RON BERRY - Osiris (1985 / Newcastle Media W.)

Inglaterra ha venido conservando el legado de la Escuela de Berlín desde los 80. Bien es cierto que con su propia idiosincrasia progresiva en muchos casos, en favor del puro experimentalismo alemán. Ian Boddy, Steve Moore, Mark Jenkins, Paul Ward, Paul Nagle, Andy Pickford......La lista sería muy larga, encabezada por Brian Eno. 



Ron Berry no suele ser tan conocido,  aunque su discografía abarca desde 1980 a 2011. Así que es un veterano con dilatada experiencia en la fabricación de mundos imaginarios, desde la electrónica. En el caso de su tercer álbum de 1985, "Osiris", plenamente centrado en Egipto, "El Libro de los Muertos" y demás temática recurrente con el género.  Puede que el tema sea algo tópico y manido,  pero su música alejaba dudas. Todos los sintetizadores de éste disco fueron construidos por Berry. Y eso da un plus de originalidad a un sonido que no le debe nada a las marcas habituales. Modulares customizados que proporcionan un característico sonido y elección textural distinta al resto. Tanto gustaron sus creaciones, que Korg y Yamaha le pidieron colaboración  para sus posteriores lanzamientos.

La inicial "Heliotropolis" (14'40) tiene  un genuino y no disimulado amor por la Berlín School, cercano aquí a Klaus Schulze en su estrategia mínimal melódica.  Aunque alejado de él en secuencias de distinta naturaleza. Recuerda, son sus instrumentos, fabricados artesanalmente. Me sobra de la ecuación una fastidiosa caja de ritmos, pero recordemos que estamos en 1985. Algún vestigio de aquel presente se tenía que reflejar. No es para preocuparse, y el tema transcurre en esencial melódica ciber - paisajista, de exquisito gusto y cromática descripción. 

"Dreams of Osiris" (15'30) viene cargado de música fotográfica.  No cae en el truco fácil orientalista, sino que crea su propia ilusión mística.  De claros presagios dark-ambient, posee cierta reminiscencia Tangerine Dream de primeros 80. Y una querencia melódica bien desarrollada. Ciertos rasgos apocalípticos le dan consistencia épica y hace que la atención del oyente sea constante. Damos la vuelta y "Lake of Horus" (9'10) es un  tema calmado, lleno de introspección froesiana y texturas en constante movimiento. Una bella exposición de  sonidos procedentes de prototipos y sintes caseros,  que compiten con los grandes en igualdad de interesante despliegue sónico. 

La final "Passage Through the Hall of Maat" (16'49), diría que es la más experimental  y con tesituras más vanguardistas. Vuelvo a insistir en que no abusa, ni siquiera lo intenta, de la temática egipcia con clichés mil veces oídos.  Ron Berry es un creador de síntesis lo suficientemente original como para estudiar sus propios mundos, y hacerlos realidad con altas dosis de personalidad. Vuelve, eso sí,  la fastidiosa rhythm computer a "estropear" un bonito tema. Con más de Dusseldorf -Kraftwerk inspiración que de sonido berlinés. 



Gana el buen sentido de la armonía y melodía de un sintetista que sabe muy bien cómo  preservar un legado. Que todavía estaba cercano en el tiempo, pero ya muy olvidado en 1985. Fueron éste tipo de obras, las que salvaron a un género hasta nuestros días. 

J.J. IGLESIAS 


 
Temas
00:00 - 14:40 01 heliotropolis
14:40 - 30:10 02 dreams of osiris
30:10 - 39:26 03 lake of horus
39:26 - 56:15 04 passage through the temple of maat







                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias






Comentarios