Entrada destacada

Milford Graves & Don Pullen - Nommo (1967) / Moriyama Takeo Percussion Ensemble – Full Load (1975)

Imagen
 El impetuoso carácter distante de la filosofía modal aplicado por el baterista Milford Graves sigue estando en plena vigencia en tiempos actuales. En esta ocasión está acompañado por el siempre eficaz a merced pertinente resolución vertical auspiciada en piano de Don Pullen. Los discursos de ambos transcurren por los recovecos menos explorados de la libertad de expresión en las formas singulares del Free Jazz cosechado en el mejor de los momentos de un año 1967, que entre otras muchas cosas de tez positiva, trajo consigo el sensacional álbum Nommo. Y la mejor crema de Cacahuete que contribuye el proceso de una placentera digestión tras ingerir nutrientes cosechados entre los años 1967 y 1975, ente USA y Japón, procede del sello Frasco Records, quien tuvo la deferencia de apoyar editando la iniciativa del baterista nipón Takeo Moriyama, quien junto con el vibrafonista; Momose Kazunori y el percusionista Yasunori Yamaguchi, le dieron forma a la cosplay composición de Moriyama, registrad

ISILDURS BANE - MIND VOL 4 Pass (2003)

Por primera vez desde tres décadas atrás vuelven a aparecer voces en un disco de Isildurs Bane, siendo éste trabajo un completo antagonista con el volumen anterior. Del jazz free improvisado a perfectas y originales composiciones, difíciles de encuadrar en cualquier estilo. Del refinamiento clasicista y la sofisticación más absoluta al retorcimiento y la oscuridad casi crimsoniana de la época Thrak en algunas partes. 



Pero Isildurs son demasiado sibaritas para parecerse a nadie y la música en general es de difícil clasificación. Van del lirismo absoluto al retorcimiento y la aspereza como si nada. Quieren tocar diferentes palos y este es en realidad un disco completamente “progresivo” en el sentido literal del término.

 El álbum se compone de cuatro mini suites dispares con cuatro subdivisiones cada una: “Here”, “Hope”, “Fear” y “Pass” la única pega es que a veces suenan a demasiado “prog modernillo” depresivo y algo snob, pero esto es un apunte personal dada mi alergia a ciertas bandas insoportables que no cito porque considero que es irrelevante. A ratos es un disco perfectamente aburrido en otras asoman brillos de genialidad. Se alternan una voz femenina y otra masculina y los estados de ánimo cambian a ratos, aunque predomina en hundimiento y la abulia de habitación poco ventilada y de luz mortecina. Yo sé que este disco va a gustar más a las generaciones más post-alternative-progressive-rock, es decir a los más jóvenes. 



Quisiera destacar de la suite “Fear” los ocho mtos de “Idea” quizás dentro de la línea “moderna” que en este disco ejecutan, es lo más interesante y lo mejor desarrollado, aunque tiran a veces peligrosamente hacia el “pop elegante” pero bueno no quiero ponerme “tikismikis” (expresión aragonesa…?) porque los tíos lo hacen francamente bien a años luz de lo mediocre y lo barato. 

En definitiva, el vol 4 de Mind es otro capricho de los suecos para demostrar que su música puede abarcar caminos muy diferentes y variados. Hay partes del disco que me encantan y otras me hacen bostezar, algo parecido a la vida cotidiana, aunque en este sentido hay pocas cosas encantadoras y pasados los 60 años y próximo a la tercera edad (¡que bonito!) solo sirven para confirmar el fraude y la mentira de la vida.
Alberto Torró







Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios

Publicar un comentario