Entrada destacada

VANILLA FUDGE - Renaissance (1968, ATCO Records)

Imagen
 Mark Stein And The Pigeons, o lo que es lo mismo, Mark Stein, Tim Bogert, Vince Martell y Joey Brennan, poseían un elepé psicotrópico conocido como While The Whole World Was Eating Vanilla Fudge. Cuando toman las dos últimas palabras del título para nombrar a su futuro proyecto, otro cuarteto en el que mueven ficha contratando al explosivo baterista Carmine Appice en sustitución de Brennan, el caldero de ideas se transforma en un guiso psicodélico de enjundia.  Tras revisar éxitos de aquella década sesentera en decenas de institutos, pubes y variopintos bares, estos instrumentistas con más recursos que una navaja suiza toman canciones de The Supremes, Sonny Bono o The Beatles, entre otros, para extenderlas y reinventarlas en el apabullante álbum homónimo que les haría debutar en oficialidad. Cuando abandonan 1967 y se visten de 68, el productor Shadow Morton les mete en The Beat Goes On, un vinilo tan delirante como desafortunado. Pero esto no hunde el talento ahora herido de Vanilla

JESUS THE SNAKE - Black Acid, Pink Rain (2019)

Son nuestros vecinos en la Península Ibérica y prácticamente desconocemos casi todo de su cultura y de su música. Hoy intentaremos remediar un poco ese vacío con una banda emergente portuguesa. Se trata de Jesus The Snake.


Jesus The Snake nace en Vizela, Braga, en 2016 con una formación inicial integrada por Jorge Lopes (guitarra), João Alves (teclados), Rui Silva (bajo) y João Costa (batería). En 2017 son invitados por la productora audiovisual Lizard & Flaming Acid a grabar algunos de sus temas, al modo que lo hicieron en los 70 Pink Floyd en el "Live at Pompeii", en las ruinas romanas de Conimbriga. El resultado espectacular.



Durante ese verano realizan diversos conciertos entre los que destacan el  Sonicblast Moledo  y el Festival Ecos de Lima. En Noviembre editan un EP con cuatro temas. Ese año  João Alves (teclados) es sustituido por Gonçalo Palmas. Por fin en julio de 2019 llega su primer larga duración, "Black Acid, Pink Rain"


"Black Acid, Pink Rain" fue grabado en vivo en una sola sesión en los estudios Hertzcontrol ( (Seixas, Portugal). La grabación contiene cinco temas instrumentales, tres de los cuales son versiones de los ya publicados en un EP anterior. La música de Jesus The Snake es una mezcla de psicodelia y stoner con toques progresivos todo ello envuelto en un ambiente setentero. Su mayor influencia sin duda es Pink Floy. El tratamiento de los teclados nos indica claramente que su teclista Gonçalo Palmas se ha empapado de la esencia del genial Richard Wright. Su forma de tocar el piano eléctrico y el órgano es modélica. Por su parte la guitarra de Jorge Lopes fluctúa entre una maraña de arpegios y riffs a lo Gilmour. La sección rítmica formada por Rui Silva (bajo) y João Costa (batería) crean una base perfecta donde se apoyan con comodidad sus dos compañeros de viaje. Jesus The Snake es una montaña rusa de sonoridades. Vamos pasando de momentos de relajación a otros mucho más trepidante ( o casi, tampoco hay que exagerar). Desde luego los ambientes sonoros que van creando te rebajaran el estrés a niveles de paz interior. Un grupo al que hay que seguir con atención, sin dudarlo.
J.C.Miñana

Temas
1.  Karma - 0:00
2.  Floyds I - 10:25
3.  Floyds II - 19:29
4.  Duna - 28:28
5.  Black Acid, Pink Rain - 38:03






Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios