Entrada destacada

AMERICA - Hearts (1975, Warner Bros. Records)

Imagen
 Hijos de padres estadounidenses y de madres londinenses (sus progenitores estaban destinados como militares en West Ruislip U.S.A.F.), los futuros miembros de este trío comenzaron militando en diferentes bandas, proyectos gracias a los que entraron en contacto. Gerry Beckley, Dewey Bunnell y Dan Peek se convierten en America tras un pequeño viaje de estudios del último a los Estados Unidos en 1969. Allí toma un pedazo de la esencia folk de diversas ramas y lo inyecta en las raíces de su nueva apuesta, un tridente con una carga que tampoco reniega de los conocimientos esparcidos por las ediciones musicales de The Byrds. El primer álbum y más unido a los postulados norteamericanos de finales de los 60 se grabaría en los Trident Studios, aun así el final no sería la materialización del sueño inicial de los America. Ellos pretendían seguir tras la línea dejada por The Beatles con Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, pero sería Ian Samwell, productor de los muchachos y mano derecha del r

PREMIATA FORNERIA MARCONI (Tercera parte) (“L´isola di Niente” )

ROCK PROGRESIVO ITALIANO  (Temporada 1, Clásicos)

El éxito de Photos Of Ghosts en la edición de Manticore Records de 1973 lanza a la banda italiana al estrellato mundial y realmente suponen un buen competidor para cualquier grupo famoso anglosajón del momento. Hay que reconocer que la Manticore supo hacer un buen marqueting y gracias a la buena acogida de la PFM, otros grupos italianos se beneficiaron de firmar contrato con Emerson y cia. El tercer álbum de 1974 que formaría la tríada sagrada de esta banda se llamaría “L´isola di Niente” que como en el caso del anterior acabaría convirtiéndose en The World Became The World” para el mercado internacional.


 Volvemos a la misma jugada: edición italiana, de la que por desgracia tardé bastantes años después en hacerme con ella y edición española del “The World Wecame The World” cuyo título de la canción en texto de Pete Sinfield fue el anglicismo ocurrente que sustituyó a la poética “Impressioni di settembre” del primer trabajo. Si la versión italiana es superior o no, forma parte de mi forma subjetiva de entender a la PFM. Lo cierto es que un fenómeno al bajo como Patrick Djivas procedente de otra banda importante como fueron Area, sustituye al anterior Giorgio Piazza y el sonido se va a notar mucho hacia una mayor precisión técnica próxima al jazz fusión prog, pero también hacia una música más musculosa y contemporánea, que les hará perder cierto encanto inicial y perfumes florales primarios. Lo que ganan por una parte lo pierden por el otro, pero así así sucede en muchos aspectos de la vida y lo difícil es dar con la clave del equilibrio. La cosa quedaría de esta manera: Seis piezas para “The world…” The “Mountain”, “Just look Away” y el añadido de “The World wecame The World” en la cara a. La b se abre con “Four Holes In The Ground”, “Is My Face on Straight” y “Have Your Cake and Beat it”. La versión original se reduciría a cinco canciones: “L´isola di niente” y “Is my Face…(lo dejaron igual), en la primera cara y “La Luna Nuova”, “Dolccisima Maria”) y “Via Lumiere” en la segunda. Que cada uno elija, pero ya sabéis mi preferencia.



“L´isola di Niente” (The Mountain) es una complicadísima composición de 10 mtos que se inicia con unos acechantes coros del averno, nada tranquilizadores, casi histéricos y demasiado largos, hasta que Franco Musida rasga con fiereza la guitarra eléctrica en un ritmo irregular y complicado, con un bajo tremendo y la pieza se convierte en un laberinto fuerte y bestialmente tocado nada que envidiar a los Crimson más desatados. Esta pieza es un torbellino casí llegando a la saturación sonora, que impresionó a Keith Emerson proclive a este tipo de composiciones densas, ricas, con exceso de ornamento y cambiantes con alguna flauta del Mauro Pagani deliciosa.  Cuando la oí por primera vez me sobrecogió al compararla con las dulzuras del Ghosts aunque sus pasajes sinfónicos y líricos, son canela en rama, vulgarmente dicho. Se la curraron pero bien. 



El absurdo título de “Is my face…” es otra composición que se las trae con cierto trasfondo burlesco y enloquecido, pero la melodía y el feeling merecen la pena y tanto Premoli, Mussida como Pagani están en su salsa. La inconfundible batería de Franz Di Cioccio me recuerda mucho a la forma de tocar de Michael Giles ( del primer Crimson). Premoli termina la pieza dando una magistral clase de acordeón. 



Las delicias llegan en la segunda cara del vinilo cuando el perfume folclórico italiano se desborda en la maravillosa “La Luna Nuova” (Four Holes…) una de mis piezas favoritas de la Premiata, con una alegría que expande el pecho y la emoción y algún músculo colgante que no cito. Una preciosidad que nos devuelve a los primeros discos. La velocidad que cogen a partir de la mitad acojonan al más pintao. 



No podía faltar la amorosa y tierna “Dolccisima María” (Just Look Away) perla y hermosura que solo los italianos pueden tocar con esa sensibilidad mediterránea.



 El disco se enfría tremendamente con la técnica jazzificada de “Via Lumiere” (have your Cake…) donde casi juegan a ser la Mahavishnu porque quieren demostrar lo buenos que son y lo son vaya que sí, pero esta pieza la encuentro fuera del contexto de la línea del álbum y ya anuncian los derroteros que van a seguir en los años siguientes.
Alberto Torró



Temas
1. L'Isola di Niente (00:00) 
2. Is My Face On Straight (10:50) 
4. La Luna Nuova (17:44) 
5. Dolcissima Maria (24:10) 
6. Via Lumiere (28:15) 





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios