Entrada destacada

Love Live Life – 殺人十章 = 10 Chapters Of Murder (1972)

Imagen
 No hay duda alguna que la visión de los japonés en los 70’s siempre ha sido algo digno de apreciar, hoy en día cualquier manifestación que deslumbra Japón en cuestiones de ARTE logra ser algo memorable, freak y hasta de una delicadeza bárbara. Este álbum es justamente eso, y me gustaría que ustedes puedan apreciar un poco más de esa performance que solo Japón sabe manifestar en su música.10 Chapters Of Murder - from Colin Wilson's Encyclopaedia of Murder es un álbum singular, quizás no logre ser extremadamente avant-garde pero logra llegar a un punto muy alto dentro de su concepto y se vuelve una experiencia fascinante.   Debo confesar que este álbum es una obra aun "fresca" para mis oídos y todavía no salgo por completo de su performance, sin embargo para mí esto es toda una aventura sonora al extremo pues es como navegar por ríos peligrosos, en si una verdadera experiencia. Si bien sabemos que los "conceptos artísticos" de los japoneses en ocasiones son bizar

TAU - Tau (1982 / VERLAG PLANE)

Hay discos y grupos escurridizos,  que consiguen eludir la omnipresente mirada de internet por muy infalible que ésta parezca. Es el caso de los alemanes Tau, que por no aparecer no salen ni en la todopoderosa Prog Archives. El año de edición ya era tardano para éstas músicas.  Y demuestra cuánto daño hizo al buen gusto esas efímeras  modas de colorines de tontería elevada al cubo (de la basura). Ya me dirás qué futuro le esperaba a combos de locos románticos como éstos......dedicándose a un sinfo-prog genesiano cantado en alemán. Más que el Alcoyano.


Dirk Markus era un tremendo cantante. Muy teatral, como está mandado. Que igual recuerda a Gabriel que a Fish, poniendo también mucho de su parte. Michael Barfuss era un teclista excelente, mejor no saber qué fue de él,  porque a lo peor lo engullo una verbena band mata-músicos. Además siendo el principal compositor. Michael Richerti en las guitarras y voces. Fritz Knipper al bajo. Y Helge Babru en percusión y vibrafono. Colabora Helge Schneider al saxo. En algún tiempo miembro de Broselmaschine.
Fue grabado en los estudios de Dieter Dierks y eso es otra garantía  de calidad. Pero la definitiva es colocarlo entre tus orejas. 

"Willkommen" (4'27) tiene un aire a cabaret surrealista - demente muy gabrielano, tanto por voz como por dramatismo marca de la casa. Los teclados lo invaden todo, órgano /mellotron puramente Banks y bajo +Taurus a ritmo entrecortado deudor de Mike Rutherford. Richerti tambien se tiene bien aprendido el papel de Hackett, y no lo digo como algo peyorativo. Como los desarrollos percusivos espectaculares de Babru.

 El encadenamiento de temas me sugiere alguna historia parcialmente conceptual, pues sin interrupción sigue "Der Traum" (12'01). Musicalidad y policromía sonora fuera de parámetros. Estos desconocidos se nos ponen al mismo nivel que unos Neuschwanstein, Grobschnitt u Holderlein. Sensibilidad a flor de piel, (si, esa "cosa" que sólo percibimos los enamorados por éstas músicas ), y una épica magnífica. Si los situamos en el tiempo de sus maestros, estarían recreando la época que va de "Foxtrot" a "The Lamb". Palabras mayores. Sobretodo porque en el 82 Génesis se alejaba de la magia como si fuera la peste.

"Todesfugue" (6'49) tiene algo de las paranoias mentales de Peter Hammill en VDGG, incluido saxo estilo David Jackson. El lado oscuro de la fuerza se cierne en la audición,  con un soberbio mellotron que parece extraído de las sesiones del "Watcher of the Skies".


Otra "gabrielada" es "Wenn Die Pote Sonne Bei McDonald's Versinkt in Hausermeer" (5'03). Aquí la pantomima y el teatro del absurdo se manifiesta claramente como la vida misma (acaso esta  no lo es?). 

 "Eines  Morgens in April" (3'10) podría equipararse al material de los primeros IQ. Un bonito instrumental que se me hace corto.

La mezcla de drama/teatro vuelve con "Gott" (4'29), en natural balance VDGG / Génesis, resolviendo con una preciosa conversación guitarra-mellotron de inspirado sentimiento. 

Finalmente "LSD" (7'39) transmite toda su carga paranoica perfectamente. El vibráfono aporta para ello en unos pasajes dadaístas que va describiendo con realismo Dirk Markus. Mientras canta enloquecido "Lucy in the sky With diamonds". A pesar de que éste tema no tiene nada que ver con los de Liverpool.

Instrumentalmente, Tau eran sobresalientes, ingeniosos y de alto nivel técnico y compositivo. Y su disco, que no sé si fue único pero por las fechas me da que sí,  es de notable sobrado. Me suena demasiado 70s como para llamarlo Neo Prog, aunque por el año de edición ya  podría entrar en esa escudería. De todas formas, malos tiempos para la lírica,  me temo. Una pena.

J.J. IGLESIAS



Temas
A1 Willkommen 1:27
A2 Der Traum 12:01
A3 Todesfuge 6:49
B1 Wenn Die Rote Sonne Bei McDonalds Versinkt Im Häusermeer 5:03
B2 Eines Morgens, Im April 3:10
B3 Gott 4:29
B4 LSD 7:39




Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                     
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios