Entrada destacada

STEVE EARLE - I’ll Never Get Out Of This World Alive (2011, New West Records)

Imagen
 I’ll Never Get Out Of This World Alive podría considerarse el mazazo definitivo de lo que un anterior martillazo de Train A Comin’ significó. Las raíces pedían su valor pretérito, su base incuestionable, al igual que ciertos reflejos del folclore irlandés. Entre baladas y hermanamientos con el último Tom Waits, Steve va haciendo este último camino planteado.   Esto se podría traducir en un corazón que firma sobre la línea de la entrega, pero cojeando ahora en el campo de la rabia rápida y cruda a la que no temió cuando cantaba “Snake Oil”. La producción de T-Bone Burnett marca demasiado, aunque la resolución de recuperar “God Is God” y “I’m A Wanderer”, piezas que pergeñó para Joan Baez, es uno de sus grandes aciertos en este 2011. Una senda para analizar ese cerrojo que concluye con la vida del ser humano. «Son todas, de una manera u otra, piezas sobre la mortalidad; la muerte como misterio en lugar de como signo de puntuación», ha asegurado recientemente el propio Earle sobre este m

Greg Howe – Hyperacuity (2000)

 Probablemente Hyperacuity sea hasta la fecha el mejor álbum rubricado por uno de los reconocidos guitarristas de la factoría de Mr. Varney. 



Greg Howe se caracteriza entre otros factores, por poseer un carácter dinámico ligado a su plausible hermetismo expresivo, donde la tesitura azulada de sus destacadas armonías dejan entrever con nitidez la sensibilidad de otro de los contribuyentes a la expansión del neo clasicismo hacia dimensiones imaginarias en jungla de la vanguardia de la fusión. 

Para el de Pennsylvania, el presente año 2022 no ha sido precisamente el más distinguido de su vida, tras haber sufrido recientemente una dura adversidad personal, cuya herida profunda y severa, no logrará cerrarse. 



Conociendo la personalidad y fortaleza del noble y sobresaliente músico norteamericano, a partir de ahora, cada una de sus notas llevarán impreso el intimismo pasional de un ser más humano que esclavo de la mecánica imparcial.

Luis Arnaldo Álvarez (Baterista  y Locutor profesional independiente)



 

Comentarios