Entrada destacada

Os Mundi – 43 Minuten (1972)

Imagen
 Una entrega sumamente sugestiva, exquisita y con cierto rollo político, Os Mundi ha madurado y su fórmula se torna más ecléctica, su postura se tiñe de progresismo y su vitalidad retumba profundamente. 43 Minuten logra ser camaleónico, muy “zigzagueante” y su perfomance ahora abraza una onda más progresiva, la banda amplía su visión, re-plantea su fórmula y el Krautrock se cuela inmoralmente dentro de un concepto progresivo.  Ahora se puede apreciar un sonido más maduro, “limpio”, cargado de matices, estilos y de cambios de tiempo, la banda “muta” y el álbum se convierte en una obra ecléctica bastante llamativa y con una fuerte personalidad. En verdad es una obra muy potente, intensa y entretenida. Fue uno de los pocos trabajos renombrados y netamente progresivos de la Alemania de los 70’s, lamentablemente la crítica de su tiempo fue un poco severa, pero para muchos esta fue considera como un imprescindible, convirtiéndose así en un álbum de CULTO y básico para cualquier proghead. Mis

Polestar 1 – Flying Thru The Universe (1980 / Rascal)

 Hay quien asegura que ésta banda de Baltimore sonaba todavía mejor cuando eran un trío. Nunca lo sabremos. Seguramente más duros y menos progresivos. Porque en su único disco con un sello marca-Acme, sus intenciones eran claras. Lástima que el año ya no acompañara.  Para todos los adictos al prog USA 70s, y me incluyo,  esto es material prioritario. 



El líder de Polestar 1 era Dave Kirby (guitarra solista, 12 string, voz presumo que solista, música y letra en todo el álbum). Nos dejó ya en el 2013. Imagino que con una sección rítmica, pertenecería a ése supuesto power trío inicial. Quizá sus acompañantes entonces ya fueran Don Blair (bajo) y Don Sothoron (batería,  voz). Completaban Gilbert Jory (guitarra, voz) y Dave Murphy (órgano, piano, sintetizadores y voz). 

Su "Vuelo a Través del Universo" comienza con ése mismo título,  en casi 7 mts de acústico modo, sinte burbujeante y armonías vocales floydianas. Recuerdan a alumnado teutón de la misma escuela, concretamente a Jane. "Wish You Where Here" es tomado como patrón,  para desarrollar un prog USA de manual.  Luego más Yes, con bajo en primer plano y organada hard rock, de guitarra solista agresiva y definición pomp rock. Sobrados de técnica y de algebraicos arreglos, Polestar 1 ya ponen sobre aviso. Comienzo muy fílmico  para "Sinful Place" (6'55), con entierro y campanas mortuorias de fondo. Diría que el cantante ahora es otro, más teatral, en Alice Cooper modo. También el envoltorio va en consonancia. Hard rock shock-horror del tipo Víctor Peraino's Kingdom Come.

"I Can See It" (3'49) comienza suave, pero estalla en un ataque pomp que iguala a los Rush mid-70s. Seguramente una fuerte influencia de la banda. Aunque el riff rítmico se tome  prestado del "Detroit Rock City". De igual corte es "Searching" (3'38), con buenos juegos dual guitar y hard prog a la Buccaneer o Granmax.

Damos la vuelta al hipotético vinilo (que oscila entre los 50 y 200 pavos), y "The World Lost it's Mind" persiste en un trabajado underground-hard de ágil mástil  y estructuras casi crimsonianas. El Hammond reta a duelo y la conversación instrumental sube de tono en emocionante tensión. MacArthur o Easter Island juegan en la misma superliga. "Who am i? (Stars and Planets)" (7'58) incorpora el factor CSNY, muy arraigado en el prog/psych americano, y en Polestar 1 no podía ser menos. Cuando todo estalla, Rush del "Hemispheres" inspira en clara evidencia. Tienen suficiente visión propia como para sonar  a ellos mismos,  como hicieran Sunblind Lion o White Wing. Su segunda parte, "Stars and Planets", es más equiparable a Starcastle, con su fina vena Laurel Canyon. Finalizando con "Plastic Ecstasy" (5'36), en otro relajado comienzo que se va acelerando paulatinamente. Hasta un clímax pomp catártico y espectacular, de voces empastadas en equipo y símiles  con Symphonic Slam,  Zon o Stencil Forest.



Un gran y raro disco, que tuvo su reedición en cd por el sello Mandala. Otro de ésos barcos fantasma, a la deriva del recuerdo, navegando sin rumbo en el mar del más injusto de los olvidos. Pero..... Espera! Resulta que Volvo ha puesto en circulación en su gama de deportivos su híbrido - enchufable, Polestar 1! 155.000 machacantes. Todo con ése nombre parece que se cotiza, por algo será. Resulta que al final sí van a ser "conocidos" en el siglo XXI !!!.

J.J. IGLESIAS















                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios