a una agencia de management que operaba en el área de Detroit, Diversified Management Agency. Los cuales publicaron el álbum ellos mismos. 


Probablemente sólo se utilizó para promocionar a las bandas y promover sus bolos, distribuyendo el disco en lugares clave para saraos gordos de directo. Como el Cobo Arena, inmortalizado en "Alive" de Kiss o "Live Bullet" de Bob Seger. El Grande Ballroom, que vio atronar  en sus paredes el "Kick Out The Jams" de MC5. Y hogar habitual de Amboy Dukes,  Rationals, Stooges o Frost. Se hizo como respuesta al Fillmore, y hasta Bill Graham ayudó con su asesoramiento. El Fox Theater, The Michigan Palace, Olympia Stadium (sede del Detroit Pop Festival '69, con MC5,  SRC, Bob Seger System, Amboy Dukes y Rationals). O The Village,  histórico antro rhythm'n'blues donde se formarían Mitch Ryder & the Detroit Wheels. Cuando Detroit hervia en actividad y dinero, por sus grandes industrias automovilísticas y sus artistas soul,  impulsados por la hegemonía de la Motown y su jefe Berry Gordy. Todo ello daría un hijo bastardo, una mutación de ambos contextos sociales, llamado Grand Funk Railroad. Su aplastante hard rock soul aglutinaba todo lo que era la Ciudad del Motor. Cientos de bandas lo intentarán con esperanzadores repertorios, pero peor suerte. Y en "Fantastic 5" tenemos la rara oportunidad de testear algunos de ellos, realmente buenos. Todo repartido muy democráticamente. Dos temas por cada uno de los cuatro grupos, salvo el quinto que sólo expone uno, pero de doble minutaje. 


Comienzan ésta "Expo - underground Detroit 70s", Holy Smoke con "Motor City Man". Banda de Michigan con caliente imagen y light show. Influencia de los primeros Grand Funk Railroad cuando eran trío,  Amboy Dukes, Brownsville Station y The Third Power. Todavía con algo de poso psych heavy rock de finales 60, al menos en ésta canción. 


Sweet Crystal sólo aportan el corte "Nite Cryer" (8'30), pero con duración extra. Su actividad fue frenética por esas fechas, teloneando desde a la Average White Band a los propios Kiss (quizás abrieron su "Alive"?....). En los 70 sólo editaron tres singles, sin llegar al álbum. Que no llegaría hasta el 2001 ! Continúan en activo, lo cual es increíble. Lo suyo es hard prog espectacular, con mucho órgano y guitarras infalibles. Buenas voces y sección rítmica de vértigo. Muy cercanos en su propuesta a los paisanos legendarios Bump y su único álbum. De mis favoritos del sampler. Y de hecho, muy progresivos. Una maravilla.


Beauteaze ofrecen "Can't Get It Up" y "Fun City". Una banda satírica plena de sexo, violencia y rock'n'roll,  emulos de Alice Cooper, The Tubes o Silverhead. Imagen glam y show espectacular. El primer tema podría ser de Starz o los primeros Motley Crüe, anticipando el hair metal 80s en 1976. El segundo sigue la misma linea, más decantada a New York Dolls y Kiss.


Lado B y Ruby Jones presentan "Sayin' It Is Easy", que me recuerda a otra Ruby, la Starr y sus Grey Ghost. En un estilo entre southern,  hard y soul,  similar a éstos.  "Such A Woman" es hard rock detroitiano más convencional, pero altamente abrasivo. 


Interesantes también los dos cortes de Badge,  "Get Your Feet Wet" y "Sweet Lemon". De nuevo con frontwoman y hard soul impregnando su estilo. Inevitable,  era Detroit y la ciudad marcaba el ritmo. En el segundo tema la voz solista es masculina, y la chica hace coros. Buen gancho melódico,  piano eléctrico y excelente solo de guitarra, muy midwest rock en la línea de Roadmaster. 


Finalizamos como iniciamos, con Holy Smoke y su "Champaign Dream". En algún momento Holy Smoke fueron los # 1 de Michigan, aunque no hayan pasado a las páginas de historia. Ésta última aportación va en la onda de la flamigera "Smokin" de Boston, y es un broche de oro a tan rarísimo material documental. 

"Fantastic 5" transpira el hervidero rockero de las calles del Detroit de los 70, y sí,  podemos verlo como pura ciencia ficción.  En un futuro distopico,  el actual presente, ha quedado como una ciudad fantasma que sólo exporta diyais discotequeros de chunda-chunda. Peor escenario que en Mad Max.
J.J. IGLESIAS



Temas
A1 –Holy Smoke - Motor City Man 00:00
A2 –Sweet Crystal - Nite Cryer 02:34
A3 –Beauteaze - Can't Get It Up 10:40
A4 –Beauteaze - Fun City  14:56
B1 –Ruby Jones  - Sayin' It Is Easy 18:18
B2 –Ruby Jones  - Such A Woman 21:10
B3 –Badge  - Get Your Feet Wet 24:54
B4 –Badge  - Sweet Lemon 28:22
B5 –Holy Smoke - Champaign Dream 33:32





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

WALTER TROUT - Survivor Blues (2019)

Sin duda Walter Trout es un sobreviviente del blues (Survivor Blues). En 2014 comunicó que tenía hepatitis C y necesitaba un trasplante de hígado. Gracias a las donaciones de sus seguidores la operación se pudo realizar y Walter pudo seguir caminando por los senderos del blues.


Walter Trout nace el 6 de marzo de 1951 en Ocean City, New Jersey. A finales de los sesenta comienza su andadura musical. En Los Angeles se convierte en músico de sesión para músicos como Percy Mayfield, John Lee Hooker entre otros. En 1981 entra a forma parte de los Canned Head con los que estuvo cuatro años. En el 85 recibe una invitación de John Mayall para incorporarse a los Bluesbreakers con los que grabaría "Behind The Iron Curtain" (1985), "The Power Of The Blues" (1987) y "Chicago Line" (1988). En 1989 decide formar su propia banda, "Walter Trout Band", grabando más de media docena de discos. Posteriormente el grupo se transformaría en "Walter Trout and the Free Radicals" y más tarde en "Walter Trout and the Radicals". En 2008 edita su primer disco como Walter Trout, "The Outsider", al que le seguirian " Unspoiled By Progress: 20 Years of Hardcore Blues" (2009), "Common Ground" (2010), " Blues For The Modern Daze" (2012), "Luther's Blues" (2013), "The Blues Came Callin" (2014), "Battle Scars" (2015), "Alive In Amsterdam" (2016) y "We're All In This Together" (2017).



"Survivor Blues" es el último disco en estudio del guitarrista Walter Trout. Grabado en los estudios de Robby Krieger (The Doors) y teniendo como productor a Eric Corne. La banda está compuesta por Walter Trout (guitarra, armónica, voz), El bajista Johnny Griparic (Slash's Snakepit, BB Chung King & the Buddaheads, Richie Kotzen), y el batería Michael Leasure. Se ven reforzados con Skip Edwards (teclados),  Teddy Andreadis (piano eléctrico) y las colaboraciones especiales del cantante de blues Sugaray Rayford ("Woman Don't Lie") y de Robby Krieger ("Goin' Down To The River"). El disco contiene doce versiones de temas de blues no muy conocidos. Según el propio Walter: "A veces voy en mi coche y pongo una emisora de blues, y me encuentro a otra banda con su versión del ‘Got My Mojo Workin”. Y hay una vocecita en mí que dice: ‘¿Necesita el mundo otra versión de esta canción?’. Así que se me ocurrió una idea. No quería hacer ‘Stormy Monday’ o ‘Messin’ With The Kid’. No quería hacer los mejores éxitos de los blues. Quería hacer canciones viejas y oscuras que apenas se han cubierto. Y así es como comenzó ‘Survivor Blues'”. Por ello encontramos temas de Jimmy Dawkins, Sunnyland Slim, Luther Johnson, Theodore Taylor, B.B.Kimg, Joel Poluck, Elmore James, Otis Rush, Sam Maghett, Fred McDowell, J.B. Lenoir y por supuesto una escelente versión del "Nature's Disappearing" de John Mayall. Toda una joyita que no deberíais perderos. 
J.C.Miñana


 









Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

The United States Of America ‎– The United States Of America (1968 / COLUMBIA) (Serie pioneros)

El único vinilo de The United States Of América entra también en ése selecto club de pioneros electrónicos que abrazaron la psicodelia como instrumento de expresión investigadora. La verdad es que acertaron en sus intuiciones,  todos éstos hippies no tan ingenuos y "flower-power" como nos tratan de vender los libros de historia.


Fundados en Los Angeles por el compositor experimental Joseph Byrd y la cantante-letrista,  Dorothy Moskowitz, se reunieron con otros músicos  de pensamiento similar : Gordon Marron (violín), Rand Forbes (bajo), Craig Woodson (batería) o posteriormente,  Ed Bogas, (teclados....o así). Ya había estado con ellos Stuart Brotman, bajista de Canned Heat y Kaleidoscope,  así que músicos con afamado pedigrí también se sentían atraídos por las teorías de Byrd y sus colegas. Y es que éste había pertenecido al movimiento Fluxus, junto a John Cage,  Morton Feldman, LaMonte Young, David Tudor, Yoko Ono  (glups! ) y otros....Joseph Byrd entendió que tanto avant garde como psych y art rock, eran sendas paralelas que podían confluir y mezclarse perfectamente. Requirió a su amigo Tom Oberheim, - por entonces un ingeniero eléctrico -, que le construyera un ring modulator, audio-procesadores y demás inventos primerizos, colindantes con el próximo sintetizador. Acto seguido comienzan los ensayos, que dieron como fruto una preciada demo que atrajo el interés de Clive Davis, jefazo de Columbia. El resultado final sería el único álbum,  "The United States Of America", en 1968. Que comienza con una esquizofrénica "The American Metaphisical Circus", algo así como una orquesta con majorettes y con los marcianos de "Mars Attacks!" dando la brasa y saboteando tan horteril evento. La voz de la Moskowitz es sedosa y perversamente infantil, como una Lolita desequilibrada a la que es mejor advertirle que "tenga cuidado con ésa hacha". Va a ser fundamental en su sonido. En la otra mitad, los cacharros de Byrd nos llevan por el clásico túnel con luz al final, pero que con la mandanga rica de 1968 no hacía falta morirse un poco para experimentarlo. 

"Hard Coming Love" lleva más acidez que la sangre de un Alien. Deja las supuestas "experiencias vanguardistas" de los Beatles, convertidas en quimicefa psicoñeco de teletubbie barato. Por fortuna no se pierde melodía,  gracias a la sensible voz femenina y el acompañamiento psych rock del grupo. La cizaña electro-cacofónica la pone Byrd  con sus trastos de fabricación casera Oberheim, antes de ser siquiera meros prototipos estrafalarios. Pero a lo que se ve, ya eran eficaces. Como en la bella "Cloud Song", donde el violín tratado por estos cacharros los eleva a un próximo nivel explorador, todavía no pisado por el hombre.

"The Garden of Earthly Delights" es un primer paso para el rock progresivo, que con deliciosos experimentos como éste,  iba a explotar en cualquier momento.


"I Won't Leave My Wooden Wife for you, Sugar", con ése título nos llevan al absurdo inocenton de los tiempos del "Sargento Pepper", pero con orquestación electrónico-dixieland mucho más audaz, (ése violín a lo Papa John Creach ya adelanta maneras). No les impota sonar sombríos y casi siniestros en "Where is Yesterday", casi cerca de Moody Blues. Preciosa aunque breve, "Coming Down" es otra muestra palpable de proto-prog efervescente. "Love Song for the Dead Che" homenajea al líder revolucionario en una onda Giles, Giles & Fripp, cuando estaba con ellos Judy Dyble. "Stranded in Time" lleva voz masculina, amplios arreglos barrocos y estructura melódica sensacional, aunque de nuevo corta, con apenas minuto y medio, lástima. 

Finalmente "The American Way of Love" (6'38) es la más extensa y está constituida por tres partes diferenciadas. Aquí se sueltan la melena electrónica y los constantes cambios emocionales nos hacen suponer que TUSOA hubieran sido unos perfectos ejecutantes progresivos, de haber continuado con la juerga. Pero no. Joseph Byrd montaría Joe Byrd and the Field Hippies. Dorothy Moskowitz entraría en la banda de Country Joe McDonald. Gordon Marron fue músico de estudio para Carole King, Alice Coltrane o Hellen Reddy . Craig Woodson giró con la Kronos Quartet. Rand Forbes se hizo ingeniero de software. Y Ed Bogas compuso "soundtracks para gatos", "Fritz the Cat" y "Garfield", para ser exactos.


La reedición de Sundazed / Sony de 2004 sumaba diez bonus tracks más,  así que se hace apetitosa, aunque sea en posavasos. Y el legado de éstos majaras de muy bien amueblado coco, puede escucharse en eminencias como Terry Riley o Steve Reich. Señal de que no lo hacían nada mal......ni aquellas drogas eran tan perniciosas.
J.J. IGLESIAS



Temas
01 - 00:00 - The American Metaphysical Circus
02 - 04:57 - Hard Coming Love
03 - 09:38 - Cloud Song
04 - 12:59 - The Garden of Earthly Delights
05 - 15:39 - I Won't Leave My Wooden Wife for You, Sugar

06 - 19:35 - Where Is Yesterday
07 - 22:43 - Coming Down
08 - 25:20 - Love Song for the Dead Che
09 - 28:48 - Stranded in Time
10 - 30:38 - The American Way of Love
- Metaphor for an Older Man 
- California Good-time Music 
- Love Is All





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en








que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

PHIL LYNOTT'S GRAND SLAM ‎– Glasgow Kiss, Live at Glasgow Mayfair 1984

Sin duda "Glasgow Kiss" (en lenguaje coloquial es una cabezazo en la nariz) es un título acertado para el disco en directo de Phil Lynott con su última banda, Grand Slam. La fama peleona de Phil se forjó durante años e incluso algunos rumores indicaban que la cicatriz que lucía Gary Moore en su cara fue producto de una pelea con Lynott.


El 14 de septiembre de 1983 Thin Lizzy realizaba su último show en Nuremberg, Alemanía. No eran buenos tiempos para Lynott. Su mujer lo había dejado llevándose a sus hijas debido a su adicción a la heroína. A pesar de todo Phil quería formar una nueva banda y en 1984 junto a Mark Stanway (Magnum) en los teclados , Laurence Archer ( Stampede)  en las guitarras, Robbie Brennan ( Skid Row) en la batería y Doish Nagle como guitarrista, forma Grand Slam. Su debut fue en Londres en mayo de 1984. Durante casi un año estuvieron dando conciertos de forma exitosa pero no llegaron a ganarse la confianza de las discográficas que no creían en un grupo dominado por la heroína. Uno de sus últimos conciertos lo dieron en el Marquee de Londres.

Como curiosidad podemos decir que algunas de sus canciones posteriormente fueron atribuidas erróneamente a Thin Lizzy.


La grabación corresponde a la banda de Phil Lynott, Grand Slam, en el Glasgow Mayfair el 30 de octubre de 1984. Lógicamente la música que encontramos en hard rock mezclado con pinceladas pop de los ochenta y algo de AOR. El disco se inicia con "Yellow Pearl, posiblemente el tema mas flojo con un Mark Stanway (teclados) con sonoridades "poperas" y un omnipresente Phil Lynott. "Nineteen" sigue la linea marcada por Thin Lizzy con un destacado Laurence Archer a la guitarra. "Sisters of Mercy" comienza de forma pausada con una sugerente voz de Phil para dar paso a un riff calcado al de "Jailbreak" y discurrir  con aires netamente irlandeses. "Harlem" es una preciosa balada estilo Lynott. Le sigue una aceptable versión del "Parisienne Walkways". " Crime Rate is Going Up" es un blues con marcado carácter Lizzy. En "Breakdown" las teclas unen los mundos de Magnum y Thin Lizzy. En la parte final se encadenan "Here We Go", típico cántico que podemos escuchar en los estadios de fútbol del Reino Unido, "Whiter Shade of Pale" y "Like A Rolling Stone". A modo de "bis" tenemos "Sarah" del "Black Rose" de los Thin Lizzy. Sonido bastante aceptable.
J.C.Miñana





Temas
1. Yellow Pearl
2. Nineteen
3. Sisters of Mercy
4. Harlem
5. Parisienne Walkways
6. Crime Rate is Going Up
7. Breakdown
8. Here We Go
9. Whiter Shade of Pale
10. Like A Rolling Stone
11. Sarah









Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      






que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

FREE RIDE - Free Ride (2019) (Entrevista - Análisis) (Rockliquias Bandas)

El pasado mes de Mayo la banda de la estepa alcarreña Free Ride editó su primer disco. Sonidos stoner mezclados con algo de punk, grunge, psicodelía y blues. Hablamos con ellos para conocerlos mas a fondo.


Rockliquias.- Hola amigos de Free Ride nos podéis comentar ¿por qué os llamáis Free Ride?

El nombre de Free Ride significa libertad de elección de tu propio camino en la vida. Así como en el snowboard la modalidad free ride es lanzarse por un terreno salvaje, sin camino hecho, nosotros lo extrapolamos a la vida, en la que nadie te dice cómo hacer las cosas, sino que eres tú el que marca el camino a seguir.

Rockliquias.- ¿Quiénes son Free Ride? ¿Cómo se formaron?

Free Ride son dos hermanos, Víctor y Carlos (bajo y batería respectivamente) y Borja (guitarra y voz). Procedemos de las afueras de Madrid, de la estepa alcarreña, donde solíamos juntarnos de vez en cuando para beber cervezas, fumar hierba e improvisar durante largas horas. Desde hace poco más de dos años, decidimos comenzar a armar canciones en el garaje de los hermanos Bedmar, donde aún ensayamos a día de hoy.

Rockliquias.-  En Mayo de 2019 habéis publicado vuestro primer larga duración, "Free Ride" ¿Qué detalles nos podéis aportar de la grabación? 

El disco está 100% producido y grabado por nosotros, con cero presupuesto. Básicamente está grabado con un ordenador portátil, una interface de audio y dos micrófonos. La producción quedó en manos de Borja, y la grabación se hizo 50% en su home studio y 50% en el garaje donde ensayamos. Nuestra pretensión con este disco no era más que difundir entre el público las canciones que teníamos, no esperábamos para nada la aceptación que está teniendo. Estamos alucinando cómo la gente nos está contactando y felicitando desde miles de kilómetros, para nosotros eso es lo más grande, que gente desconocida y que vive a tomar por culo disfrute con nuestra música. Y siendo con una grabación casera hace que no sintamos más orgullosos.


Rockliquias.- El disco se inicia con el instrumental "Sativa", stoner psicodélico en la línea de grupos como The Re-Stoned. ¿Cuáles son tus influencias musicales?

Escuchamos una gran variedad de sonidos dentro del espectro del rock; punk, grunge, stoner, rock 70s, blues, garage…  Es evidente la influencia de grupos como The Atomic Bitchwax, Fu Manchu, Kyuss, Nebula… pero también la psicodelia, como por ejemplo el tema que mencionas, Sativa. Mucha influencia también de grupos como Pink Floyd, Colour Haze, Causa Sui, Earthless…

Rockliquias.- El segundo corte es "Free Ride", puestos a poner etiquetas podríamos calificarlos como "Stoner punk", con una graban labor guitarrera y una contundente sección rítmica. 

Sí, totalmente. Quizá donde todos coincidimos y nos sentimos a gusto tocando es dentro del stoner primigenio de los 90 y el punk rock. Todos comenzamos a introducirnos en este mundillo por medio del punk rock y es una influencia muy presente en todos nuestros temas. El tema Free Ride en particular es uno de nuestros temas más directos, con una sección rítmica totalmente punk rock, y si esto lo mezclamos con unos tintes psicodélicos y unos solos bien ácidos, obtienes Free Ride.

Rockliquias.- "Die Forever" viene cargadito de sonidos setenteros psicodélicos con buena dosis de fuzz ¿ De que forma está presente los 70 en vuestra música?

Los 70 y finales de los 60 son una constante en nuestra música, para nosotros es la era dorada del rock, es la época en la que se sentaron las bases del rock and roll y la evolución definitiva del blues; Led Zeppelin, Black Sabbath, Pink Floyd, Hendrix... crecimos escuchando estas bandas. Bases rítmicas con un sonido más garagero y unas guitarras setenteras son nuestra fórmula para hacer canciones.



Rockliquias.- "Libido Rising" continua con la descarga "stoner psicodelic" con cierto regusto "garage". ¿Quién ha diseñado la portada?

Libido Rising es el tema más gamberro de la banda y como ya hemos dicho, el toque garagero siempre nos ha tirado bastante. La portada la diseñó Carlos (Batería) a contrarreloj, queríamos sacar el disco unos días antes de un concierto que teníamos en Madrid, por lo que no había mucho tiempo. Carlos tenía una idea para la portada y en un par de días nos mostró el diseño final, un guiño al arte visual y lisérgico de los 70, a todos nos gustó y decidimos que era una portada que tenía una buena sinergia con la música del disco.

Rockliquias.- "Nowhere Fast" no baja el nivel de decibelios y de buenos y potentes riffs. Se os ha comparado con grupos como Nebula ¿Qué opináis del tema?

Sí, con Nebula y con Fu Manchu. Es cierto que a los tres nos encantan estas dos bandas y su influencia está muy presente. Nuestras canciones, al igual que las suyas, están bien cargadas de fuzz y con un sonido próximo al punk rock. Si a eso le sumamos el hecho de que el registro de voz de Borja y Eddie Glass son similares, las comparaciones son inevitables... También nos han comparado bastante con otras bandas como The Dandy Warhols o Mudhoney en ciertos temas.

Rockliquias.- "Rolling the Wheel" con una línea de bajo atronadora te taladrará el cerebro ¿Qué importancia tienen las letras de las canciones en vuestras composiciones? y ¿Quién se encarga de escribirlas?

Las letras de las canciones son bastante importantes para nosotros. Nos gusta transmitir ideas y conceptos profundos en nuestras letras. Rolling The Wheel concretamente habla del rat race, un concepto anglosajón que equipara a los humanos con ratas que intentan ganar una recompensa como el queso, en vano. Al igual que los humanos que llevan un estilo de vida repetitivo que no deja tiempo para la relajación o el disfrute,  entregar tu tiempo al trabajo para conseguir dinero y comprar con ese dinero cosas para alimentar una falsa felicidad. Todas las canciones las escribe Borja (guitarra y voz) en una línea oscura, de misantropía y filosófica.


Rockliquias.- "Caravan" supone un remanso de paz en esta maravillosa locura sónica. ¿ Qué podemos esperar en directo de Free Ride? 

Free Ride en directo intentará taladrarte el cerebro con su sonido contundente. Hay cierta diferencia entre el disco y el directo de la banda. Al igual que el disco está grabado con improvisaciones en todos los solos, en directo es igual, no hay dos conciertos de Free Ride iguales. En los temas más viajeros y psicodélicos partimos de una estructura base y a partir de ahí jameamos por encima sin un tiempo determinado. Canciones como Opium, en directo puede durar 8 minutos o 16, nos dejamos llevar.

Rockliquias.- "Nothing to Lose" vuelve al sonido stoner con multitud de efectos sonoros que realzan la composición ¿Cómo estructuráis la composición de los temas en el estudio?

Nothing to Lose es punk rock en estado puro, repleta de solos con ese toque setentero que tanto nos gusta, una de las canciones más rompedoras en directo. Cuando empezamos a grabar ya teníamos las canciones bastante cerradas y estructuradas y teníamos una idea aproximada de cómo queríamos sonar. Los temas suelen venir de un riff en un ensayo o un riff trabajado desde casa y desde ahí empezamos a construir y a desarrollar la canción, otras veces Borja nos enseña una canción que ha compuesto previamente y comenzamos a trabajar desde ahí. 

Rockliquias.- "Horny and Lonely", podría trasladarnos al sonido grunge. 

Totalmente. Todos tenemos mucha influencia grunge desde siempre, bandas como Melvins, Nirvana, Pearl Jam, Alice in Chains, Mudhoney, Bush… marcaron nuestra adolescencia, y en temas como Horny and Lonely sale a relucir el ramalazo grunge que llevamos dentro. Es un tema que nos gusta especialmente, porque como nosotros decimos, este tema es puro mojo.


Rockliquias.- "Crazy Woman" mezcla blues, stoner y por supuesto psicodelia. 

Nos encanta esa mezcla, jodido heavy blues. Es el tema donde más claramente se puede apreciar la influencia del blues porque nos ceñimos al 100% a la progresión de blues clásica, sin embargo, Free Ride no es más que blues camuflado entre riffs con fuzz y efectos de delay. Si escarbas en el sonido de Free Ride te darás cuenta de que el 80% de su esencia es blues.

Rockliquias.- El disco se cierra con otro instrumental, "Opium" siguiendo la línea de su primer tema. Ambiente jam total con sonidos "space rock", siguiendo los pasos de unos Color Haze, por ejemplo. ¿Cómo van las presentaciones del disco? ¿Tenéis fechas de próximos conciertos?

Opium es la primera canción que sacamos como Free Ride y una de las más queridas en nuestro directo. Es un tema que compuso Borja hace bastantes años y que empezamos a tocar en cuanto montamos la banda. Es nuestro tema más psicodélico y el más abierto a la improvisación en directo. 

El disco está teniendo una gran aceptación y unas muy buenas críticas, es curioso que nuestros oyentes son en su mayoría de EEUU, UK y Europa Central, nos encantaría poder hacer alguna gira próximamente por el extranjero, pero aún tenemos que mover muchos hilos. De momento estamos preparando varios conciertos para este verano que anunciaremos próximamente junto alguna que otra sorpresa.

Rockliquias.-¿Qué le dirías a nuestros lectores para que se compraran el Cd y fueran a tus conciertos?

Nos da un poco igual si compran o no el disco. Lo que queremos es que lo escuchen en Bandcamp, Spotify o Youtube, lo agreguen a sus favoritos y les pique el gusanillo para que vengan a vernos en directo que es donde somos más fuertes. Por supuesto siempre son bien recibidas las ventas del disco para ayudar con los gastos de la banda, de momento en Bandcamp se está vendiendo bastante bien. 

Muchas gracias por la entrevista, ha sido un placer. Nos vemos en algún bolo próximamente!! 






Contacto:




P.D: Cualquier banda que esté interesada en aparecer en  esta sección puede ponerse en contacto con nosotros  : rockliquias@hotmail.com

Imprescindible realizar una música con referencias al rock de los 70

Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                    
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

PANDORA SNAIL - War & Peace (2015) (RUSSIAN PROGRESSIVE ROCK)

Bueno una banda relativamente reciente con este disco en estudio y un directo de 2017. Pandora Snail se crearon San Petersburgo en 2008 y se trata de músicos completamente profesionales y con estudios académicos. Los miembros de esta increíble agrupación rusa son: Ulyana Gor a los teclados y composición. El violinista Artem Gareev. Oleg Gorgadze en guitarra y composición. Vsevolov Shuvalov en la batería y el bajista Kirill Klushin.  



  Como todo lo nuevo para mí, presto una atención especial en unas músicas bastante distanciadas del género actual al uso, pero muy próximas a lo clásico contemporáneo adaptado a lo que en parte se ha dado en llamar “rock de cámara” primo hermano del sinfónico progresivo pero con unas bases mucho más intelectuales y refinadas. No es fácil definir así a primeras de cambio la música de esta gente y mucho menos empezar a buscar referencias que es un vicio malo que tenemos los que escribimos sobre música porque, no nos engañemos, resulta más cómodo y fácil. Salvo que un grupo base su trabajo copiando a los de siempre, yo siempre intento buscar el lado más original del asunto. Es complicado porque por mucha música que hayas oído y tengas un buen archivo referencial nunca aciertas del todo realmente, pero al menos si te aproximas lo mejor y más cerca posible, realizas tu trabajo lo más honestamente posible. A día de hoy escuchar algo que sea completamente novedoso es una tarea imposible a todas luces. Todo está exprimido hasta la extenuación, pero al menos siempre hay alguien que arriesga y te da alguna alegría. Yo intuyo que las bandas del este guardan sorpresas conforme pasa el tiempo y tiene su lógica. Ahora los rusos pueden hacer cosas con libertad sin tener que pedir permiso ni copiar a occidente. Es un mundo por descubrir de un país inmenso y es bueno que hagan las cosas a su manera. 


Escuchándolos y sin que sirva como precedente puedo acordarme de los japoneses Asturias en sus dos vertientes acústica y eléctrica y también a la mejor época de Isildurs Bane o ya más alejados los húngaros After Crying. Es lo más cerca que se me ocurre para definir las composiciones de Pandora Snail, que son y lo digo sin duda alguna absolutamente maravillosas. 

Con guerra y paz su único disco de estudio y desconozco si hay alguna alusión a la famosa obra literaria de Tolstoi, hasta el momento quizás sea apresurarme demasiado, pero lo que oigo me parece sencillamente extraordinario, hermoso y bello. La música es compleja, pero de un gusto y lirismo exquisito y esto para mí es más que suficiente. Pasan del clasicismo modernista al jazz más refinado y lo combinan con un perfume folk eslavo lleno de líneas de violín y trazos de fusión rock evolucionado hacia formas tremendamente amables. Hay ciertas partes más densas y agresivas en la pieza más larga del disco “James Pont” que pueden recordarte en algo a los Crimson época David Cross pero sin tanta histeria sonora. El órgano nos dice que tampoco por ahí van los tiros y las intervenciones de la pianista me recuerdan tremendamente a Serge Rachmaninoff. La argumentación es rica en el aspecto técnico instrumental. Alta elaboración y recursos inteligentes. De momento no aparecen voces, aunque están acreditadas y estamos ante un interesante cúmulo instrumental. No hay concesiones a lo fácil y directo pero cuando se ponen líricos y melancólicos recorre cierto escalofrío. Ya veo que a esto le llaman prog ecléctico. Que yo sepa el progresivo siempre ha sido tremendamente ecléctico y diverso en sus fundamentos y en sus estructuras musicales que siempre encauzaban el agua de distintas fuentes. 


Música de alquimia y orfebrería quizá sería más preciso. Es curioso también que ningún tema se parece a otro. Lo han hecho francamente bien. Músicos de verdad que saben llevarte y mantenerte el interés hasta el final. El violinista es realmente fascinante escucharlo al igual que los arreglos meticulosos de la instrumentación en general. Merecen la pena en serio y la última pieza “Satori” es una perla de animados contrastes musicales donde aparece algo de voz coral y delicadeza a partes iguales. Hacía días que un disco no me levantaba la moral como este. El live en Babooinumfest en san Petersburgo es igual de bueno y como tocan los tíos.
Alberto Torró



Temas

Dilemma 05:52
By The Mountain River 03:48
To Catch The Wind 03:53
Submarine 05:21
James Pont 16:36
Mother's Tears 04:22
Red Rivers 02:08
Stones' Names 03:57
Dance Under The Bullets 03:08
After The War 04:51
Satori 08:05






Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...