Entrada destacada

Love Live Life – 殺人十章 = 10 Chapters Of Murder (1972)

Imagen
 No hay duda alguna que la visión de los japonés en los 70’s siempre ha sido algo digno de apreciar, hoy en día cualquier manifestación que deslumbra Japón en cuestiones de ARTE logra ser algo memorable, freak y hasta de una delicadeza bárbara. Este álbum es justamente eso, y me gustaría que ustedes puedan apreciar un poco más de esa performance que solo Japón sabe manifestar en su música.10 Chapters Of Murder - from Colin Wilson's Encyclopaedia of Murder es un álbum singular, quizás no logre ser extremadamente avant-garde pero logra llegar a un punto muy alto dentro de su concepto y se vuelve una experiencia fascinante.   Debo confesar que este álbum es una obra aun "fresca" para mis oídos y todavía no salgo por completo de su performance, sin embargo para mí esto es toda una aventura sonora al extremo pues es como navegar por ríos peligrosos, en si una verdadera experiencia. Si bien sabemos que los "conceptos artísticos" de los japoneses en ocasiones son bizar

King Diamond -Them (1988)

La relación entre los seguidores de los sonidos de culto, de cualquier procedencia del mismo y el "terror", siempre convergen de alguna manera próxima a una simbiosis casi desde que surgieron en mutuo acuerdo para subsistir. El cine o la literatura entre otras artes han sido la referencia de una vasta fuente de inspiración histórica del culto sonoro en todas sus manifestaciones. Si buscamos un razonamiento que justifique esta relación apuntamos en cierto modo a cuánto hemos vivido siglos y siglos, inmersos en una cultura dominada por la doctrina castigadora y castrense  de la Iglesia Católica y su dictadura inculcando el temor hacia lo oculto, lo desconocido, lo oscuro. 



Este manifiesto de rebelión no sólo se ha manifestado en el extenso universo del Rock, a pesar de que en una de sus ramificaciones contemporáneas y cada vez más deleznable y decadente, haya ocupado un espacio de referencia en el mainstream más estratégico. Es por ejemplo el caso entre otros del sobre elogiado King Diamond, el obsesivo químico con especial fijación en la numeración, y más en concreto en el número nueve, y voz barítono de proyectos como Black Rose, Mercyful Fate y King Diamond. Ostentoso donde los haya con sus sobre excesos en el uso del falsete, lo que al menos en un servidor provoca dentera y aborrecimiento hacia su obra, en lo que a la parte vocal de la misma concierne, pero gran admiración y profundo respeto en su faceta como compositor y fundamentalmente, en la forma en la que durante la década de los ochenta, el danés llevo a cabo en la estructura, enfoque y desarrollo de sus composiciones tanto en Mercyful Fate como en su proyecto más aclamado, King Diamond. Con este último, desde el año 1986 hasta los primeros años noventa, la popularidad fue su mayor aliada, con especial mimo y gratitud hacia obras como Abigail o Conspiracy, que a modo conceptual colocaron a Kim Bendix como uno de los más creativos y avanzados compositores e intérpretes del Heavy Metal de carácter progresista y de cierta orientación hacia la senda compleja, hallada en sus métricas irregulares y su refinado gusto por los compases de amalgama. 



Su tercer trabajo discográfico como King Diamond: Them, publicado en Julio del año 1988, e inclusive a día de hoy sigue generando cierta pereza, desgana auditiva entre los nuevos y veteranos incondicionales del vocalista. Desde las tareas de producción al contenido del conceptual del disco protagonizado por abuelas prófugas de asilos mentales, no sitúan justamente esta obra en lugar que a modo tanto compositivo como resolutivo realmente le corresponde. A pesar de que Them no sea la niña bonita del estrafalario artista que aún permanece en activo, es una obra digna de respeto y de la que inclusive, se pueden aprender pequeñas grandes cosas totalmente olvidadas en un presente  excesivamente agitado, indigno de mención dentro de un alto porcentaje de la práctica del culto en el cuarto arte.



Welcome Home, no sólo fue la pieza de apertura de esta propuesta, sino con la que abría sus conciertos durante la longeva gira de presentación del álbum posterior Conspiracy. Un tour que pasó por España en Marzo del año 1990, y del que entre otros muchos, yo mismo tuve la oportunidad de ser testigo de lo acontecido en la misma en su paso por Madrid. Fue allí precisamente, donde aprecie con claridad varios aspectos que destacaban en este encantador de mentes adolescentes que musicalmente caminaba con mucha ventaja sobre el resto de otras bandas de la época dentro de su estilo, y cuya imaginación como letrista englobaba cierta miga de oscura ficción. Como compositor era sobresaliente. Como vocalista y ejecutor... No voy a negar que cagarse en su padre era poco, y que fue este el factor lo que menos me atraía del original músico de Copenhague, pero como frontman, showman y concesión de musicalidad, era todo un diamante en bruto. Un tipo que dentro de lo establecido en el negocio discográfico, arriesgaba aplicando sabia inteligencia. 

Luis Arnaldo Álvarez (Baterista  y Locutor profesional independiente)


 
Temas
Out From The Asylum 00:00
Welcome Home 01:45
The Invisible Guests 06:21
Tea 11:26
Mother's Getting Weaker 16:41
Bye, Bye Missy 20:43
A Broken Spell 25:51
The Accusation Chair 30:00
'Them' 34:20
Twilight Symphony 36:18
Coming Home 40:38
Phone Call 41:41


 Rockliquias Radio






                Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios