Entrada destacada

Pete Brown & Piblokto! – Things May Come And Things May Go, But The Art School Dance Goes On Forever (1970/ Harvest)

Imagen
 La historia contracultural británica se queda un poco más huérfana desde la reciente desaparición del gran Pete Brown. Poeta, músico, escritor, letrista, compositor y agitador cultural de un tiempo irrepetible. El del London Roundhouse, el International Times fanzine, el UFO y Middle Earth clubs..... En su primera banda, The First Real Poetry Band, contaba con un desconocido guitarrista llamado John McLaughlin. Cream no sería lo mismo sin sus letras. Ahí sí que se crea una seria reputación. "I Feel Free", "Sunshine of your Love", "White Room" o "Politician" llevan su firma, por decir unas pocas. Battered Ornaments será su próxima (efímera) aventura. Graba su debut, "A Meal you can shake with in the dark" (1969/Harvest). Pero es despedido por su propia banda en víspera de telonear a los Rolling Stones en Hyde Park.......Qué haría?!!! Su reacción va a ser rápida y se llamará Pete Brown & Piblokto! Rob Tait, batería de su anterior ave

STEVEN MUNAR AND THE MIRABLE BAND - Time Traveller (2013, Miracle Records)

 Cuando se compone música con la mente puesta en la canción, la belleza primera y última, sin pensar en el centro de gravedad, sin necesidad de preocuparse por si los pies tocan o no el suelo, con los músicos flotando en pleno espacio exterior, se consiguen plácidas áreas de paz pop como las acotadas en cada corte de este Time Traveller que Steven Munar nos ofrece junto a su Miracle Band.

 


Ya desde “Beneath The Waves” todo nos hace comprender que somos como globos llenos de helio; los fraseos sutiles de guitarra, la segunda voz que ofrece la muy femenina Juliane Heinemann, el desarrollo ejecutado con una tranquilidad depurada para que no se sienta otra cosa que el mero viaje sobre algodones. Munar hace participe al oyente de su intimidad, soledad que nunca es tal pues sus camaradas de banda están ahí para ayudarle, tanto a recorrer la senda como a narrarnos musicados relatos que nos harán transitar por el tiempo como si fuésemos el mismísimo personaje creado por el británico Herbert George Wells.

 


Los arreglos acústicos, las imágenes folk, el pop de distancias cortas –y hasta a veces un punto psicodélico sesentas; “Time Traveller”, por ejemplo–, una electricidad centrada en el detalle y no en el manierismo gratuito; todo listo para hacer del nuevo álbum de Steven Munar And The Miracle Band un disco que llevarte a tu próximo recorrido por la vía láctea.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com


 
 
¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía







Comentarios