Entrada destacada

STACK - Above All (1969/ Stack)

Imagen
 Discos como éste son la razón de ser de Rockliquias. Se trata de una auténtica reliquia rock de primer orden, recién reeditada por los expertos rescatadores de Lleida, Guerssen. Cuánto bien le están haciendo a la historia más desconocida del rock.  Stack fueron un quinteto procedente del sur de California. Cuyas raíces,  consecuentemente, estaban en combos de surf music de los 60. Allá por 1968 se reúnen para incendiar escenarios con el más abrasivo hard rock del momento. Parecen más bien de Detroit. Rick Gould (guitarra solista, voz),  Kurt Feierabend (guitarra rítmica,  voz), Bill Sheppard (voz solista), Bob Ellis  (batería) y Buddy Clark (bajo). No se puede decir que no se codearan con los grandes : Buffalo Springfield, Three Dog Night, Iron Butterfly, Alice Cooper (asiduos compartiendo escenario), Flying Burrito Brothers,  New Yardibirds (Led Zeppelin, de hecho) o su primer concierto grande, que fue junto a Spirit. El mismo Jimi Hendrix utilizó su equipo para una improvisada jam j

MANNHEIM STEAMROLLER - Fresh Aire 1 (1975/ American Gramaphon)

 Mannheim Steamroller parece el nombre de un sintetista alemán,  pero era una banda americana liderada por el percusionista, compositor y productor, Chip Davies. Dueño de su sello independiente, American Gramaphon Records,  formado en 1974. Todo un visionario. Encuadran a ésta banda en la new age,  pero lo cierto es que eso no existía en el año de su debut, 1975. 


"Fresh Aire" tuvo un sorprendente éxito a nivel independiente, que los llevó a crear toda una saga de álbumes numerados,  hasta un total de ocho! Pero nada en comparación a su gusto por los Christmas albums,  con casi una treintena de ellos registrados. Que seguro que existe algún loco que los tiene todos. También poseen cuatro dedicados a Halloween, y varios más de ambient. En éste primero eran Chip Davies (batería,  producción y juguetes!), Eric Hansen (bajo), Jackson Berkey (teclados) y Don Sears (programación de sintetizadores y producción). Lo que aquí encontramos es música instrumental muy ligada al rock  progresvo, clásica y electrónica. A veces cercana a Bo Hansson, Mandalaband, Trace o Sky, con su propia personalidad. 

Piezas cortas enlazadas con un fluido transcurrir, de una lógica instrumental magnifica. "Prelude/Chocolate Fudge" no sería mala comparación con el Wakeman de finales 70. Piano y sintes de sonoridad clásica,  que ofrecen excelentes dotes melódicas de carácter sinfo-trónico. "Interlude I" es la primera de las introvertidas reflexiones, con lluvia de fondo y ECM feel. Su juego de silencios (una constante en su estilo), siempre es una buena baza utilizada. Le sigue "Sonata", de claros matices clásicos,  Que van de Keith Emerson a Rick van der Linden o Walter Carlos. Barroco prog de electrónica delicatessen. Poesía cibernética que presume "Intelude II", con suave ambientación y relajado pasaje vangelisiano. Giro al medievo con "Saras Band", invocando algunos matices Oldfield a su particular modo. Siempre con teclados y batería como elementos principales. 

"Fresh Aire" es la pieza más larga,  con casi seis minutos que abren la cara B. Circula con solemnidad de sintetizadores y Fender Rhodes, muy comparable a ciertos pasajes de Greenslade. Indefiniblemente estupenda, equilibra sinfonismo y electrónica con habilidad innata y elegancia en la ejecución teclística, de (fresh) aires jazzys. Piano solo para "Rondo", acompañado por técnica percusiva que manejará a no mucho tardar,  Patrick Moraz  en solitario. "Interlude III" crea belleza entre un fondo de pajarillos al piano acústico. Cosas que luego se repetirán ad nauseam y como "música de salas de espera" en los 80. Para que "Pass the Keg  (Lia)" nos devuelva al barroco con clave electrónico y situación a lo Bo Hansson. Sección de ritmo con empuje y moog recalentado,  en puro sinfo de mid-70s con sabrosa analogía al dente. El último "Interlude IV" trae más reflexión de piano como ya es habitual, que sella definitivamente "Mist". Con su majestuoso deambular entre sinte de cuerdas y piano, emocionalmente muy apto. Transcurre todo sin cambios bruscos ni volantazos inesperados. Que junto a Jade Warrior, Gordon Giltrap, Paul Brett, Blonker, Deuter y unos cuantos más,  cimentaron lo que luego se llamaría new age. Insípida cosa  con fines absolutamente ramplones y comerciales. Su base 70s es creíble,  inspirada y recomendable. 





A Mannheim Steamroller no les fue nada mal con sus "Fresh Aires", y con justo mérito. Siete entregas lo avalan, de las que la primera trilogía es especialmente interesante.

J.J. IGLESIAS


 

Temas

1 Prelude 1:33

2 Chocolate Fudge 2:53

3 Interlude I 2:55

4 Sonata 2:31

5 Interlude II 2:33

6 Saras Band 3:39

7 Fresh Aire 5:30

8 Rondo 2:36

9 Interlude III 2:35

10 Pass The Keg (Lia) 2:32

11 Interlude IV 2:10

12 Mist 1:48





Comentarios