Entrada destacada

N.T Atomic System – N.T. Atomic System (1973)

Imagen
 No hay mejor manera de entrar de lleno y a lo grande a "ESTO" que con una obra italiana, y es que su "ARTE" tiene bastante encanto, aun sus pequeñas obras son grandes experiencias sonoras que dejan a uno extasiado de tanta parafernalia orquestal y sentimentalismo, N.T Atomic Sistem es un claro ejemplo de lo mencionado pues presenta una performance DESCOMUNAL, la banda consigue plasmar aquí una opulencia bárbara: "Elegancia envuelta en una sábana sonora que nos seduce a raudales". Una música de altura, sofisticación y delicadeza es lo que podido sentir en este álbum, su concepto tiene una forma ya definida y aquí se decante bien el "título" de ROCK SINFONICO, por lo tanto siento que esta pieza lleva mucho de esa vanidad, los italianos sabían moverse muy bien por esos arremolinados ríos progresivos y eso amigos míos se puede sentir muy bien, aunque debo confesar que no es una obra típicamente italiana, su performance bebe mucho de la influencia br

Aviva Omnibus ‎– Nutcracker In Fury (2008)

Dmitri Loukianenko decide ampliar el nombre de la banda a Aviva Omnibus. No es el único cambio porque en el nuevo CD se arma de músicos para configurar un grupo en toda regla. Si en Rokus la influencia ELP era notable, ahora la cosa se complica. 


Si escuchas “Overture in Fury” parece una banda prog metalera avantgarde con infernales sonidos de teclado. El pánico recorre mis venas, pero veo que la composición es de una calidad y variedad sorprendente. Hay influencias clásicas por doquier. El peligro de metalizarse en el rock progresivo es una tendencia enfermiza en los últimos tiempos. Pudiendo hacer música porqué hacer ruido es algo que imagino va acorde con los tiempos y con la extrema violencia que vivimos. La música es un reflejo de las épocas, de la “des-educación” generacional y de la falta de empatía. El rock comenzó como un grito de rebeldía y de liberación, pero la agresividad sonora cada vez ha sido más fuerte. Ahora la música es una apología de la violencia, de la destrucción y del caos. La música extrema domina el rock y también otros géneros. Esto ya no tiene nada que ver con mi generación y no lo digo como una crítica porque reconozco que para el metal hace falta una técnica endiablada exenta de sentimiento y llena de odio social algo que comprendo. Su estética va a la par. Cuando ves un grupo metalero dan miedo, aunque a lo mejor es una pose y en el fondo son el corderito de blancanieves. No obstante lo que nunca he comprendido y ya lo he dicho en muchas ocasiones, es la necesidad de expresar lo horrible en arte. Lo feo de la vida en la música. Lo entiendo como provocación y como ira ante el mundo mierda en que vivimos. Es lo que hay. Sin embargo, yo entiendo el arte como evasión de la realidad, como la posibilidad de algo que no existe. Muchas veces digo que lo mejor de la vida es cuando dormimos. Cuando soñamos, hasta incluso las pesadillas son divertidas porque sabes que no son reales. No creo en fantasmas ni en monstruos ni en tonterías. El único monstruo es el ser humano.


El cascanueces fue un ballet de Tchaikovsky compuesto en 1891 y evidentemente “Heavy March” está basada en la famosa marcha que popularizaron en directo los ELP de forma muy tosca y verbenera al final del cuadros para una exposición. Aquí no es el caso. Hard prog de alto octanaje, pero muy bien hecho y con entretenidos cambios. No penséis que este disco es una adaptación del famoso ballet, en absoluto. El trabajo de Aviva es una obra un tanto paranoica, pero a la vez atractiva. El tipo saca unos sonidos a sus teclados muy elaborados y variados. Esto entretiene la escucha. 


“The Frozen Doll´s Town” es extraña y encantadora a la vez. La danza de los gigantes del té es una locura sonora que pasa de The Enid, a Zappa, Wakeman o Dream Theater contaminado de King crimson como si nada. Cocktail que pega y emborracha. Tchaikovsky y su vals de las flores vuelve en una festiva y marciana revisitación en “Flower Fever” casi una pesadilla y una broma. En “Coda Cold” la música se metamorfosea en diferentes formas de sinfo-prog-fusión-hard-vanguardia. Es decir, en una inclasificable macedonia pero sin llegar a la indigestión. No es un disco para dormirse, aunque acaba casi en una canción de cuna con épico final para que el niño despierte sobresaltado.
Alberto Torró


Temas
1 Sisoehtopa 0:52
2 Overture In Fury 5:07
3 Heavy March 6:58
4 Children Of The Damned 4:29
5 The Frozen Doll's Town 6:34
6 Dance Of The Tea Giants 4:55
7 Flower Fever 2:28
8 Coda Cold 6:01
9 Apotheosis 2:54









Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                      







que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios