Entrada destacada

Starlite Campbell Band – Starlite Campbell Band Live! (2022)

Imagen
 Resulta que Cupido lanzó la flecha del amor en España. Concretamente en Valencia. Simon se había trasladado a nuestro país para grabar su segundo trabajo, "The Knife", y Suzy participaba como voz principal y coros. Incluso llegaron a abrir un estudio de grabación en nuestro país,  Supertone Studio. Simon John Campbell nace en 1958 en Radcliffe, Greater Manchester. A los 16 ya lleva colgada a sus hombros una guitarra. En los 70 entra a formar parte de Whitefire , con Tim Wright (voz), Eddie Byron Taylor III (batería) y Jim Beswick (bajo. Editan un EP en 1978. Posteriormente la banda evoluciona bajo el nombre de  Roadrunner. Esta aventura musical finaliza en 1986. Tres años más tarde forma Little Brother junto a  Grant Baxter (batería), Gary Short (bajo) y Stephen Dowd (teclados). Debutan discográficamente con "Survival" en 1992. Ese mismo año se disuelve el grupo. Nuevo proyecto bajo el nombre de The Method con Mick Gilbourne, ex baterista de 10CC, entre otros músic

IVORY - Ivory (1973 / Playboy)

Para el "oráculo" Progarchives, sólo existen los Ivory alemanes de "Sad Cypress". No. Hubo otros mucho antes en Canadá. En 1972, iban a ser la banda de acompañamiento del cantante Grant Guillickson. Pero éste no se veía como cantante solista, y prefería más la labor de grupo. Así surgió Ivory y su único álbum para Playboy Récords,  en 1973. 



Inmersos en la corriente progresiva del momento, iban todo decididos ellos a ser una banda de tres teclistas y un batería. Sin bajo ni guitarra. Al final moderaron algo su desfase y lo dejaron en dos teclistas,  Paul Bass y Brian Whitcomb. Jim Divisek en la percusión y electronics y Stephen Pinkston al bajo. Pero no hubo guitarra. Tim Alvarado produjo en los Récord Plant de Los Angeles, lo que significa que contaron con algún presupuesto.

"Morning Song" abría con progresiva voz a lo Gentle Giant, con marimba y Hammond. Muy juguetones ellos y muy bien combinados. Rítmica detallista y dibujos de teclado constante. Esto es muy bueno,  señores. Recuerdan a Triumvirat o The Trip. Casi nada. Un parisino acordeón inicia "Prime Example". Recordamos que son canadienses como The Band, una gran influencia aquí. De hecho siempre he percibido un acercamiento prog en la célebre banda. "Take it  Easy" posee una ágil respiración psych, de irreprochable gancho emocional y teclística muy detallada. Incluyendo la tuba de Stephen Pinkston, marca registrada en sus planteamientos. Y otro acercamiento a los de Robbie Robertson!  Pero ahora sí que ya no hay dudas. Abordan "Where do we go from here" de sus adorados The Band, como total admiración,  y se marcan una versión bien chula.

 La electrónica lo domina todo en la breve "Arrow Beach", que parece el final de "Karn Evil 9"......Y enlaza con "Bring me Down", de pura inspiración ELP, con la excelente voz solista (y coros), donde el Hammond y piano comparten protagonismo casi jazzistico. Nada sorprendente, pues en vivo solían atacar piezas standard como "Summertime" o "Milestones". Lo que hace suponer, que con el filtro progresivo teclístico, nos hemos perdido un gran disco en directo de Ivory. Es una pieza destacada,  para finalizar el primer lado. El nivel se mantiene en el segundo. Como demuestra "Bear Phaze", con el clavinet y un tremendo bajo impulsor, recuerda claramente a Greenslade. Es un instrumental espectacular y emersoniano, digno de los más grandes. El "Theme for an Imaginary Western" de Jack Bruce, que popularizara Mountain, tiene aquí su personal revisión más en onda Procol Harum / Rare Bird. Otra excelente elección ajena. 



El tema extenso del álbum es "I Want to Tell You" (8'05), de impactante tensión emocional. Vuelven las afinidades con Triumvirat, pero también con 2066 & Then o Sixty-Nine,  si hablamos de colosos del órgano teutón.  Mientras el piano gusta de jazz feel al puro estilo Keith Emerson. Brutal."Time After Time" finaliza con un nostálgico tono y pompa digna de Carnegie/The Mark & Clark Band. Único album y desaparición total de una banda que pudo ser grande, estando justo en el momento adecuado. Pero la suerte no entiende de justicias.

J.J. IGLESIAS  










                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios