Entrada destacada

Listening – Listening (1968)

Imagen
  Poco o muy poco se sabe de estos muchachos, que a finales de los 60 irrumpieron con el álbum que puso comienzo y fin a su exigua carrera, y que sin embargo dejó una honda huella allí en su tierra, Boston, donde llegarían a convertirse en líderes de un movimiento denominado Bosstown Sound, insignia de los nuevos sonidos que estaban empezando a nacer en aquella ciudad dentro del Rock. Sin mucha repercusión la corriente fue breve como muchos de los grupos que lo encabezaron. 1968,  casualidad o no,  fue un año que en mi opinión supuso  una transformación dentro del rock, pasando de la juventud a la edad adulta, coincidiendo con una Europa agitada en busca de su identidad, comenzando un periodo en el que ya no se conformaban con realizar música para alegrar el alma y ahogar las penas, había que buscar algo más, había que explorar, había que expresar, había que experimentar, realizar una introspección en muchos ámbitos de la realidad. Todo eso empezó a reflejarse en el rock, y la psicodel

KOMODOR - Nasty Habits (2021/ Soulseller)

 Cual es la diferencia entre una banda retro-70s, y una directamente rock 70s? La actitud. La pasión. La entrega. El grado de credibilidad expuesto en directo y traspasado al estudio. Eso mismo me pasó la primera vez que vi a DeWolff ante un puñado de personas. Aquello creció. Sin embargo, no me ocurrió lo mismo con Blues Pills, buena banda retro. Que refleja tiempos pasados, pero no los resucitan. Curiosamente,  los padrinos que ayudarían a los franceses Komodor en su EP de cuatro canciones del 2019. Puro Grand Funk. Ahí ya se veía rabia y espumarajos rock de almas poseídas por una música inmortal, si se sabe hacer. Desde las tripas. 



En 2021 lanzan su primer álbum, "Nasty Habits", y eso es una diana clara. Por entonces cuarteto, (han añadido ahora a otro guitarrista), eran en el disco Slyde B. (guitarra, voz solista), Goudzou (bajo, voz), Ronnie C.  (guitarra) y Elrik (batería). Grabado y mezclado por Goudzou (todo un personaje en vivo y a mí me pareció el líder), suena éste vinilo de maravilla. Podían darles clases a mucha multinacional. Éste sorprendente álbum se salta de una zancada casi 50 años y se siente realmente como si estuvieras en 1973. 

"Give Up" hace rugir un Rickenbaker a la Lemmy, en un corte que te lleva a Mott the Hoople o Amboy Dukes como si tal cosa. Un fuerte en ésta banda : mezclar hard rock, heavy psych y un astuto toque glam en estribillos infecciosos. Sección rítmica poderosamente Who. Guitarras que acuchillan despiadadas. Opulente y joven energía. Falta hace. Toma sino el claro single, (top list en otros tiempos!), "Believe it". Una coctelera imbatible de Slade, Status Quo,  Stray y sí,  The Who. Ésas ráfagas secuenciales de sintetizador a la "Baba O'Riley", la armónica y vientos emulando a un joven Daltrey o Entwistle. .....Afirmo que es uno de los mejores singles de los últimos años. Tiempo de party!  También pueden cruzar el charco estilístico. Y "Set me Free" atrapa feel y psicofonias de Frost, Derringer/Axis, Sir Lord Baltimore, Bang o Truth & Janey. Aunque papá Townshend siempre ronda por sus musas, y "Just an Escape" captura de nuevo el espíritu del "Who's Next". Que ya es atrapar.

Un barrizal psicodélico ofrece "Mamacita". Bellezón  con toda la mística blues psych de Peter Green en los primeros Fleetwood Mac. Otra joya distinta.

Damos la vuelta y encontramos "Nasty Habits", donde aparecen piano y teclados  (más que en la cara A), no acreditados. Y esto parece Humble Pie con los cilindros al rojo. "Heavy María" sigue por parecida senda, añadiendo toques de Faces, Man o Bad Company. Otro salto a USA y ahora se invoca a Alice Cooper, a New York Dolls, a J. Geils Band o a The Rockets. Mucha caña "true" de la de verdad. "Through the Highway" con preciosos arreglos de viento a la Entwistle,  es como cruzar a MC5 con Golden Earring. "Washing Machine Man" mete molinete y ráfagas eléctricas ametrallantes, que Nugent o Rundgren hubieran firmado gustosos para sus Amboy Dukes o Nazz. Mientras que "Moondrag" desentierra la mala hostia boogie-killer de Foghat y le agrega Hammond + sintes.



Proto-hard-prog como futuro cercano? Pues igual. No lo descartaría. Seguro que igualmente sincero. Con "Nasty Habits" estamos ante uno de los pelotazos underground más insultantemente auténticos de los últimos años.

Y eso no se dice todos los días. Un disco que va a gas-oil.

J.J. IGLESIAS 


 
Temas
1.
Give Up 00:00
2.
Believe It      03:50
3.
Set Me Free   08:13
4.
Just An Escape     11:09
5.
Mamacita     15:13
6.
Nasty Habits      19:15
7.
Heavy Maria   23:13
8.
Debt City    26:10
9.
Through The Highway       29:44
10.
Washing Machine Man     32:27
11.
Moondrag      35:37

 

¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía







Comentarios