Entrada destacada

Os Mundi – 43 Minuten (1972)

Imagen
 Una entrega sumamente sugestiva, exquisita y con cierto rollo político, Os Mundi ha madurado y su fórmula se torna más ecléctica, su postura se tiñe de progresismo y su vitalidad retumba profundamente. 43 Minuten logra ser camaleónico, muy “zigzagueante” y su perfomance ahora abraza una onda más progresiva, la banda amplía su visión, re-plantea su fórmula y el Krautrock se cuela inmoralmente dentro de un concepto progresivo.  Ahora se puede apreciar un sonido más maduro, “limpio”, cargado de matices, estilos y de cambios de tiempo, la banda “muta” y el álbum se convierte en una obra ecléctica bastante llamativa y con una fuerte personalidad. En verdad es una obra muy potente, intensa y entretenida. Fue uno de los pocos trabajos renombrados y netamente progresivos de la Alemania de los 70’s, lamentablemente la crítica de su tiempo fue un poco severa, pero para muchos esta fue considera como un imprescindible, convirtiéndose así en un álbum de CULTO y básico para cualquier proghead. Mis

Cachemira – Ambos Mundos (2022/Heavy Psych Sounds)

 2017 vio la aparición del power trío barcelonés, Cachemira y su "Jungla". Un trabajo impresionante aunque de escaso recorrido. Los proyectos paralelos de sus miembros pedían prioridad. Alejandro Carmona Blanco, batería de Prisma Circus. Gastón Lainé, guitarra y voz de Brain Pyramid. Y Pol Ventura al bajo. Fue aquella la primera formación, que lo dejaron por falta de motivación. Pero unos meses después conocen a la bajista y voz, Claudia González Díaz,  ex-The Mothercrow, que ahora vive en la Bretaña francesa. Y recuperan ánimos. Junto a ella, Gastón se concentra más en la guitarra, su inicial pretensión, y recuperan a Alejandro para el kit percusivo. Eso dará como resultado "Ambos Mundos" en 2022. Brutal resurgimiento sin perder nada de energía y con matices agregados. Como las destacadas colaboraciones de Alexandre Sánchez Miralles (guitarra de Saturna). O los hermanos Camille y Colin Goellaen (Moundrag), entre otros.



Desde la hendrixiana entrada de "Don't Look Back (To the Fire)" ya nos podemos hacer idea de que esto es serio. Espléndida y poderosa voz grave la de la bajista Claudia González.  Y el Hammond de Camille Goellaen, que va a ser preponderante en toda la grabación.  Engranaje rítmico que sabe a Crema y la solista tras los pasos de Robin Trower. "Keep an eye on me" arrasa en contundencia heavy psych aplastante. Como si en May Blitz cantara Inga  Rumpf, con el órgano de Vincent Crane!!! No para esta rueda infernal de buen blues ácido en estado incandescente. 

"Future's Sight" (escrita por su anterior bajista, Pol Ventura), cruza densidad decibélica Mountain con más reciente, tipo Radio Moscow. Y la Strato blanca del zurdo, sale de la tumba para pasearse en forma de ectoplasma sónico por éstos surcos. Cuatro cuerdas que destripan en "Dirty Roads". Jack Bruce o Félix Pappalardi como taladro rítmico que honra lecciones bien asumidas por la killer frontwoman. Organada inmisericorde en pugna con baquetas y cuerdas de pleno estallido nuclear. Prog mastodóntico que no deja crecer la hierba. Frank Marino aplaude y le da la vuelta al disco.

"Mujer Vudú" lleva intro que acojona tanto como Pentagram. Ahora cantan en español, pero ésto suena a hard rock de porteños malditos. En invocación directa con deidades del averno arg como Vox Dei, Manal, Pappo's Blues, Montes, Piel de Pueblo, Plus, El Reloj, Pescado Rabioso.... Cachemira posee la ouija y el mojo que abre ésos portales dimensionales.

Vuelven al inglés para "Get Out (Turn Around)". Que parece un outtake del Band og Gypsys con el Hammond de Billy Preston. Y otra de escuela Hendrix es "Coast to Coast", que con ésa insinuante garganta los convierte en inigualables. Cachemira es pura bomba de napalm psicodélico que suena a 1969. Amenazante. Tal y como era el rock antes de ser otra mascota del sistema. Apocalíptica y trascendente se presenta la más extensa y delirante "Ambos Mundos". Con la guitarra española de LG Valeta ('77) en flamígeros flamenquismos hipnotizantes. Un pesadillesco aquelarre de trance lisérgico y endemoniada psicodelia de vórtice enloquecido. El Armagedón heavy psych ha llegado. El Moog de Tom Penaguin (Orgone) pone punto final lleno de misterio. Que se grabara a las afueras de Rennes, ayuda.



"Ambos Mundos" da auténtico miedo. De ése tan necesario como para sentirnos vivos. Cachemira es puro psicoterror, el "Dossier Negro" del nuevo heavy psych.

J.J. IGLESIAS


Temas
1.
Don't Look Back (To The Fire) 00:00
2.
Keep An Eye On Me    04:32
3.
Future's Sight      07:44
4.
Dirty Roads      12:43
5.
Mujer Vudù     18:02
6.
Get Out (Turn Around)      21:37
7.
Coast To Coast     26:00
8.
Ambos Mundos    28:12



Contacto



¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 




Comentarios