Entrada destacada

STACK - Above All (1969/ Stack)

Imagen
 Discos como éste son la razón de ser de Rockliquias. Se trata de una auténtica reliquia rock de primer orden, recién reeditada por los expertos rescatadores de Lleida, Guerssen. Cuánto bien le están haciendo a la historia más desconocida del rock.  Stack fueron un quinteto procedente del sur de California. Cuyas raíces,  consecuentemente, estaban en combos de surf music de los 60. Allá por 1968 se reúnen para incendiar escenarios con el más abrasivo hard rock del momento. Parecen más bien de Detroit. Rick Gould (guitarra solista, voz),  Kurt Feierabend (guitarra rítmica,  voz), Bill Sheppard (voz solista), Bob Ellis  (batería) y Buddy Clark (bajo). No se puede decir que no se codearan con los grandes : Buffalo Springfield, Three Dog Night, Iron Butterfly, Alice Cooper (asiduos compartiendo escenario), Flying Burrito Brothers,  New Yardibirds (Led Zeppelin, de hecho) o su primer concierto grande, que fue junto a Spirit. El mismo Jimi Hendrix utilizó su equipo para una improvisada jam j

MAX WEBSTER - Universal Juveniles (Mercury, 1980)

 Uno de los atractivos de aquel "Striktly For Konnoisseurs", es que abarcaba la escena oculta USA / Canadá  desde todos los ángulos posibles. Normalmente, es improbable que los canadienses Max Webster se asomen a una página dedicada al AOR (en AH se han asomado, ed.). Porque su estilo es una indefinición conseguida de hard rock melódico,  progresivo, pomp, referencias a Zappa y otras locuras de estos majaras maravillosos.



 Provenían de Sarnia, Ontario y sus orígenes se encuentran en bandas locales de los 60 como Zooom o The Gladiators. Hicieron como backing band en una u otra ocasión para Mike Quatro, Alice Cooper o MC5. Gente del área de Detroit, por lo que deduzco que se desplazaron por la ciudad del motor en algún momento. Su líder era Kim Mitchell (voz y guitarra), y el resto de los fundadores, Terry Watkinson (teclados), Mike Tilka  (bajo) y Paul Kersey  (batería). Un quinto miembro sería su letrista Pye Dubois, que junto a Mitchell escribían casi todo el material. Dubois también colaboró con Rush con toda lógica.  Ambas bandas compartían amistad, productor (Terry Brown) y sello (Anthem). Conocí a Máx Webster porque no había entrevista de Rush en donde no nombraran a sus amigos y compañeros de carretera. Por fin en un viaje a Andorra pude hacerme con "Live Magnetic Air" (1979). Me costó comprender la naturaleza musical de estos zumbaos. Pero cuando lo hice, nada me detuvo hasta conseguir sus álbumes de estudio. "Max Webster" (o "Hangover") (1976), "High Class and Borrowed Shoes" (1977), "Mutiny Up My Sleeve" (1978), "A Million Vacations" (1979) y el final, "Universal Juveniles" (1980). No tenían problemas de popularidad en Canadá. Pero nunca consiguieron dar el golpe de efecto en USA, (aunque "A Million Vacations" entró en listas). Ni en Europa, (que giraron en el 79, pero suspendieron la segunda gira por falta de promoción y escasas ventas de tickets). 

Para "Universal Juveniles", Max Webster andaba con sus filas diezmadas, pero muy bien reforzadas. Tan sólo Mitchell y el letrista Dubois quedaban de los originales. Aunque Gary McCracken (batería que había estado en Klaatu y Wrabit) y Dave Myles (bajo) eran miembros "históricos" desde hacía unos años. Colaboraba el fundador Terry Watkinson, y los teclados andaban todavía más atendidos por Doug Riley y Dave Stone (de los extraordinarios Symphonic Slam,  y posteriormente en Rainbow). Pero la colaboración estelar era la de los mismos Rush de pleno. Producía Jack Richardson, dando descanso a Terry Brown. 

Abría "In The World Of Giants" con determinación magnífica,  en estrategia hard pomp a la Morningstar o Axe. Con líneas suicidas teclas-guitarra que se lanzaban a tu coco como un kamikaze Stuka. Hard rock directo a la yugular presentaba "Check", si bien sus arreglos no eran muy convencionales. Su intención era patear culos. ...a su manera. "April in Toledo" saca al Zappa (moderado) que lleva dentro Kim Mitchell y lo exhibe con una excelente melodía pomper. La banda está impresionante. Como dicen en los desternillantes créditos interiores, That Was A Guitar Solo! "Juveniles Don't Stop" conserva un hard jazzy de lo más seductor, con el inflamable sinte del rubiales Dave Stone. En mi 18 cumpleaños, armaron una buena en los Phase One Studios : "Battle Scar".Totalmente en vivo, un bajo "Ricky" atronador de Geddy Lee, entra a saco en una pieza cantada a medias entre él y Mitchell. Para desarrollar un monstruoso hard pesado donde Lifeson, Peart, Myles, McCracken y Watkinson escriben un capítulo del rock canadiense (y mundial) con mayúsculas. Menuda jam -compuesta, brothers and sisters. Oro macizo. Una de mis posesiones más preciadas / queridas: el promo para Radio Canadá International del maxi de éste tema como "Máx Webster (and Special Guests)". En el otro lado, "Chalkers" posee ese sentido prog que respira cualquier composición de los Webster, aún con su componente hard rock bien definido. Dave Stone brilla de nuevo, aunque eso es extensible a todo el disco. "Drive and Desire" es otro highlight en una obra necesaria. Entusiasmante pomp que Kansas hubieran firmado gustosos. 

Un cierto aire West Coast atrapa  "Blue River Liquor Shine", siempre les gustó incluir alguna así, (recuerdo ahora "On The Road "). Con acústica textura pero poderosa constitución melódica. Doug Riley esta al piano  y en las teclas hasta final del disco. Un músico muy popular en Canadá, que llegó a ser requerido como miembro fijo por el mismo Ray Charles para su banda (y rehusó). "What Do You Do With The Urge" lleva un perfume Stones si éstos se hubieran decantado por el hard rock. Los arreglos son sorprendentes,  imaginativos y nada estrafalarios (sus vestimentas, si).



Y "Cry Out Your Life" finaliza un ambicioso álbum con otra píldora de rock inteligente para mentes abiertas y ávidas de nuevos desafíos. Max Webster no te daban "más de lo mismo", eso seguro. Una noche de 1981 en Memphis, después de compartir escenario con Rush, Kim Mitchell decidió disolver la banda. Su carrera en solitario es recomendable,  aunque nunca llegó a las excelencias creativas de Max Webster. Hubo esporádicas reuniones en 1990 y 2007. Rock Candy ha reeditado los tres primeros trabajos de la banda. Pero ya puestos, y si no tienes nada, en 2017 se editó la box-set  "The Party", para saciarte a gusto. Si no quieres soltar pastizal, empieza por aquí. Es un inmejorable comienzo.

J.J. IGLESIAS










                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios

Publicar un comentario