Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

RAY MANZAREK - The Golden Scarab (1974 / Mercury )

 Puede parecer chocante que un loco por la psicodelia como éste escriba, no sea un gran apasionado por The Doors. Habiendo sido el propietario de un bar llamado "Morrison Hotel", así podría parecerlo. Pero lo cierto es que mi aversión hacia Jim Morrison no ha hecho más que crecer con los años. Y sigue. Creo que fue el gran fraude del rock'n'roll. Con tanta suerte, que hasta el hecho de su muerte lo libró  de una irrefrenable decadencia paulatina, que probablemente lo hubiera llevado al olvido. Pero sentó las bases de lo que debe ser un frontman mesiánico de manual. 



Sería injusto dejar la cosa ahí. Porque el grupo era sensacional. Y Ray Manzarek, en mi opinión,  el alma del mismo. Así que al quedarse huérfanos del (engañoso) carisma de su cantante, el público les dio la espalda. Y la losa Doors pesaba demasiado. The Butts Band, (Krieger & Densmore), fue un intento desesperado, pero loable. Y excelente. Y Jess Roden pudo continuar perfectamente con la saga Doors. Que la gente se acostumbra a todo, créeme. The Butts Band hicieron dos majos discos que no conocen ni los "die-hards"  más pesadicos. Mientras, Ray Manzarek editaba en 1974 "The Golden Scarab". Producía,  no podía ser de otro modo, Bruce Botnick. Y reunía a un equipo impresionante. Tony Williams (batería), Jerry Scheff  (bajista de estudio de The Doors), Larry Carlton (guitarra) y una sección de percusión compuesta por Mailto Correa, Steve Forman y Milt Holland. Manzarek canta y toca (muchos) teclados,  sintetizador inclusive. 

La influencia brasileña ya sale en el inicial "He Can't Come Today", bajo una forma de samba-bossa-exótica,  recupera el alma de The Doors en su más pura esencia. No se las arregla mal con la voz, el líder. No puede (o no le dejan) olvidarse de Morrison, pero sale airoso. Y comprobamos que una influencia tan alejada de California, funcionó en el estilo de Las Puertas (de la Percepción). Larry Carlton está insuperable, y la maraña rítmica levanta el ánimo  más decaído. Ahora conecta con Steely Dan por las elegantes cuerdas del guitarrista, en "Solar Boat". Yacht rock que sigue contando con el reflejo subliminal de Doors. La única no firmada por Manzarek, "Downbound Train" (Chuck Berry), es una versión absolutamente doors-y, y en un "L.A. Woman" hubiera tenido perfecta cabida. Las teclas son una estampida de notas y la urgencia frenética del ritmo de la canción,  es apabullante. Un tren sin posibilidad de frenada, desbocado por los raíles del infierno. 

Cambiamos de onda. "The Golden Scarab" (6'42) nos acerca de nuevo al afro-jazz de unos Headhunters, Mandrill, Demon Fuzz u Osibisa. Vivo colorido percusivo no exento de psych vibes y continuadas referencias a la banda madre. El solo de kalimba lleva el tema a momentos progresivos no lejanos a un combo kraut, Can, por ejemplo. Fiesta alucinógena,  en cualquier caso. Damos la vuelta al vinilo y nos encontramos con "The Purpose of Existence Is?" (6'42). Jazz rock existencialista que no puede evitar al fantasma de Jim Morrison, (dicho con toda la mala leche del mundo, lo reconozco). Manzarek se mueve con total libertad, es su hábitat natural, y el corte resulta una sensacional exposición  de calidad doorsiana. Otra muestra más, de que pudo haber vida tras la muerte de ya sabes quién. Y más allá de sus dos discos sin él,  (que por cierto, siempre me han gustado). 

Para rematar, Carlton es un más que digno sustituto de Krieger, y sus punteos llevan la canción a niveles superlativos. La buena racha sigue con "The Moorish Idol"  (5'40), llena de moogs emersonianos.  Y que en manos de Ray, clama al dios Prog por un sitio en el Olimpo del género. Estamos en pleno 1974, así que es muy normal. De hecho esto es un instrumental de puro Emerson, Lake & Palmer feel. Y una pasada de bueno. Al Tarkus y el Manticore les salió un Escarabajo Dorado como amigo! Nueva invocación Doors con "Choose Up and Choose Off", a ritmo Steely Danesco y Cali-rock. Placer depravado escuchar a ésta banda, de verdad. Y Larry Carlton se hace con las riendas del asunto. El humorístico "Oh Thou Precious Néctar Filled Form (or) A Little Fart", con el saxo de Ernie Watts y la trompeta de Oscar Brashear, ponen el punto jolgorioso, casi propio de New Orleans, en un boogie made in Manzarek.



En la versión cd se incluyen tres piezas que se quedaron fuera en su día.  No temas, son excelentes y "Bicentennial Blues" (7'54) se sale. Para nada relleno. Ray Manzarek aprovechaba el tiempo sólo en calidad. Todo buen gusto.

J.J. IGLESIAS



Temas

A1  He Can't Come Today 00:00

A2  Solar Boat 04:41

A3  Downbound Train 10:41

A4  The Golden Scarab 16:14

B1  The Purpose Of Existence Is? 22:58

B2  The Moorish Idle 29:39

B3  Choose Up And Choose Off 35:18

B4  Oh Thou Precious Nectar Filled Form (Or) A Little Fart 40:02








Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

2 comentarios:

  1. Estupendísimo trabajo y como dices tú, también señalar los dos excelentes álbumes de The Butts Band. Gran recomendación, como siempre. Abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...