Seguidores

SUSCRIPCIÓN A ROCKLIQUIAS

SI QUIERES RECIBIR LAS NOVEDADES DE ROCKLIQUIAS POR EMAIL. SUSCRIBETE :

Delivered by FeedBurner

Aviso Importante
Por problemas técnicos algunos vídeos no están operativos. Con la mayor brevedad serán repuestos. Gracias por vuestra paciencia



The United States Of America ‎– The United States Of America (1968 / COLUMBIA) (Serie pioneros)

El único vinilo de The United States Of América entra también en ése selecto club de pioneros electrónicos que abrazaron la psicodelia como instrumento de expresión investigadora. La verdad es que acertaron en sus intuiciones,  todos éstos hippies no tan ingenuos y "flower-power" como nos tratan de vender los libros de historia.


Fundados en Los Angeles por el compositor experimental Joseph Byrd y la cantante-letrista,  Dorothy Moskowitz, se reunieron con otros músicos  de pensamiento similar : Gordon Marron (violín), Rand Forbes (bajo), Craig Woodson (batería) o posteriormente,  Ed Bogas, (teclados....o así). Ya había estado con ellos Stuart Brotman, bajista de Canned Heat y Kaleidoscope,  así que músicos con afamado pedigrí también se sentían atraídos por las teorías de Byrd y sus colegas. Y es que éste había pertenecido al movimiento Fluxus, junto a John Cage,  Morton Feldman, LaMonte Young, David Tudor, Yoko Ono  (glups! ) y otros....Joseph Byrd entendió que tanto avant garde como psych y art rock, eran sendas paralelas que podían confluir y mezclarse perfectamente. Requirió a su amigo Tom Oberheim, - por entonces un ingeniero eléctrico -, que le construyera un ring modulator, audio-procesadores y demás inventos primerizos, colindantes con el próximo sintetizador. Acto seguido comienzan los ensayos, que dieron como fruto una preciada demo que atrajo el interés de Clive Davis, jefazo de Columbia. El resultado final sería el único álbum,  "The United States Of America", en 1968. Que comienza con una esquizofrénica "The American Metaphisical Circus", algo así como una orquesta con majorettes y con los marcianos de "Mars Attacks!" dando la brasa y saboteando tan horteril evento. La voz de la Moskowitz es sedosa y perversamente infantil, como una Lolita desequilibrada a la que es mejor advertirle que "tenga cuidado con ésa hacha". Va a ser fundamental en su sonido. En la otra mitad, los cacharros de Byrd nos llevan por el clásico túnel con luz al final, pero que con la mandanga rica de 1968 no hacía falta morirse un poco para experimentarlo. 

"Hard Coming Love" lleva más acidez que la sangre de un Alien. Deja las supuestas "experiencias vanguardistas" de los Beatles, convertidas en quimicefa psicoñeco de teletubbie barato. Por fortuna no se pierde melodía,  gracias a la sensible voz femenina y el acompañamiento psych rock del grupo. La cizaña electro-cacofónica la pone Byrd  con sus trastos de fabricación casera Oberheim, antes de ser siquiera meros prototipos estrafalarios. Pero a lo que se ve, ya eran eficaces. Como en la bella "Cloud Song", donde el violín tratado por estos cacharros los eleva a un próximo nivel explorador, todavía no pisado por el hombre.

"The Garden of Earthly Delights" es un primer paso para el rock progresivo, que con deliciosos experimentos como éste,  iba a explotar en cualquier momento.


"I Won't Leave My Wooden Wife for you, Sugar", con ése título nos llevan al absurdo inocenton de los tiempos del "Sargento Pepper", pero con orquestación electrónico-dixieland mucho más audaz, (ése violín a lo Papa John Creach ya adelanta maneras). No les impota sonar sombríos y casi siniestros en "Where is Yesterday", casi cerca de Moody Blues. Preciosa aunque breve, "Coming Down" es otra muestra palpable de proto-prog efervescente. "Love Song for the Dead Che" homenajea al líder revolucionario en una onda Giles, Giles & Fripp, cuando estaba con ellos Judy Dyble. "Stranded in Time" lleva voz masculina, amplios arreglos barrocos y estructura melódica sensacional, aunque de nuevo corta, con apenas minuto y medio, lástima. 

Finalmente "The American Way of Love" (6'38) es la más extensa y está constituida por tres partes diferenciadas. Aquí se sueltan la melena electrónica y los constantes cambios emocionales nos hacen suponer que TUSOA hubieran sido unos perfectos ejecutantes progresivos, de haber continuado con la juerga. Pero no. Joseph Byrd montaría Joe Byrd and the Field Hippies. Dorothy Moskowitz entraría en la banda de Country Joe McDonald. Gordon Marron fue músico de estudio para Carole King, Alice Coltrane o Hellen Reddy . Craig Woodson giró con la Kronos Quartet. Rand Forbes se hizo ingeniero de software. Y Ed Bogas compuso "soundtracks para gatos", "Fritz the Cat" y "Garfield", para ser exactos.


La reedición de Sundazed / Sony de 2004 sumaba diez bonus tracks más,  así que se hace apetitosa, aunque sea en posavasos. Y el legado de éstos majaras de muy bien amueblado coco, puede escucharse en eminencias como Terry Riley o Steve Reich. Señal de que no lo hacían nada mal......ni aquellas drogas eran tan perniciosas.
J.J. IGLESIAS



Temas
01 - 00:00 - The American Metaphysical Circus
02 - 04:57 - Hard Coming Love
03 - 09:38 - Cloud Song
04 - 12:59 - The Garden of Earthly Delights
05 - 15:39 - I Won't Leave My Wooden Wife for You, Sugar

06 - 19:35 - Where Is Yesterday
07 - 22:43 - Coming Down
08 - 25:20 - Love Song for the Dead Che
09 - 28:48 - Stranded in Time
10 - 30:38 - The American Way of Love
- Metaphor for an Older Man 
- California Good-time Music 
- Love Is All





Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en








que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...