Entrada destacada

SNAKE EYE - The Journey (2024/ Sommor-Guerssen)

Imagen
 Se publica por éstos días el álbum inédito de Snake Eye, gentileza de Guerssen. Banda británica anteriormente conocida como Red Dirt y con un disco único y megapasta en su haber. Rock blues arisco lo de Red Dirt, para nada mala banda ni álbum. Sólo que siempre me parecieron sobrevalorados, más por su rareza y valor monetario que por su música. En su rollo, los hubo mejores. Nunca me quitaron el sueño. Es su siguiente paso, Snake Eye, el que sí me lo quita. Cambio drástico de estilo dentro de un progresivo hard de dobles guitarras, sencillamente espléndido.  Dave Ritchie (voz, guitarra solista), Ron Hales (guitarra solista), Ken Giles (bajo) y Steve Jackson  (batería), - en un par de temas lo fue Gary Boroughs-, se marcaron el perfecto álbum imposible. Porque no salió.  Se grabó entre el 70 y el 72. Tocaron con Sam Apple Pie, Sharks, J. Geils Band o Wishbone Ash. Éstos últimos son su mayor influencia de largo. Y estamos hablando de los Wishbone de primeros 70! Para más señales inequívo

Alto Volto – Play It Hard, Play It Loud (2012)

 El segundo álbum de Alto Volvo fue, es y será uno de los más elogiados, respetados y destacados de cuantos la escena de valiente esencia rockera asturiana ha traído consigo en los últimos quince años. 



Play It Hard, Pay It Loud tenía que ubicarse estructuralmente en la retrogresión beige de aquellos años setenta permitían que el Blues y el Rock comulgasen sin tabúes ni represiones de pálida y gélida excentricidad, abatida por la musicalidad como máximo exponente del vómito eléctrico en toda su concesión y precisión. 

En este segundo trabajo del trío la frescura, los propios huevos de cada miembro, y la energía mecánica y si inercia transformó esta segunda propuesta discográfica en un trabajo de Hard Rock directo al hígado de la nostalgia imperiosa ante una escena acontecida en los años noventa, más presente a modo de influencia en el primer disco de los asturianos. 

Aroma vintage que transcurre por todo un despliegue de válvulas que sin ningún complejo transitan por la más elaborada sencillez para colear una obra que muestra nueve temas más próximos a la genuina usanza de un lenguaje perfectamente entendible en todos los rincones del mundo, que a jocosas vanguardias que sin distanciarse de la esencia Bluesy y Rockera, no logran establecerse dentro de los parámetros del despiste unánime.



Este segundo lanzamiento de Borja García;guitarra y voz, Luigi Tudermis; bajo y Miguel Herrero; bateria y coros, preserva el espíritu que el voltage más destacado de Gran Bretaña y USA ha impreso en la ineludible escuela del Rock And Roll desde mediados años sesenta hasta la fase final de los setenta, sumado a estructuras donde los noventa representados por fenómenos como Pearl Jam entre otros aderezan una producción cálida, uniforme, conservadora en disciplina retro Psycho, y tener que escucharlo en plataformas digitales y los caóticos como los repulsivos Mp3, es como recibir un puntapié en el mismísimo cerete propiciado por la punta de la atrofiada bota de un suburbial reggaetonero de Aluche, porque el contenido de la obra está expresamente destinado a su disfrute auditivo en formato vinilo con los 180 gramos de su peso en oro puro.

Luis Arnaldo Álvarez (Baterista  y Locutor profesional independiente)



 

Comentarios