Entrada destacada

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

PHENOMENA III - Innervision (Castle, 1993)

 En nuestro anterior capítulo dejamos la película con el cierre, por segunda vez, del chiringuito "Phenomena". Aún a pesar de no estar hablando de fracaso comercial. Nadie esperaba que la cosa fuera a continuar, y menos en las "dark ages" de 1993. Con el Grunge dando por saco (también por el culo) y campando a sus anchas sus miserias existencialistas. Pero de nuevo Tom Galley encontró a alguien como productor ejecutivo para seguir con su sueño. En realidad éste hombre estaba profetizando lo de Arjen Lucassen con Ayreon, pero en formato más AOR que Prog. Es donde entra en escena todo un personaje como es Mervyn Spence. Irlandés y también músico,  (bajista y voz). Entró en Trapeze en sus últimos días,  durante la temporada 81 - 82, junto al teclista Richard Bailey. Si advertimos que el guitarra y líder era Mel Galley, ya tenemos la semilla de donde fructifico todo el "phenomeno". Spence no llegó a grabar con ellos, pero sí que giró  en ese año 82 en diversas fechas por UK.



Trapeze se rompió a consecuencia de la llamada a filas de Coverdale a Galley, y su ingreso en Whitesnake. En 1984 Spence entraría como bajista en Wishbone Ash,  grabando con ellos "Raw To The Bone". Después iniciaría una carrera en solitario con el sobrenombre de O'Ryan, con tres discos editados. Incluso debió intentar algún movimiento tramposo como Mervyn Spence's Phenomena IV que no le debió de salir bien. Algo de ese material circula como demo por YouTube. En los últimos tiempos se supo de un auto-encierro efectuado él sólo con su guitarra en el ático de su casa a consecuencia de un inminente desahucio.  Su protesta y caso llegó a los periódicos ingleses. Pero en los primeros 90 parece que le iba mejor, y consiguen firmar con Castle Communications.

Los supervivientes de "Dream Runner" son en ésta ocasión,  Scott Gorham  (guitarras), Leif Johansen (teclados) y Michael Sturgis (batería). O sea, 21 Guns. Los nuevos fichajes serán Keith Murrell (cantante extraordinario de Airrace y Mama's Boys), el referido O'Ryan (bajo y voz, ....."si pongo la pasta, toco ") y nada menos que Brian May (guitarras, pero pocas) consiguiendo por primera vez el efecto de banda que faltaba en los proyectos anteriores, y al que no supieron sacarle el provecho necesario. Grabado en tres estudios diferentes, entre Dinamarca y Londres, y con todas las canciones escritas por Tom Galley y Leif Johansen.

Celestiales teclados con la voz de Murrell destacando inaugura "Rock House", en lo que se prevee un trabajo concienzudo y elaborado de buen rock inteligente, lleno de inspiradas melodías......En 1993. Un espejismo. Una ilusión. Puro "labour of love". Pero así es, y la semejanza a Bon Jovi prueba que fueron a lo suyo, sin prestar mucha atención al resto del mundo. "Banzi" es Pomp AOR que no dudo hubiera arañado en emisoras a mediados 80. El trabajo de guitarras es impecable. Y el del resto. Las corales se ajustan a las teclas y Murrell canta como se espera de él.  "What About Love" quiere reconectar con canciones de anteriores entregas, concretamente con las cantadas por Glenn Hughes. Lo consigue, pero el gancho de aquellas antiguas es demasiado perfecto para olvidarlas. Claro que ésta banda haría sonar bien hasta a Marta Sánchez,  (una mujer todo "fachada"). "Into the Fire" es una perfecta rola para un repertorio de Giuffria, y David Glenn Eisley también la hubiera bordado. "A Whole Lot of Love" es un himno gospel a la Foreigner, con un excelente (y breve) solo de Brian May.

Repito que hacer éstas cosas por esas fechas era como tirar petardos en Hiroshima el día de la bomba, pero bueno... "Secret of Love" parece el típico tema que vendía Desmond Child a Kiss en los tiempos del "Crazy Nights". Yo la hubiera sacado de single. Y hablando de los pintarrajeaos, "If You Want To Rock" comienza como una canción de ellos. Es que hasta veo al Simmons sacando el bistec de ternera que tiene por lengua, y que tanto gusta de usar. Menos mal que la maquinaria existente "aoriza" la cosa un tanto, y Murrell la salva, sonando casi a Bad English.

"How Much Do You Love Me" tiene todavía el 80s feel de Honeymoon Suite, Surgin o Brighton Rock.......alguien estaba necesitando una hostia de realidad para ver que aquello ya no iba a funcionar. Lo mismo podemos decir de "Shape It Up". La final "Rock my Soul" termina pidiendo la hora en onda baladista tipo Richard Marx o Benny Mardones. "Innervision" fue un notable (bajo) álbum AOR cuando la palabra ya resultaba "dirty" y las ratas huían despavoridas del corrompido buque del Hair Rock. Me temo que toda la mística Pomp de sus dos primeras entregas se había diluido ya, en pro de una socorrida comercialidad que iba a resultar igual de vana. Por otra parte a Brian May apenas se le escucha, y aseguraría que el 99% de las guitarras es cosa de Scott Gorham.



El disco aprueba como artefacto genuino del género, pero suspende como seguimiento de "Phenomena". Y si esto es lo que hay, prepárate para los alargamientos forzados posteriores del sello Escape. Esto es, "Psychofantasy" (2008), "Blind Faith" (2010) y "Awakening" (2012). Te aseguro que con los dos primeros volúmenes vas servido de sobras.

J.J. IGLESIAS


 

¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía








Comentarios