Entrada destacada

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

Styx – Styx II (1973, Wooden Nickel Records)

 Antes de llenar estadios, años antes de resultar una de las agrupaciones más potentes que se emparentasen con el AOR, Styx echaban una partida de ajedrez frente a las melodías jugando con la experimentación como elemento a su favor. En sus dos primeros álbumes de estudio, el combo utiliza el art rock para alcanzar una suerte de rock progresivo liberado de estatutos básicos.

 


Las ideas las recogen de aquí y allí, de las diversas expresiones que en el campo del movimiento sinfónico se podían degustar; por ello, y gracias a un rápido desabroche de cinturón dejando respirar cómodamente al quinteto, Styx II termina cual obra de transición perfectamente situada en su año de publicación en cuanto al sentido disciplinario se refiere. “You Need Love” habría casado sin problemas junto a canciones de la envergadura rock de “Rock And Roll Band” o “Smokin’”, himnos ambos firmados por Boston para su debut de 1976. “A Day” escarba en lo suave y casi acústico de su presentación para terminar domando un jazz eléctrico elegante pero no por ello menos psicodélico. En “Father O.S.A.” echan de manera definitiva su red sobre las progresiones con efectistas maneras de suite, pieza que se abre con “Little Fugue In ‘G’”, obertura tomada de Johann Sebastian Bach y que Dennis DeYoung toca en el órgano de la catedral de St. James sita en Chicago –ciudad en la que se encontraban grabando este LP–.

 


Gracias a “Earl Of Roseland” enfocan lo que los británicos Queen comenzaban ese mismo año a poner sobre la palestra en cuanto a creatividad a manos llenas se refiere, sin perder la concreción de un riff certero. En cualquier caso, sabedores ellos de lo que una power ballad puede hacer sobre el público impresionable, se adentran gracias al sencillo “Lady” en las listas de éxitos dedicadas a los pop singles –curiosamente en 1975, año en el que publican su quinto trabajo de estudio Equinox–. Más vale tarde que nunca.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com


Temas
You Need Love 3:47
Lady 2:58
A Day 8:24
You Better Ask 3:55
Little Fugue In "G" 1:19
Father O.S.A. 7:10
Earl Of Roseland 4:41
I'm Gonna Make You Feel It 2:23

 

¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía







Comentarios