ASIA - Astra (Geffen, 1985)

 Si estas leyendo esto, los dos primeros discos de Asia te los tienes que saber de carrerilla, como se estudiaba antes, vaya. Me parece menos obvio comentar el patito feo de su etapa clásica,  "Astra". Éste tercer álbum venía con movimiento de fichas. Con buena y mala noticia. La primera era la vuelta de John Wetton tras una enigmática escapada, sustituida magistralmente por Greg Lake (gran elección). Véase "Live in Tokyo 1983". La segunda era la huida de Steve Howe y posterior sustitución por el suizo Mandy Meyer. Un guitarrista muy distinto y más versado en el hard rock, que ya había estado en otro "mini - super grupo", Cobra, junto a Jimi Jamison. "First Strike" (1983 / EPIC) fue su único legado. De todos modos, otra buena elección,  como lo serán todo el ejército de guitarristas que pasará por Asia en el futuro. Geoff Downes manda tras su tarima de teclados, Carl Palmer en su fortaleza rítmica y John Wetton al cuatro cuerdas y voz eterna. 



La portada vuelve a ser obra de Roger Dean, queriendo darle un cierto aire futurista, quizá para expresar algún cambio (mínimo) en lo musical. La estupenda intro teclistica nos avisa de ése temazo increíble que es "Go". Con una letra que se diría autobiográfica del propio Wetton.....Y qué bien le sienta a Asia los riffs propios del hard rock! Un clásico en toda la frente y obligado single. Lo mismo se puede decir de "Voice of América", cómo emociona escuchar al viejo Wetton en su línea,  uno de los mejores cantantes prog & pomp de la historia. Analizando el contenido letristico y musical,  si éste no es el mejor himno pomper jamás parido, poco le falta. La prístina producción de Mike Stone, (con mezclaje de él mismo, Greg Ladanyi, Alan Douglas y Asia), es ultra-moderna para la época,  realzando unas canciones perfectas. Otro tremendo aldabonazo de frescura  hard pop, (que decían los rock critics pijos - new wave), era "Hard on Me". Llena de arreglos típicos de Downes, se agarra al transistor como una garrapata, sanguijuela, inspector de hacienda o el gordo de la boda bailando con la maciza de turno. Qué bonito. Lo del gordo no.

"Wishing" destila sangre ochentera por doquier,  y casi se acerca a Roxy Music en su elegancia melódica arty - chic. Claro que Asia son mucho Asia, y cuentan con sus propios recursos. Otra maravilla del momento, "Rock and Roll Dream", con The Royal Philarmonic Orchestra interviniendo mínimamente, (se nota que sobraba la pasta), mantiene la pomposidad necesaria para redondear una primera parte maestra.

"Countdown to Zero" abre la B con un alegato anti guerra fría,  a golpe de pomp overtones y flamigera guitarra de Meyer. Que a falta de no participar en la composición de los temas, (quizás entró con ellos ya compuestos), deja excelente huella a lo largo de todo el álbum. La introducción de "Love Now Till Eternity" se me antoja muy Yes del "Drama", pero la inconfundible voz de Wetton pone las cosas en su sitio. Qué gran hueco dejó éste hombre. Verbigracia de Carl Palmer, entra como un cañonazo "Too Late", en la onda de Survivor. Junto a "Go", fueron los singles y ambas entraron en listas sin dificultad. "Suspicion" tiene su leve toque hi-tech para estar al día, y a mí me recuerda a aquel magnífico "The Sun Goes Down" de los últimos Thin Lizzy. "After the War" termina con otra canción anti-belicista  de fuerte tensión instrumental, de nuevo con un Meyer finísimo. Su carrera abarcará en el futuro nombres como Stealin Horses, Ashton, Katmandú,  Gotthard, Krokus o Unisonic.

"Astra" vendió 500.000 copias, lo que se consideró "un fracaso" comercial, (jajaja, esos grandes maestros del timo, los sellos discográficos !!!).  Cancelando la gira y dando por finiquitada la primera etapa de Asia. Hasta "Then & Now" en 1990, no se sabrá nada de ellos....Siguen en Geffen....y se supone que vendían una mierda.....Un album mitad grandes éxitos,  mitad nuevos temas. Y ya con Pat Thrall a la guitarra, en una sucesión de grandes de éste instrumento que da para un récord. 



"Astra" es el gran olvidado de su gloriosa primera época,  un disco que siempre he visto superlativo, y en su primera cara, al nivel de los dos anteriores. Qué le voy a hacer, siempre he sentido especial  "simpatía por el débil".

J.J. IGLESIAS



Comentarios