Entrada destacada

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

7 ALMAS - Abre Los Ojos (2018, The Fish Factory) (Rockliquias Bandas)

 Los habituales a la escena de conciertos madrileña, más en concreto a las actuaciones programadas en la sala Honky Tonk, de seguro reconocerán a Israel Hernansáiz como el vocalista que toma el micrófono con firmeza y credibilidad absoluta frente a la agrupación Bad Snake (conjunto tributo a Whitesnake). El propio Israel, junto al guitarrista –también Bad Snake– Óscar J. López, serán los compositores de Nueva Tierra (2014), primer álbum de estas 7 Almas. Una grabación que se aposenta sobre las influencias de las que habían bebido ambos; un disco que por supuesto tiene guiños a Whitesnake (el single “¿Dónde Está Tu Amor?”, por ejemplo), pero que igualmente se abre al resto de la inolvidable hornada hard 80s, tan desgarradora como melódica. Se ven paralelismos con bandas de fuera y también con conjuntos queridos en nuestro país –en esta casilla podríamos nombrar a Sangre Azul sin miedo a equivocarnos–.



Doce cortes sin macula alguna, producidos con gran atino por el ya citado Óscar J. López, y que ponen a la banda desde su comienzo en la primera división. Una agrupación más que notable que al poco de comenzar la promoción de su primer álbum sufrieron el terrible mazazo de la pérdida de una de sus piezas fundamentales; la defunción del baterista David Saura Redondo resultaría durísimo golpe emocional tanto para el seno del conjunto como para el mundo del rock nacional. Óscar Pérez será el encargado de tomar las baquetas para la continuación de Nueva Tierra, un segundo larga duración de 7 Almas que no llegará hasta cuatro años después.



La presentación de su obra iniciática los llevaría, por ejemplo, a abrir en Madrid para Danger Danger en 2014 en el concierto celebración del 25 aniversario del grupo estadounidense. Tras hacerse oír en los escenarios, el tándem creativo Israel Hernansáiz/Óscar J. López afrontan el nuevo reto: “El título de nuestro segundo elepé expresa que esta sociedad tiene que abrir los ojos para despertar y construir esa nueva tierra de la que hablábamos en el canción que daba nombre al anterior trabajo. Y nos referimos a un despertar a todos los niveles, tanto político como humano, personal o social”, explicaban en una entrevista en abril de 2018 en relación a las tres palabras que encabezaban su por entonces recién estrenado lanzamiento. Así aterriza en las tiendas un Abre Los Ojos de neto hard melódico con una fusión idónea entre los nuevos movimientos del género y los estatutos más reconocibles del sonido de los años ochenta. Se completa de esta manera un redondo que no ofrece canciones con las que errar: la misma “Abre Los Ojos”, “El Reino Del Placer”, “Siempre Vas A Estar”, “Revolución” (de estas dos se grabarían sendos vídeos; de la primera, en el estudio, y de la segunda, en clave de videoclip promocional), o las baladas “Invierno En Octubre” y “Contigo” –única pieza en la que los ya citados compositores se dejan acompañar en las labores de creación por Laura Rodríguez-Pascual–, todas suben incluso más el alto listón dejado por Nueva Tierra.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com


 Vuestros comentarios son nuestra energía




Comentarios