SAD CAFE - Facades (A&M, 1979)

 La música puede ser un bálsamo sanador hasta en los momentos más bajos y deprimentes. Imagina la escena. 1982, Ceuta, un cuartel decrépito y mugriento. Secuestro legal trabajando gratis un año de tu vida. Se llamaba "mili". Todavía estamos esperando explicaciones los esclavizados. Aún así, la música me ofrecía un estado cercano a la felicidad. Sobre todo los sábados a las 16.00, que sintonizaba la BBC de Gibraltar y emitían conciertos en directo de intachable buen gusto. De allí había grabado cintas bootleg de Pink Floyd, Supertramp, Thin Lizzy... Y de repente un día, unos tales Sad Cafe. Ni idea. Me encantaron. Internet era ciencia ficción,  así que tardé bastante tiempo hasta encontrar información al respecto. Esos misterios encantadores que todavía engrandecian más el interés por según qué bandas.



Formados en Manchester en 1976, provenían de dos bandas, como de costumbre, del ámbito progresivo: Gyro y Mandalaband. En una multiformación como septeto, el movimiento de miembros es poco menos que normal. En el futuro, pasarían por sus filas, bien como fijos o invitados, músicos del pedigrí de Mike Rutherford, Mel Collins o Phil Lanzon. Tenían a un sensacional cantante llamado Paul Young. Ya había cantado previamente en el beat group, Toggery Five. RCA los ficha y editan el debut "Fanx Ta Ra" en 1977. Extraño tituló para un elegante sonido que metía en coctelera riffs hard rock, adult pop (decía la crítica), finas volutas de blue eyed soul y un soft AOR con disposición pomper. Delicioso. Con "Misplaced Ideals" (1978 / RCA) consiguen meter cabeza en el top USA con "Run Home Girl". Está claro que su música ha de gustar por esos pagos. Le seguirá nuestro elegido de hoy, "Facades", producido por el guitarrista de 10 CC, Eric Stewart. En esas manos, la cosa sólo podía ir bien. Consiguiendo un UK top 3 single con "Everyday Hurts", (que en mi copia americana aparece sólo como "Everyday"). Y otras dos entradas en el top 40. La formación en esos momentos se había rebajado a sexteto. Siendo su inicial saxo sólo requerido en un tema, como invitado. Así pues, además de Paul Young como vocalista, estaban Vic Emerson (teclados), Dave Irving (batería, voces), John Stimpson (bajo, voces), Ian Wilson (guitarra, voces) y Ashley Mulford (guitarra, voces). Éste último sustituía al original Mike Hehir. 

El disco es una gozada de voces resplandecientes y soleados temas más identificados con las playas de California (o de Levante), que con el mustio tiempo británico. "Take Me to the Future" adquiere tics art rock influidos por Eric Stewart, seguramente. Pero ofreciendo saneado y saludable AOR con gloriosa coral y pirotécnicos riffs. Si te gustan combos como Pablo Cruise, estás en el sitio adecuado. La intro de teclados de "Nothing Left to Lose" es equiparable a cualquier gigante pomp. Que se desarrolla en esa misma tesitura con superior inspiración. Young es un as como cantante, y aquí suma puntos. Puedes orientarte si gustas de sagradas oscuridades como Air Raid, Breathless o Aerial.  "Everyday" dio el pelotazo con un tipo de canción ganadora, de perfil West Coast, entre America y Player. Deliciosas guitarras y armonías, con protección solar 10. Otra que se coló entre las preferidas de la radio fue "Strange Little Girl", con un claro guiño Styx no alejado de "Cornerstone" o "Paradise Theater", nada mal a mis oídos. De hecho es un brillante corte de admirables pomp guitars, y art rock flavour a la 10 CC. Ese elemento hard astutamente oculto,  se aprecia al comienzo de "Crazy Oyster". En un cruce entre los riffs de Mick Ralphs y las corales de Máx Webster o Godley & Creme. Sublime.

Dando la vuelta, aparece el saxo de Lenni Zaksen en su única intervención  para "Emptiness". Finas guitarras y voces, teclas que trabajan para la canción, ritmo funk y la soberbia voz de Paul Young. El factor funk persiste en "Time Is So Hard To Find", bien mezclado con cali-rock en cercanía clara con Toto. El diálogo entre guitar - keys no envidia a éstos. Ni Young a Kimball. "Angel" no tiene inconveniente en quedarse por West Coast andurriales entre Eagles, Doobie Brothers y Steve Miller Band. Como single, hubiera sido otro acierto. No puedo evitar recordar a Boz Scaggs, León Russell o Little Feat cuando escucho la estupenda "Get Me Outta' Here". Y hasta a Supertramp. Era el sonido ambiental de una floreciente época para la música. La final "My Oh My" también entró en las ondas, con su reconocible estribillo stoniano y mobiliario softie a la Baby Grand, Little River Band o Les Dudek. 



Sad Cafe aguantarían hasta 1990. Su último disco del 89, "Whatever It Takes", es un goloso postre del mejor AOR del momento. En vida activa dejarían 7 álbumes y un live.

Paul Young pasará a Mike + The Mechanics, hasta su fallecimiento en el 2000 a los 53 años. Una tremenda pérdida. Tras tres intermitentes reuniones, Sad Cafe continúa en la actualidad con tan sólo Ian Wilson como miembro original. Siempre he creído que merecieron más notoriedad......será por el nombre......no sé ...Mejor me voy a echar un carajillo.

J.J.IGLESIAS










                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios