Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

PLASTIC WOODS - Icarus (2019) (Rockliquias Bandas)

Hace más de un año que los antequeranos Plastic Woods editaron "Icarus", un cúmulo de sonoridades  donde podrás encontrar una mezcla de estilos realmente curiosa. Nos pusimos en contacto con la banda para que nos contasen de forma "breve" y precisa los entresijos de su obra


Rockliquias.- ¿Por qué Plastic Woods?

A decir verdad, surgió en un intento (a veces llevado a los límites de la desesperación), de combinar una serie de conceptos que se nos antojasen interesantes. Que definiesen, por ejemplo, nuestro “eclecticismo” o nuestra visión del concepto general de la banda. En cierto momento, y tras el primer palo a nuestro autoestima por llevar un año tocando y componiendo sin tener un nombre definido, apostamos por buscar elementos verbales simple y llanamente sonoros. La premisa más básica a la hora de ponerle nombre a tu banda es que no te de vergüenza decirlo en voz alta, pero esto, como sabemos, depende de tantos factores (a los que se suman el inevitable nivel de pronunciación del usuario en nuestro caso) que llega un punto en el que la cuestión llega a su límite y simplemente te dejas llevar por ese momento catártico en el que algo, normalmente tras una fiesta prolongada, te llega como una revelación que no puedes dejar de lado. Ese fue el caso de Plastic Woods. Antonio Muriel (bajo, memes) tenía un prolijo documento de texto en el que había apuntado hasta la maldita última idea no arrebatada por los eones del lenguaje o la proliferación de bandas en internet. Sí, esas que te quitan ese nombre que iba a romper los esquemas de toda la historia del Rock and Roll. Ante la cantidad de galimatías apuntados en el susodicho documento, decidimos imitar a nuestros amados artistas del Dadaísmo y combinar con la clásica técnica del cut-up aquellos pares de conceptos que se nos antojaron más interesantes (repito, interesantes como solo pueden serlo tras unas horas entregados a los placeres de la bebida).

Esto nos llevo a nuestro intrincado oxímoron, en el que de la contradicción surge una nueva unión de fuerzas dispuestas a llevar las ondas sonoras a su correcto cauce. Plastic Woods es esa eterna lucha filosófica entre contrarios, esa tendencia ahistórica a unir lo clásico y lo moderno como si nunca hubiese existido una distancia histórica insalvable entre ambos, es lo retro, lo pagano y lo sensual retorcido como una rama arbórea alrededor de un montón de 0´s y 1´s, de cafeteras expresso de mala calidad, de juguetes abandonados en chernobyl, dispuesta a estrangular la artificialidad del presente sin olvidar que depende por entero de él. En resumen, y siguiendo la estela que nuestros antepasados proggers nos dejaron como una marca de Caín, tuvimos necesariamente que escoger el nombre más extraño, contradictorio, difícil de comprender y, en las mejores ocasiones, de pronunciar, que nuestras distorsionadas mentes podían conseguir. De ahí nace una idea que, por sí misma, ha ido cobrando vida y llenando nuestros corazones de júbilo cada vez que hacemos como si supiésemos poner bien entre nuestros labios el maldito woods de las narices. En cualquier caso, es un nombre que no pretende venderte la idea de que sus integrantes son la nueva sensación adolescente, así que no os podéis quejar.

Rockliquias.- ¿Quiénes son Plastic Woods?

Plastic Woods es un trío, con todo lo que ello conlleva (risas).
En cierto momento de los albores de la historia de nuestra especie, una pareja de amigos (o algo más) se dio cuenta de que se aburrían sobremanera repitiendo incesantemente los mismos motivos de animales y espíritus arbóreos que tenían el gusto de dibujar, con la elegancia que les permitían sus medios, en las paredes de las cavernas que habitaban. Es entonces cuando apareció el primer listo de la historia, que decidió hacer una crítica constructiva de la manera más pacífica que su encéfalo pudo idear (quizá acabó en hostias). Lo que en un primer momento parecía una intrusión terrible en la cosmovisión de nuestros primeros artistas dio paso, rápidamente, a la necesidad de dejar de lado la endogamia creativa de la época, pues las ideaciones tan originales de nuestros primeros artistas fueron relativizadas y alteradas por una mente ajena a la necesidad típica de los artistas de tener constantes palmaditas mutuas en la espalda. Este hecho, la inclusión del tercero, es entre otras cosas la primera causa de desamor en el mundo. Pero también es lo que ha permitido que el Arte en mayúsculas prospere hasta convertirse en lo que es hoy: cuando tres mentes piensan juntas, suele haber buen rollo, o al menos hay alguien currando mientras el resto se divierten, no sintiéndose para nada cohibido al decírselo. El problema, como imaginaréis, vino cuando un cuarto, quinto y sexto elemento se unieron al proceso y dieron al traste con los muy bien establecidos roles de nuestros antepasados, generando la necesidad de que hubiese, entre otras cosas, un líder metafísico que, aparte de salir hablando en las entrevistas, cobraría más por hacer prácticamente lo mismo que el resto pero con el añadido de tener una vida sexual más intensa. Plastic Woods no creemos en el autoritarismo, y mucho menos en tener que complicarnos la vida haciendo asambleas en las que te da vergüenza decirle al teclista que pare de mirar el móvil mientras aprobamos que en la próxima gira nadie se va a gastar el dinero de los vinilos en ginebra o restaurantes de alto standing.

Es por eso que Plastic Woods hemos decidido, desde el principio, mantener las cosas muy a lo old school y dedicarnos a enrolar a un montón de gente en nuestro proceso creativo sin llegar a la difícil situación de tener que echar a nadie por dejarnos tirados un domingo mientras decidimos cómo meter un 6/8 en una canción de pop con influencias de la música otomana. Tal es nuestro nivel de solidaridad. Javier Rubio Arrabal es el que se encarga de darle una base de pintura coherente a la pared donde todo cobrará sentido, el protoplasma y germen de las cosas. Antonio Pérez Muriel es como el primer individuo que decidió que el bisonte quedaría muy chulo pintado en 2d, solo que todo esto del arte primitivo le pilló tarde y le dio por comprarse un bajo eléctrico. Jesús de la Torre es el listo que se mete entre esta parejita feliz y hace canciones sobre desamor e ideas filosóficas mientras los otros dos intentan entender qué narices quiere el chaval. Somos amigos, no Pink Floyd: nuestra perfecta sinergia nos permite un aprovechamiento singular de las fuerzas creativas, en la que cada uno puede mostrar lo mejor de sí mismo a nivel instrumental, y una comunicación fluida en la que las influencias particulares se transforman en algo mayor sin que medie mucha pasta de por medio. Ejemplos los hay a miles, pero todo esto sería imposible sin toda esa gente que se ha detenido a ayudarnos. A ellos, mil gracias, y perdón por ser tan personajes.


Rockliquias.- ¿Cuáles son vuestras influencias musicales?

Lo cierto es que quizá este sea el punto que hace que la música de la banda sea verdaderamente interesante. En nuestro primer álbum, Icarus, nos dejamos llevar en cierta medida por la idea de cómo ha de sonar un álbum de prog rock conceptual. Sabíamos que queríamos contar una historia y que esa historia debía estar bien hilada. En ese sentido, existe todo un canon de referencias en las que basarse para poder producir algo medianamente potable, pero es una fórmula que se ha usado tantas veces que ya es el equivalente de que te guste la pizza con pepperoni. La diferencia, con respecto a Plastic Woods, estriba en que tenemos un filtro absolutamente abierto a todo lo que nos viene a nivel musical y que no estamos reproduciendo al 100% esta o aquella fórmula, sino utilizándolas todas como un vehículo creativo en el que subirnos a toda velocidad. Con el fin de introducir una identidad propia en vez de esperarnos al aburrimiento del quinto álbum para proponernos narrar algo, decidimos que nuestra entrada en el mundillo musical debía de pretender ser algo así como “un clásico” que asentara una estructura sólida para la banda y una manera propia de hacer las cosas. Independientemente de que nuestras canciones se organizaran en torno a una temática y unas influencias, sabíamos que lo importante de todo ello era dejarse llevar y trabajar con la mente puesta en la expresividad o la creatividad de las canciones, con las que creemos hemos conseguido un debut con carácter propio, quizá lo más importante a estas alturas del cuento.

Una banda que se abandera en ser absolutamente original solo está imitando de otra manera lo que tantas otras han hecho, pues romper un molde, en definitiva, es basarte en él y hacer lo opuesto a lo que representa. Por ello nosotros cogemos todas nuestras influencias y las abanderamos sin tener que afirmarlas directamente, están ahí y sería absurdo pretender que no están. La diferencia entre las grandes influencias de la historia de la música y aquellas que no han trascendido no es tanto la originalidad temática como la actitud y la forma en la que están expresadas. Dicho esto, Plastic Woods tenemos tantas influencias como cualquiera, pero las reverenciamos sin perder de vista que son el manual de Conocimiento del Medio pintarrajeado de la estantería al que no le haces mucho caso cuando te pones a estudiar algo en serio. Nuestras influencias personales se trasladan a la banda como una fuente de recursos que vamos sacando de una biblioteca mental totalmente desordenada. No pretendemos sonar a nada a la vez que sonamos a mil cosas que quizá te vendrán a la cabeza rápidamente cuando nos escuches, pero si piensas que somos setenteros, ochenteros, o la etiqueta de preferencia, es porque podemos presumir de estilo, no porque pretendamos ser el bastardo de Led Zeppelin, Black Sabbath u otro grande de cualquier género (¿Quién, a estas alturas, no lo es?). Hoy vamos a hacer una fusión entre géneros dispares como el doom y el jazz y mañana, quizá, usemos a Chimo Bayo como nexo de unión para crear algo parecido a Kraftwerk; incluso puede que saquemos un disco de cumbia indie, quedáis avisados. Lo importante para nosotros es el amor con el que nacen las cosas, no quiénes son sus padres o madres. Nos encanta el caos, la belleza, la fusión, la experimentación y todos los géneros que lo llevan como insignia, pero son solo un universo de posibilidades con las que jugar.

De todos modos, si la respuesta se te antoja insuficiente, puedes observar toda esa serie de referencias musicales en nuestra página de Facebook.


Rockliquias.- ¿Cómo definiríais vuestra música?

La apreciación del primer LP que se hizo de nosotros en el estupendo artículo, con autoría del Coronel Mortimer, de Lamuerteteníaunblog, es aguda a la vez que abierta, por lo que nos satisface profundamente. La cito de manera literal:

“Suturando la violencia kárstica de amputar el Stoner mediante bisturí Hard Rockero con un hilo trenzado de Psych, Doom y Progresivo, PLASTIC WOODS se desangran en 8 cortes tremebundos que aportan una frescura inusitada a estilos que ya aparentemente habían pasado al grado de manantiales secos (…) Como elegirse a los integrantes de THE BEACH BOYS como protagonistas en una partida de La Llamada de Cthulhu.”

Personalmente, y siguiendo la estela del afamado libro de Aldous Huxley "Las Puertas de la Percepción y Cielo e Infierno", que ya inspiró en su día a Jim Morrison, me gustaría pensar que somos una especie de mezcla a partes iguales de terror y comedia, de motivos que igual remiten a la celebración de la vida como a su inminente obliteración. La tendencia a demarcarse como un grupo feliz, triste, agresivo o amable nos queda un poco grande, por lo que preferimos mantenernos apartados de tales apreciaciones. Lo que sí defendemos a través de nuestra música es la puesta en conflicto de energías contrarias. Cielo e infierno remite a la experiencia psicodélica como la necesaria compañía de ángeles y demonios en la creación y en la vida cotidiana del ser humano; la música no es más que otra manera de intentar cuadrar de la mejor manera posible un universo de sensaciones y símbolos bastante complejo de por sí.

Lo que parece representarnos por entero es la idea de que hay cierto mensaje o intención tras cada canción, ya sea una reflexión, una broma macabra, una historia o simple y llanamente el consejo a gritos de pegarse un buen juergote báquico para mandar a tomar viento todo lo dicho anteriormente. Nos gusta ofrecer una paleta emocional amplia que no reduzca nuestra capacidad de experimentar con las temáticas o expresiones musicales que nos van enganchando, por lo que podríamos decir, como Mortimer, que estamos jugando a un juego de rol en el que te partes de risa y te acojonas a partes iguales. ¿Es hacer trampas? Puede ¿Importa? Más bien poco. Nuestro primer disco tiene muestras de ello, ya que pretendimos profundizar en la psique de un individuo profundamente desarraigado y enloquecido por las circunstancias, con los consiguientes cambios de ánimo y de intensidad que esto impone a la música. Javi Rubio (batería) confirmó en otra entrevista que lo que más nos gusta es la belleza. Lo mismo la encontramos en un ritmo salvaje, en una orgía de agresividad, que en una canción sobre la amistad tras un sábado noche especialmente largo.

Lo cierto es que todo lo anterior se podría resumir en que nos mola dejarnos llevar por lo que va surgiendo y pasando en nuestras vidas, aunque lo de atrás queda más guay y tal.


Rockliquias.- "Icarus", es vuestro primer disco ¿Qué detalles nos podéis aportar de la grabación? 

Por suerte, y pese a nuestra tendencia al caos en lo tocante al estilo, la preparación y grabación de Icarus se dio de una manera bastante fluida y organizada. Las sesiones transcurrieron en Green Cross, en Málaga, un estudio de lo más chick y underground. Por fuera parece una especie de yonkódromo abandonado, pero una vez que pasas sus puertas la calidad técnica del lugar es brillante y han conseguido ofrecer un espacio muy familiar en el que se trabaja con todas las comodidades y avances técnicos necesarios para grabar discos de alta calidad. Sus dueños, Guillermo Ruiz Ravira y Jesús Er Trikel, a.k.a Rick son seres con una inventiva tremenda y pusieron a nuestra disposición tanto su buen hacer como una actitud profesional intachable. Es un sitio donde puedes sentirte todo lo libre que quieras para ser un friki, con comportamientos y manías extravagantes. O lo que es lo mismo: lo que todo buen estudio de grabación debería ser.

En lo tocante a la grabación. A pesar de que Javi Rubio (el de la cueva) se había incorporado al proyecto algo más tarde y tuvo que aprenderse todas las baterías que le había legado Daniel Ruiz (Mother Gun, Pig Studios Granada) a un ritmo bastante acelerado, hizo un trabajo impecable y supo encontrar su lugar en el disco casi mejor que el resto de los demás homo sapiens que se habían tirado ya casi un año desarrollándolo. Consiguió ventilarse muy rápido sus baterías e hizo una base genial para que Muriel y un servidor pudiésemos introducir en ella todas nuestras canciones, arreglos e ideas de producción en prácticamente cuatro días. Todo se llevó con bastante trabajo a las espaldas, por lo que no tuvimos muchas complicaciones, aparte de la clásica tendencia de los cantantes a ponerse nerviosos y perder/recuperar la voz en el fin de semana que les toca desgañitarse durante horas en una pecera de 15 metros cuadrados mientras beben chupitos de whisky e infusiones de jengibre para encontrarle un punto medio a la cuestión.* inhala con fuerza * La cantidad de guitarras, micrófonos, pedales, cables y experimentos in situ merece que alguien escriba un libro dentro de unos años (cuando esa mierda de dinero, claro). Mención aparte merece nuestro pluriempleado productor Antonio Muriel, quien, tras sucesivos comentarios en forma de “susurros” al oído dirigidos al encargado de la grabación, Rick, provocó el siguiente comentario a través del micro de enlace: “Jesús, tu colega Muriel está cogidísimo, pero cogidísimo...”. Muriel, desde entonces también conocido como the whisperer, se encargó de darle a la mezcla muchos detalles que hacen que el disco posea tantas capas interesantes bien hiladas. Mención aparte merece Elvira Simancas, que le otorgó un subidón increíble a canciones como Dressed In Black o ...And rise the sun con su buen hacer al clarinete.

Por lo demás, no os vamos a engañar, cuando no estábamos grabando estábamos intercambiando paliques del tamaño del Coliseo de Roma sobre todo tipo de cuestiones. Javi se dio con una cantidad increíble de latas de cerveza del ultramarinos más cercano a la vez que ofrecía sus impresiones sobre lo que estaba sucediendo desde el sofá y Muriel, bueno, si no lo conocéis no sé a qué estáis esperando.


Rockliquias.- ¿Qué significado tiene para vosotros el título del disco, "Icarus"?

Este tema es complejo y va a ser difícil ponerlo en perspectiva de manera que no convierta la entrevista en una especie de tesis doctoral infumable. Pero sí, Icarus es un álbum conceptual y absolutamente todo lo relacionado con el disco está pensado con una intención expresiva concreta, desde las letras hasta los arreglos, pasando por el diseño y hasta por la cantidad de distorsión elegida para cada tema (o chorizacos de fuzz en la jerga usada por the whisperer para referirse a las ondas masivamente comprimidas de las canciones más cañeras). La historia se puede explicar de manera simple: con Icarus, y basándonos en el mito griego que le da nombre, pretendíamos traer al presente esta historia sobre pérdida, exceso, tragedia y muerte.

Ahora viene la parte intensa e infumable. La mitología siempre ha sido, es, y será una herramienta cultural de transmisión de valores increíble. Por mucho tiempo que pase siempre está ahí como un apoyo en el que basarnos para poder explicar cómo funcionamos a nivel moral, social o político. Puesto que, muy en los inicios de la banda, nos dimos cuenta de que las canciones estaban empezando a tener cierta “conexión” misteriosa entre ellas, decidimos que era momento de apretarle las tuercas al asunto y llevar el concepto lo más lejos que pudiéramos. La tragedia de Icaro, ampliamente difundida en la cultura tradicional, intelectual e incluso popular, se convirtió en un vehículo perfecto para expresar una temática de actualidad: la crisis de los refugiados en Grecia. Nuestro Icaro, como comprenderéis rápidamente, encarna en su arquetipo a una persona que ha perdido su hogar de origen y ha de trasladarse, pasando por todo tipo de penurias, a un país occidental a una edad muy temprana (sí, lo has adivinado). A medida que íbamos indagando en el mito original, nos dimos cuenta de que podíamos organizar toda la obra y sus elementos basándonos en ella y aplicándoles un sesgo actual (cosas como el padre inventor, el laberinto, las alas, la madre de Ícaro o el minotauro pasaron a transformarse en campos de refugiados, pateras, terrorismo o el símbolo del poder y la autoridad de la Guerra o el Estado). Poco a poco todo comenzó a cobrar forma y acabamos presentando el disco que ahora podéis escuchar e interpretar a vuestro antojo. En él existen numerosos símbolos, referencias y metáforas que remiten directa o indirectamente a esta historia y sus múltiples personajes y situaciones. Lo más importante aquí, y creo que es lo que mejor conseguimos comunicar en la música, es la espiral de locura en la que el héroe trágico se ve envuelto a raíz de su pasado.

Lo cierto es que a día de hoy aún me sorprende que consiguiésemos unir cosas tan aparentemente dispares y que estas encontraran unidad en  Icarus, más siendo tres chavales educados en la LOGSE, pero cierta manera de hilar motivos es atemporal y parece que nos pilló algo inspirados. En cualquier caso, el álbum, las letras y las imágenes están ahí, y la tarea de interpretación más importante ha de hacerla el público. Me gustaría que, con el tiempo, Icarus se vea como un enigma a desentrañar y que mantenga su capacidad de levantar sospechas, pues son muchas las cosas que hay en él, y muchos los secretos escondidos por doquier que hay que encontrar y analizar. Os invitamos a que lo hagáis y que nos enviéis vuestras impresiones, aunque la verdad, con ponértelo a todo volumen en casa o en la comunión de tus primos sin que nadie se entere de nada nos damos por satisfechos. Ese es, en definitiva, el sentido de un mito: no es propiedad de nadie y a la vez es universal, pertenece a lo que conocemos como “humanidad”.

Rockliquias.- ¿Quién ha diseñado la portada? y ¿Cuáles han sido las motivaciones para su diseño?

Como habréis podido comprobar todos los/las valientes que habéis llegado hasta aquí, no soy muy parco en palabras y gran parte de lo importante ha quedado dicho ya. Pero no podemos más que agradecer infinitamente a Gonzalo Santana su increíble capacidad para traer al mundo la portada, logo y el diseño interior de Icarus. Aunque lo verdaderamente increíble es que consintiera en leerse el pdf. adjunto de 10 páginas donde le expliqué punto por punto cada elemento de la historia para añadirle aún más presión al asunto.

Fuera de bromas, Gonzalo se portó como un verdadero profesional y trabajó con mucho amor hacia lo que estábamos haciendo. Podéis encontrar su página en Instagram (@gonzalo_santana_), donde comprobaréis por milésima vez que las imágenes, cuando están tan bien hechas, dicen más que las palabras. La portada de Icarus es, a nuestro ver, una maravilla onírica o, en palabras del Coronel Mortimer, “dunsanyana”, en la que el artista supo decir mucho sin desvelar los misterios que la música debía contar por sí misma. Le dio un tono muy clásico, usando técnicas con acuarelas, pero a la vez le insufló la capacidad de atraer la atención de un gusto actual, por lo que antes que darle las gracias, le pedimos disculpas si no hemos estado a la altura de semejante obra.


Rockliquias.-El disco esta integrado por ocho composiciones ¿Nos podéis hacer una descripción de los temas que componen la grabación? 

Las ocho composiciones se organizan en forma de actos, como si se tratara de una tragedia teatral griega. Cada una permite conocer cierta parte de la historia como un puzzle y se desarrollan en base al acto primero y al último, que son los que refieren exactamente a los hechos narrados en el mito de Icaro. Avoid the sea... y …and rise the sun refieren exactamente al evento trágico que les acontece al protagonista y a su padre. Como muestra de solidaridad, os dejo aquí un pequeño extracto muy recortado de la temática de cada canción.

ACTO I. Avoid the sea... instrumental, expresa el vuelo de Icaro con su padre a través del mar Egeo.

ACTO II. The Myst. Presenta al héroe trágico, que ha conseguido huir del laberinto de Creta. Se asienta en una urbe occidental contemporánea cuando aún es un niño. La narración se hace al estilo de un coro griego omnisciente.

ACTO III. Dressed in Black. Icaro, tras tomar un alucinógeno potente, abre las puertas de su conciencia y se encuentra con un trauma del pasado que lleva rechazando inconscientemente toda la vida.

ACTO IV. Egeo, instrumental, el mar Egeo vuelve al recuerdo de Icaro en forma de flashback musical.

ACTO V. Mino´s Slave, tema trata sobre la madre de Icaro, y cómo se quedó atrás en el momento de la huida.

ACTO VI. Song for the Pariah, Icaro entra en cólera (hybris) y culpa de su destino al sistema y a su eterna condición de paria a los ojos de sus semejantes.

ACTO VII. Syriktés, Icaro sufre un brote psicótico y acaba con la vida de un dirigente de extrema derecha, así como con la suya propia.

ACTO VIII. ...And Rise the Sun, El coro griego vuelve a cantar, esta vez se trata de una elegía por la vida de Icaro y las victimas de la guerra.

Rockliquias.-¿Cómo han ido las presentaciones del disco? ¿Tenéis nuevas fechas de conciertos?

Nosotros diríamos que bien. Hemos conseguido llevar nuestras canciones al otro extremo de la península e incluso a Portugal. Lo más importante de todo es que allí donde hemos tocado la gente ha respondido bin, les ha molado lo que hacemos, y eso es una motivación para nosotros. El disco ha sido una buena excusa para viajar juntos y, después de tanta carretera, nuestros lazos se van estrechando y todo esto (la suma de todos los conciertos y las horas que pasamos juntos) hacen que la máquina esté bien engrasada.

Para esta primavera habíamos trabajado duro para dar un montón de conciertos. Teníamos fechas cerradas en Granada, Pontevedra, Estepona… pero claro, las hemos cancelado/aplazado por el tema del covid-19. Ahora tenemos que trabajar el doble de duro para conseguir mantener esos conciertos y moverlos a otras fechas. Vamos, que pillaremos el tablao con más ganas todavía.


Rockliquias.-¿Qué le diríais a nuestros lectores para que compren el Cd y vayan a vuestros conciertos?

Hacemos esto por puro amor a la música, tras más de 10 años luchando día a día por mejorar nuestras habilidades y recursos, en géneros que están absolutamente despechados del circuito comercial oficial, en un país en el que los medios principales solo le dan atención a unos pocos. Somos más salaos que un perro, en nuestros conciertos lo pasamos como niños y, cuando acaban, lo mismo nos vamos contigo de fiesta. ¿Qué más quieres?

Ahora en serio, gracias por el tremendo apoyo que nos dais. Si no habéis escuchado el disco, os invitamos a adentraros en él con la garantía de que no os va a dejar indiferentes. Ahora más que nunca necesitamos revitalizar las escenas locales, el do it yourself y la idea de que nuestra cultura underground y nuestras bandas dependen por entero del apoyo y participación que les queramos dar. Es precioso poder formar parte de ello y, a la larga, será lo que más determine nuestra capacidad para crear comunidades sólidas en las que sentirnos cómodos y aportarnos cultura y fines comunes. Os invitamos a entrar en cualquiera de nuestras redes (facebook, instagram, bandcamp, spotify) escuchar el disco y, si está en vuestras manos, aportar ese granito de arena que hará que los que vienen sean mucho mejores. Gracias por todo.



Temas
1. Avoid the Sea... - 0:00
2. The Myst - 3:36
3. Dressed in Black - 7:04
4. Egeo - 15:25
5. Minos' Slave - 16:49
6. Song for the Pariah - 21:34
7. Syriktes - 26:35
8. ...And Rise the Sun - 37:13


Contacto:

P.D: Cualquier banda que esté interesada en aparecer en  esta sección puede ponerse en contacto con nosotros  : rockliquias@hotmail.com



Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                    
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...