Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

KASHMIR - Alarme! (1978 / Bellaphon)

Recuerdo ver un artículo  en Popular 1 en los finales 70,  donde hablaban de Kashmir. Con foto, logo y todo, me dió que aquello debía ser de mi agrado. Pero por entonces, éste tipo de noticias se veían muy lejanas e inaccesibles. Como en realidad era. Hoy basta con acercarte al ordenador y a golpe de ratón solucionarte el enigma de cómo sonaría aquello.....Es realmente beneficiosa tanta satisfacción instantánea? A veces me lo cuestiono. Acostumbrado a sudar cada disco de mi colección,  ahora es como "hacer trampas" en el juego. Es bueno que no haya ni tan siquiera un poco de esfuerzo y búsqueda? Ahí lo dejo. 


El dúo suizo Kashmir lo componían Patrice Guenat (teclados,  voces) y Henry Dubelly (voz solista y mezclas). Éste fue su primer álbum grabado en los Mountain Studios de Montreaux, famosos por ser luego los favoritos de Queen. Se lanzó en dos versiones distintas, para Suiza y Europa. Lo suyo era rock electrónico con aspiraciones Art Rock, bastante fluido y accesible, pero con un exigente filtro de calidad. Así apreciamos nada más pinchar "Desert Bleu" (3'24), (juraría que oigo batería,  y no precisamente electrónica. Si lo es, está muy lograda para 1979). Sinfonismo ciber grandilocuente y espectacular. Como para inaugurar "Los Juegos del Hambre" (o sea, ahora).

En "Je Suis" (3'16) ya se escucha susurrar a Henry Dubelly en su idioma nativo, de forma teatral, - una constante tratándose del francés -, mientras la muralla teclistica construye apropiado ambiente al monólogo existencialista. Secuenciador clásico para el inicio de "Alarme!" (3'05), y todo el arsenal de Guenat, más sus realistas percusiones, en otro fílmico corte que de nuevo linda lo sympho estilo Nick Magnus o The Enid. Coral mellotronica a la "Aida" con un séquito de sintetizadores como escolta. Vuelve la voz en "Linear" (7'00), y no anda esto muy lejos de lo que harán Jon & Vangelis en sus momentos menos gays. Cuando se ponían en serio a hacer música para ellos y no para "ella" (la disquera). Así resulta que el desarrollo analógico  posterior al recitado cantado, tiene un solemne aire a pompa y boato, con imaginativas líneas solistas y "'creíbles" "platos y percusiones". Incluso con un sonido muy cercano a una guitarra solista, (Roland GR-500 tal vez?.....). Casi que suena "hard rock", en ésa búsqueda de colosal magnificencia. 

"Far Away" (4'44) cerrará la primera cara con delicadeza lírica, y  hasta emulando flauta. Vocalmente de dramático uso, y con un manto mellotronico escudado por ágiles sintes. El piano dirige subliminalmente, a golpes certeros y seguros. Plasman originalidad y reflejan claramente una reinvención del género, o por lo menos lo intentan. Damos la vuelta, y "Slowly " (3'32) trae accesibilidad bien compuesta y digerida. Al estilo del "Story of I" de Patrick Moraz, (piano + sintes en agilísimos trazos). La voz entra aquí como coral y un instrumento más. Todo en un bloque accesible, amable y esperanzador.

 "6H30" (4'20) podría ser el comienzo de un tema de Toto, Supertramp o Foreigner, con ése electric piano emulando el "Cold As Ice" de éstos últimos. Aunque pronto la desvían  hacia un ensayo  percusivo, (de nuevo tengo que decir que muy logrado) y voces de Dubelly, en abstracto pop electrónico de factura muy arty. La final "Go!" (10'15) vuelve a retomar fílmica con sonidos de tormenta, pasos y un plato inexistente que introduce la pieza, en una línea cercana a los próximos Ultravox o Magazine. De hecho Kashmir son unos adelantados, aunque procediendo de Suiza, naturalmente nada reconocidos. Que se expresáran en su lengua nativa les daba además, un plus de personalidad agregada. De nuevo se combina lo sympho con Art Rock,  en un atractivo cóctel que ha superado más que bien la barrera del tiempo. 


Aquí comenzó una carrera con discos quizá más oscuros, pero de indudable interés. "Alarme!" merece la pena por su individualismo y visión adelantada. Como si hubiera salido ayer.
J.J. IGLESIAS




Temas
01 Desert Bleu - 0:00
02 Je Suis... - 3:27
03 Alarme! - 6:43
04 Linear - 9:55
05 Far Away - 17:07
06 Slowly - 21:48
07 6 H 30 - 25:23
08 Go! - 29:47





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

2 comentarios:

  1. Hola!
    Respecto a tu comentario: "Es realmente beneficiosa tanta satisfacción instantánea? A veces me lo cuestiono. Acostumbrado a sudar cada disco de mi colección, ahora es como "hacer trampas" en el juego. Es bueno que no haya ni tan siquiera un poco de esfuerzo y búsqueda? Ahí lo dejo."
    Tengo que decir que es algo que se me pasa muchas veces por la cabeza. Es una contradicción que vivimos una serie de personas en unas generaciones concretas. Hemos pasado de tener que indagar, buscando en los resquicios de artículos de revistas musicales, en los que como en un telegrama, hallabas pistas que seguir.......a anotar una palabra en Google, y desplegar un chorro de información descomunal que nos supera. Tal vez lo correcto sea un punto intermedio. La facilidad con la que ahora obtenemos lo que buscamos no se valora igual. El esfuerzo que tenías que hacer antes creo que era más gratificante, aún con las equivocaciones a las que a veces te llevaba.
    Bueno, lo cierto es que actualmente hemos avanzado en nuestra discografía a un 200% gracias a la información de Youtube, pero tal vez eramos más felices con nuestros discos y cintas, en menor número.

    ResponderEliminar
  2. Veamos. Hay una cuestión que quizás deberíamos valorar. En primer lugar no estamos en los años en los que conseguir discos era una odisea y una ilusión en partes iguales. En el caso de mi buen amigo Julio comprar discos es una "necesidad" que ha mantenido con los años que yo respeto pero no comparto. Si quieres escuchar música no es necesario estar invirtiendo dinero constantemente. Yo fui coleccionista pero nunca al extremo de la melomanía. Como muchos de mi generación gastamos una fortuna en discos es cierto. Pero yo entiendo que el exceso se parece más a una adicción al juego. Si tienes la posibilidad de la red para conseguir cosas es más que suficiente. Por otra parte para mí lo esencial en el aspecto físico y oficial ya lo tengo. Dicho de otra forma a mis 66 años mi interés por las nuevas músicas es nulo por la mediocridad de la oferta. La ilusión pasa pero entiendo que la fantasía perdure. No es mi caso amontonar por amontonar. De hecho a veces gran parte de las cosas sobran. Si algo me interesa de verdad lo compraré pero esa satisfacción instantánea ya se perdió hace mucho tiempo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...