MAYDAY - Revenge (A&M, 1982)

Cuando se habla de Mayday (antes Sun), banda de Chicago que trasladó su base de operaciones a NY, suele nombrarse como disco clave su magnífico álbum debut de 1981. Un disco excelente,  pero a mi modo de ver, con demasiados anzuelos echados de diferentes cebos. Con el fin de atrapar ese esquivo y resbaladizo pescado (a veces podrido), que es el éxito. Desde temas que flirteaban con el power pop más new wave del momento, a inclinaciones de sorprendente funk, (nada que objetar, de hecho soy un compulsivo comprador del género). E incluso claros guiños a la banda de moda, The Police. Eso sin contar dos versiones, una de ellas de los entonces influyentes, Starz. Que es la que sale en el SFK.



Demasiado diluido el cómputo global, aún a pesar de estar ejecutado con irreprochable gusto. Así que me sorprende no se haya tenido más en cuenta a su siguiente, "Revenge". Una obra que ya contaba con la cohesión y objetivo de miras puesto por y para el AOR, sin más distracciones. Para muchos, aquí hay mejores canciones. Aunque en el debut sobresalen algunas que no son superadas en éste, todo sea dicho. Pero sí que la producción  es más rica y potente, en manos de Ben Wisch (teclista y coros), que sustituye a David Beck del anterior. También se ha prescindido de los dos baterías del primero. Gregg Gerson prestará sus tambores para Adam Bomb, Billy Idol y Skin & Bones, mientras que Mark Kaufman se irá con Riff Raff. El sustituto será Danny Shmitt, que en realidad siempre fue el batería original de Mayday. Quedan los tres miembros que sobreviven al homónimo,  Steve Johnstad (voz solista imbatible), Charles Mass  (bajo) y el líder Randy Fredix (guitarras, coros). 

El tema-título abre ya con la firme seguridad de atrapar al fantasma de las ondas, con una canción de estupenda orientación Foreigner. Y con un Steve Johnstad en estado de gracia, es fácil conseguirlo. Las melodías de voz y teclados son recordatorias de 707, (el mismo año de "Megaforce"), en "First Impressions". Ergo, Journey merodea por el estudio en forma de socorrida musa. Más hard viene "Middle of the Night", de inmensas armonías y cañería orientativa Night Ranger. Randy Fredix pone a punto su bólido eléctrico,  y compite de tú a tú con el rey de la velocidad del momento, Eddie Van Halen. Exquisito final con piano a la REO Speedwagon. "Cherry" es un extraño corte en Mayday, que a mí me recuerda a algunos de Saga (los reyes del funk prog!). Fredix es una fiera desatada en finura y shredding, junto a las teclas de Wisch, casi a la altura de Gamma. También es el cantante solista (?!), como en la siguiente,  "Ready Or Not". No lo hace mal, pero teniendo a Johnstad, me suena a maniobra pelín egocéntrica, la verdad. No puedo por menos que recordar los discos arruinados por Lukather en Toto,  con su inútil intento de sustituir a los cantantes de ésa banda. Precisamente de ésa. El tema no está mal, muy teclistico y casi pomp.  

El otro lado del álbum trae otra joya, "Mystery". Cantado en una línea Steven Tyler / Steve Perry en su inicio, contiene EL alma del FM rock de aquellos días, con garra hard rock y melódica sensibilidad. Algo que echo de menos hoy. Mayday prestan en su segundo álbum mucha atención a los arreglos de teclas, e "Identify" los lleva bien puestos, (los arreglos y los cojones). Otra de olor a "Evolution / Departure", con extraordinarias líneas solistas de ése gran olvidado llamado Randy Fredix. Casi por derroteros prog, es un corte que muestra a una banda esplendorosa, que ha sabido elegir definitivamente su estilo y su sonido. Y ha acertado. "Cruisin" es un tremendo empujón de vitalidad y mala uva made in USA. Un cruce entre Granmax y Great White.

Terminan con otra atractiva andanada, "This Girl's On Fire", que te sube a las nubes del más glorioso rock americano. Hubo una efímera vuelta en 1985 sin mucha repercusión. Lástima,  porque en ésa segunda mitad de década estaba el terreno que había abonado Mayday.

Steve Johnstad formó en 1986 NRG, con Rudy Sarzo y Tommy Alridge entre otros.....cinco minutos. Apareció también en créditos del "Hurricane Eyes" (1987) de Loudness.



Reeditado por Rock Candy en 2016, "Revenge" es mucho más homogéneo, sólido y espectacular que su respetado debut de estética soviet. Pero Mayday no dejaron de ser, en el fondo, mas que otra oportunidad de banda grande desperdiciada.

J.J. IGLESIAS 










                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios