Entradas

Mostrando entradas de junio, 2021

SPRUCE - Spruce (1975 / Out to Lunch)

Imagen
  Más que nunca, apetece éste tipo de discos olvidados, para perderse con ellos por un camino de cabras, a todo volumen en tus orejas. Pocas cosas reflejan mejor la (perseguida) libertad absoluta. De eso sí que sabían los hippies de los 60/70. Filosofía  que cuanto más veterana se hace, más cobra sentido en éstos tiempos absurdos. Un prensaje privado de rural southern/West Coast/ country rock es la píldora  que lo cura todo. Y Spruce fueron ése trío medicinal. Bruce Colegrove, Dave Gavin y John Tambolleo a las acústicas y voces. Seguro que ya te suena de algo. También se repartían composición,  bajo, dobro,  guitarras eléctricas o pedal steel. No hay batería.  No se echa en falta. Perdón,  baterías del mundo. En los primeros compases de "It's Been So Long" sentimos la brisa optimista de Allman Bros en su "Brothers & Sisters", pero en acústico virguero y armonizadas voces deliciosas a la Crosby, Stills & Nash. Aquí ya me han ganado por KO en el primer asa

MIGUEL MORALES: La campechanía elegante (Entrevista 2012)

Imagen
 Miguel Morales es, ante todo, un verdadero amante de la música. Nacido en una familia que daría artistas notorios para la escena nacional como Junior o Ricky Morales, desde muy joven comprendió que tras una buena canción se podía esconder tanto la felicidad como el futuro. En pocos años, y una vez pisando la profesionalidad, pudo tratar con sus hermanos de igual a igual en cuanto a méritos alcanzados en la industria se refiere. Instrumentista inquieto, Miguel ha formado parte de agrupaciones tan necesarias en nuestra historia pop como Los Brincos o Barrabás. Además de trabajar junto a África Paredes en el nuevo artwork de la reedición del Eterna Juventud de Brincos que se publicó en 2017 –al igual que de su CD solista De Corazón–, tuve el honor de poder entrevistarlo en 2012 para repasar una vida colmada de momentos insustituibles.    ¿ Qué recuerdos familiares te vienen a la mente cuando piensas en tus primeros amores por la música, cuando viste que aquellas canciones que oías tambié

MORGAN FISHER - Re-Fresh (1995 / PREM)

Imagen
 Teclista para la historia del rock británico,  Morgan Fisher no ha parado de evolucionar desde los 60. Por entonces con Love Affair. Pero será mundialmente conocido por ser el teclista de Mott The Hopple, y sus spin-offs como Mott  o British Lions. Existe conexión constante que lo acabará uniendo a Queen. Primero con los progresivos Morgan (su "Nova Solis" es obligado),  y su cantante, Tim Staffel (vocalista de Smile,  banda pre-Queen). Mott The Hopple llevaría abriendo conciertos a unos primerizos Queen. Y finalmente acabará como teclista de sus majestades,  en la gira europea de 1982. Aún podríamos agregar en su CV a Third Ear Band (influencia que percibo en éste disco), Medicine Head y algún que otro proyecto 70s. En los 80 se enamora de Japón y de la fotografía. Hasta hacerse un nombre en círculos artísticos del gremio, con innumerables exposiciones,  sobre todo por Tokyo. Inevitablemente entra en la new age que rige el mundo por entonces. Ya tenía yo ganas de elegir un

The Sean Chambers Band – Live From The Long Island Blues Warehouse (2011)

Imagen
  Ya hemos hablado en alguna ocasión del programa de Mark Klein, " Blues Warehouse ". En el artículo de hoy nos trasladaremos a sus estudios situados en Long Island, Nueva York, para escuchar la actuación de Sean Chambers, uno de los mejores guitarristas de blues. Sean Chambers comenzó su carrera musical a principios de los 90 encabezando una banda tributo a Stevie Ray Vaughan. En 1998 publica su primera producción, "Strong Temptation". Es mismo año le llega la oportunidad de acompañar a Hubert Sumlin en un festival en Memphis. Hubert queda impresionado con su forma de tocar y lo contrata para su banda. Durante cuatro años realizan giras por Estados Unidos y Europa obteniendo un notable éxito. Su siguiente trabajo en solitario ve la luz en 2004, "Humble Spirits" y cinco años más tarde edita "Ten Til Midnight" en la discográfica Blue Heat Records con la que grabaría dos discos más: "Live from the Long Island Blues Warehouse" (2011) y &qu

The Shaggs ‎– Philosophy Of The World (1969)

Imagen
Muchos sabemos que The Shaggs, a pesar de estar sentenciadas a una práctica musical dirigida como un proyectil hacia el impacto de las amañadas tramas basadas en primitivas prácticas de previsible trampa en el torpe Jaque Mate final, realizaron una de las obras discográficas más sobresalientes de la historia contemporánea de la vanguardia del Pop Art.  Por inverosímil que pueda resultar su historia, The Shaggs aún siguen siendo el trío más significativo y relevante que nos ha concedido la Outsider Musical. Mucho más allá de ser un esperpento tragicómico sin precedentes, a finales de los años sesenta, tres hermanas oriundas de Fremont, New Hampshire, aisladas del mundo y sin base musical alguna, son obligadas por su padre a formar un grupo.  Resulta cruel señalar que tenían el sentido de la melodía, armonía avalados por sus carencias de conocimientos como instrumentistas en la retina del brillo ausente. La estructura arrítmica y disonante de la obra, a la que podemos añadir a una naif,

ON THE RISE - Dream Zone (2009, Frontiers Records)(Los Jueves AOR)

Imagen
 Terje Eide creó para 2003 un disco compacto que más pareciese un extraño espejismo. On The Rise era el título del trabajo en cuestión, el mismo que el de la banda que lo firmaba. Este proyecto, en el que Eide ejercita su pericia como hombre orquesta, inyectaba un apasionamiento brillante a la corriente de ese AOR que pretendía ponerse a la moda en el nuevo siglo. Después de aquel lanzamiento, a On The Rise se lo comió la tierra y nunca más se supo. Sin embargo, Eide volvió por sus fueros en 2009 y bajo el sello –Frontiers Records nuevamente–, para entregar una continuación que, como pasó con su debut, recupera una forma de hacer las cosas con cariño extremo. Dream Zone plantea de manera impecable un rock melódico cargado de referencias, aunque igualmente sabedor de su marca particular. Al inicio de la obra, y ante todo gracias a los temas “Lifeline” y “Lost Your Track”, el oyente disfruta de un auténtico déjà vu, de esa retrotracción a los estatutos Survivor –y por extensión a lo que

OAKLEY - Oakley (1980 / Nova)

Imagen
 Canadá,  tierra de gigantes (qué gran serie!) silenciosos. De los que nada se sabe y son legión de nombres que merecieron más reconocimiento internacional. En Nova Scotia, Ritchie Oakley deja a los Soma y reúne un combo de alta competencia. Wayne Nicholson y Doug MacKay (vocalista y batería respectivos), venían de Horse. Bruce Dixon era el bajista de Sandy Road. Y el teclista John Lee termina de completar la formación.  Se patean la tradicional ruta de garitos y solidifican un distintivo estilo. Lee se larga y entra a las teclas Bill McCauley, de la banda Redeye. Pronto fichan y graban su único homónimo álbum, un disco que llegará a oro y que aquí es un completo desconocido.  Su actividad de directo es frenética,  coincidiendo en escenarios con Doobie Brothers o April Wine, por citar unos pocos. En el 81 entra un segundo guitarrista, Dave Gallant, pero en 1982 Oakley dan sus últimos conciertos. Terry Brown va a ser uno de los ingenieros tras los controles, que imprime un sonido direct

OZRIC TENTACLES - The Yum Yum Tree (2009, Snapper)

Imagen
 A mediados de los años ochenta Ozric Tentacles comenzaron a editar en oficialidad, demostrando a los pocos álbumes que eran capaces de hacer de su capa un sayo y montarse auténticos universos desconocidos no necesariamente en onda imperante. Se les catalogó de psicodélicos al igual que de progresivos espaciales, aunque parte de la crítica les quiso expulsar de este saco con en salto de década, debido a sus repeticiones electrónicas o esas paletas que van del dub a lo alucinógeno de Hawkwind. The Yumyum Tree es un disco compacto que perfectamente puede volar tras la estela de The Floor’s Too Far Away. Aquí no hay la mezcla entre bucólico, introspectivo y pizca tribal de Erpland. Los paisajes sonoros son muy evocadores, totalmente bailables en su mayoría, sinuosos a la par que diestros en la velocidad.  Si proyectos como Ship Of Fools buscaron sus huellas en un trabajo como Let’s Get This Mother Outta Here, Ozric Tentacles se saltan su propia leyenda –como vienen haciendo en este nuevo