Entrada destacada

STACK - Above All (1969/ Stack)

Imagen
 Discos como éste son la razón de ser de Rockliquias. Se trata de una auténtica reliquia rock de primer orden, recién reeditada por los expertos rescatadores de Lleida, Guerssen. Cuánto bien le están haciendo a la historia más desconocida del rock.  Stack fueron un quinteto procedente del sur de California. Cuyas raíces,  consecuentemente, estaban en combos de surf music de los 60. Allá por 1968 se reúnen para incendiar escenarios con el más abrasivo hard rock del momento. Parecen más bien de Detroit. Rick Gould (guitarra solista, voz),  Kurt Feierabend (guitarra rítmica,  voz), Bill Sheppard (voz solista), Bob Ellis  (batería) y Buddy Clark (bajo). No se puede decir que no se codearan con los grandes : Buffalo Springfield, Three Dog Night, Iron Butterfly, Alice Cooper (asiduos compartiendo escenario), Flying Burrito Brothers,  New Yardibirds (Led Zeppelin, de hecho) o su primer concierto grande, que fue junto a Spirit. El mismo Jimi Hendrix utilizó su equipo para una improvisada jam j

TOPO - El Ritmo De La Calle (2015, The Fish Factory) (Rockliquias Bandas)

 En poco más de una hora el cuarteto Topo hace un formidable repaso a toda su carrera; y no, no se trata este disco, El Ritmo De La Calle, de un recopilatorio, aunque sí trabaja como espejo en el que ver reflejadas todas las etapas de la agrupación madrileña. Y es que cada nueva canción podría tener perfectamente su lugar y sentido en alguno de los seis elepés de estudio editados con anterioridad –con los directos Mis Amigos Están Vivos y Cierta Noche En Madrid, y junto a este estreno de 2015, alcanzaban las nueve grabaciones oficiales… Aunque posteriormente, ya en 2017, saldría a la venta Milenio y el año pasado Duros Y Dulces Sueños; es decir, dos más para el haber del cuarteto–.

 


Esa es la impresión que me ha capturado a lo largo de las catorce composiciones de El Ritmo De La Calle, ese auténtico y meritorio esfuerzo en favor de la continuidad, de que el hilo conductor de la música de Topo siga atravesando décadas siempre tan reconocible. Ya sea “La Maquina Del Tiempo”, “Tarzán (J.W. El Único Tarzán)”, “Esta Casa No Es Un Hogar”, “Policías Y Ladrones” o la misma “El Ritmo De La Calle”, por citar unas cuantas, podrían repartirse en álbumes como Marea Negra, Ciudad De Músicos, La Jaula Del Silencio, etcétera. Si hasta hay veces que alguno de los temas pareciese compuesto para la voz del desaparecido Terry Barrios.

 


Es reconfortante saber que, pase lo que pase, todavía se puede seguir confiando en José Luis Jiménez, Lele Laina y compañía. Si a esto le añadimos la pegada y el empuje que con sus baquetas inyectaba José Martos a estos Topo –en los directos de esta gira lo pudimos disfrutar en plenas facultades y aportando un plus personalísimo a cada pieza–, se entiende enseguida el regocijo y la algarabía que suscita esta grabación. Un disco compacto originalmente empaquetado por un artwork que le confiere cuerpo de cómic; los Topo, más que nunca, minuciosos hasta con el último de los detalles.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com


 Vuestros comentarios son nuestra energía




Comentarios