Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

ZEUHL: POTEMKINE Discografía: Foetus (1976), Tritón (1977), Nicolas II (1978)

Este acorazado de histórico nombre pasó por mi ciudad en 1978. El mismo año que lo hicieron Henry Cow y National Health, porque todos los llevaba el mismo promotor local (tocábamos ambos en el mismo grupo por entonces). No recuerdo el motivo exacto, pero no fui al concierto de estos franceses que fue en un colegio mayor como la mayoría de las bandas ultra raritas de la época donde siempre encontraban cobijo en círculos universitarios, el único sitio posible que podía albergar estos eventos “intelectuales” y para colmo siempre con escasa venta de entradas. Muchas de las veces, no se cubría ni gastos, porque la ley musical de murphy dice que a mayor calidad de música realizada ruina asegurada y además lo contrario sería tan ilógico como extraño. Un mundo de enteradillos y de alta cultura musical sería horroroso e insoportable por eso lo minoritario gana valor. Recuerdo a este respecto la ironía de Duke Ellington que decía que no entendía tanta pasión y audiencia por el jazz con lo aburrido y pesado que era. Poner a parir lo que te gusta tiene algo de liberación y sarcasmo y a veces un toque surrealista encantador. Esa dicotomía de amor-odio hacia las cosas contradictorias que con los años empiezas a disfrutar. 


Potemkine fue un quinteto de Toulouse, tres de ellos hermanos: Dominique Dubuisson / bajo, voz. Charles Goubin / guitarra, voz. Michel Goubin / teclados, voz. Philippe Goubin / batería, percusión y Xavier Vidal / violín y efectivamente ejercieron su magisterio musical en los años donde hacer rock en oposición a las corrientes en boga se pagaba con el ostracismo. A partir de 1976 en adelante ya estaba la muchachada aporreando guitarras y pegando gritos y lo mejor para hacerte famoso en aquel mundillo rock-punk-new wave era no tener ni puta idea de tocar un instrumento, pero sí gastar en peluquería, herrajes y maquillaje. Resuelto el tema y a vender discos que son dos días. Vivir aquella época desastrosa pseudo-anarquista de pacotilla no es lo mismo que os la cuenten y os la adornen con historias legendarias y mitos cuarenta años después. Aquí encontramos tanto la influencia vanguardista del zeuhl como el lenguaje musical de Canterbury. Casi gana el segundo a mi juicio con una inclinación clara hacia la fusión jazz-rock y en su tramo central hacia el R.I.O. Durante la segunda parte de los 70´s se escuchaba mucho jazz-rock, bastante más que prog que empezaba su cuesta abajo. Unas bandas de un estilo y otras no se podían ni ver. No solo el odio al sinfónico venía del punk, casi todos lo odiaban: jazzeros, rockeros, folkies etc… salvo para algunos amantes de la música clásica el rock sinfónico fue la bruja a quemar en una hoguera por casi todos.                                                                                                       
Temas
 [00:00] 01 - Foetus
[06:22] 02 - Zed
[11:37] 03 - Nuit Sur Le Golan
[13:58] 04 - Ballade
[20:20] 05 - Hymne
[22:23] 06 - Loolit
[25:32] 07 - Cedille
[31:30] 08 - Laure
[36:07] 09 - Cycles      
Nueve piezas relativamente cortas forman “Foetus” de 1976. Bueno es cierto que también se aprecian influencias de la Mahavishnu, Weather Report, Jean Luc Ponty incluso Return to Forever pero sin las vertiginosas montañas rusas instrumentales de estos. Muchos más discretos en el sonido buscando un ambiente sin tantas prisas y ansiedad sonora. El empleo de voces es un cruce entre zeuhl y Hatfield & The North si intercambiamos las femeninas por las masculinas. Mucho piano eléctrico, el instrumento rey en esos años de fusión, violín solista y excelente bajo-batería. La música inicial es generalmente calma incluso en sus arranques rítmicos y la guitarra próxima a la finura de un Phil Miller. No atrae a la primera. Suena tímido y no avasallan. Son músicas cuyo efecto es secundario tras varias escuchas. Hay mucho de vanguardia y rareza en piezas como “Nuit sur le Golan” o el clasicismo intimista muy Jean Luc Ponty de “Ballade” con un piano líquido excelente a la George Duke y un similar violín. Aquí cada instrumentista realiza su parte solista. Pura fusión jazz-rock académica. Todo el álbum sigue una tónica similar. 




En “Triton” su siguiente trabajo de 1977 ya se atreven con piezas más largas y desarrolladas llegando a temas de 13 mtos como la retorcida “Eiram”.  Suenan bastante al Magma instrumental época Üdü Wüdü y la composición general es bastante más vanguardista-contemporánea que el disco anterior. Los esquemas jazz dejan su parte a acordes y estructuras más complejas y menos retentivas. Las formas se vuelven más oscuras y siniestras donde bajo y percusión se lucen en un primer plano mientras el piano acentúa una rítmica de descuadres y cortes extraños. “Loolit” nos devuelve a la fusión jazz, pero mantiene esos ritmos irregulares cercanos al lado extremo del Canterbury como Matching Mole y casi Henry Cow. La guitarra a lo Phil Miller o Fred Frith lo atestigua. La zappiana “Liberserim” es caprichosa y subyugante próxima a lo camerístico y tambien muy Henry-Hatfield. Disco este muy superior y más jodido de escuchar que el anterior.

Temas
1. Tango Panache 00:00
2. Raspoutine 6:19
3. Theme Pour Un Swing Imaginaire 12:17
4. Air De Famille 17:54
5. Ode De Mars 21:14
6. Aux Images 26:37
7. Amphitheatre Magique 29:19
Bonus tracks:
8. Laure 36:04
9. Foetus 40:37
10. Hymne 46:56
11. Ballade 48:56
12. Cycles 55;13
13. Nuit Sur Le Golan 57:31
14. Cedille 59:50

Con “Nicolas II” de 1978 vuelven a la temática soviética y a la revolución. La música suena más activa y melódica acercándose ligeramente a los National Health o a la banda de Bruford del mismo año. Potemkine iban claramente a la par que las postrimerías de las bandas hermanas de Canterbury. Este último disco es el más asequible de los tres y ya aparecen solos de moog conversando con la guitarra solista y ritmos de jazz-progresivo más familiares. Las piezas vuelven a ser relativamente cortas como hicieron en el primero. “Raspoutine” vuelve a sonar muy jazz rock del momento. El funk del tema para un swing imaginario nos mete en derroteros a lo Billy Coham-Stanley Clarke-DiMeola y cosas similares. “Ode de Mars” es más similar a los anteriores o “Anfiteatro Mágico” que guarda su deuda con la Mahavishnu Orchestra nuevamente.
Alberto Torró







Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...