Entrada destacada

VANILLA FUDGE - Renaissance (1968, ATCO Records)

Imagen
 Mark Stein And The Pigeons, o lo que es lo mismo, Mark Stein, Tim Bogert, Vince Martell y Joey Brennan, poseían un elepé psicotrópico conocido como While The Whole World Was Eating Vanilla Fudge. Cuando toman las dos últimas palabras del título para nombrar a su futuro proyecto, otro cuarteto en el que mueven ficha contratando al explosivo baterista Carmine Appice en sustitución de Brennan, el caldero de ideas se transforma en un guiso psicodélico de enjundia.  Tras revisar éxitos de aquella década sesentera en decenas de institutos, pubes y variopintos bares, estos instrumentistas con más recursos que una navaja suiza toman canciones de The Supremes, Sonny Bono o The Beatles, entre otros, para extenderlas y reinventarlas en el apabullante álbum homónimo que les haría debutar en oficialidad. Cuando abandonan 1967 y se visten de 68, el productor Shadow Morton les mete en The Beat Goes On, un vinilo tan delirante como desafortunado. Pero esto no hunde el talento ahora herido de Vanilla

SURVIVE - mnq026 (2012 / Mannequin)

Qué gran invento puede ser Netflix para un domingo! Intrigado por el éxito de la serie "Stranger Things", uno de sus pelotazos, me dispuse el otro día a tragarme la primera temporada de una sentada. Todo un homenaje al terror de los 80, al que no le falta ninguno de sus componentes : protagonistas infantiles en bicicleta al estilo The Goonies. Desaparecido en pequeño pueblo en plan Laura Palmer.Otras dimensiones a lo "Poltergeist". Madre obsesionada , (Winona Rider), con enigmas como "Encuentros en la Tercera Fase".... Y un gran tufo a clásico Stephen King.



Alto, nada más comenzar mis oídos se agudizan ante su banda sonora. Y no me refiero a la excelente elección de canciones (Peter Gabriel, Foreigner, Jefferson Airplane, Toto.....), sino a su score. Joder que buen gusto, (pienso), y además meten electrónica de la época. Pronto me informo de sus creadores, Kyle Dixon y Michael Stein, dos de los miembros del cuarteto SURVIVE. Que se completa con Adam Jones y Mark Donica. Cuatro freaks del "old analog sound" que en su Texas natal crecieron coleccionando durante los 90 sintes viejunos  o construyendo modulares de estética steampunk. Qué suerte. 



Y puede que no acompañe mucho ser tejano y un loco del cosmic kraut, pero ellos saben bien en qué andan metidos. Para la serie se inspiraron tanto en Giorgio Moroder, Claudio Simonetti (el giallo está muy presente en el score de "Stranger Things "), Tangerine Dream (adoran "Sorcerer") o John Carpenter (tanto el músico como el director, perfecta inspiración para la serie). Además de citar a Herzog o Tarkovski como directores de cabecera, o lo que es lo mismo, Popol Vuh y Edward Artemiev. 



Después de formarse en 2010, "mnq026" fue su debut de 2012. Antes de que Matt y Ross Duffer, los directores de la famosa serie, se fijarán en ellos. Todos sus discos se titulan como el número de catálogo,  así que es un poco difícil su memorización. Escuchándolo uno percibe que ya estaban más que preparados para éste cometido fílmico.




"Scalar Wave" (4'46) por ejemplo, se adentra en el daliniano universo de Edgar Froese en solitario durante los 70. 





"Dirge" (7'14) posee un halo a sociedad distópica futurista, si, "Blade Runner " en mente. Prestan atención a la melodía,  y se nota que se conocen todos los tics y trucos del género. 



No es de extrañar que dos piezas de éste álbum,  "Hourglass" (4'32) y "Omniverse" (4'38) ya fueran utilizadas por el director Adam Wingard para su horror movie, "The Guest" (2014). 



"Black Mollies" (6'05) combina la eterna vanguardia de Conrad Schnitzler, con otros actuales iluminados krauties -USA, los excelentes Zombi.



O "Desert Skies" (5'36) y "Floating Cube" (4'22) y su claro y reconocido amor por la herencia de Tangerine Dream.


"Shunting Yard " (4'54) y la escuela Roedelius. Y "To the Alone Blow" (2'29) como un guiño al abstraccionismo de Eno. Ryuichi Sakamoto se ha declarado fan de estos jóvenes paladines electrónicos,  Jedis  auténticos,  nada de farsantechnos fraudulentos. Y el hombre sabe de qué habla.


 El último disco de SURVIVE es "RR7349" (2016), en el que muestran orgullosos algunas joyas de su tesoro hardware : ARP 2600, Júpiter 8 o el Memory Moog.
Una alegría comprobar que la prog-electrónica sigue dando nuevos valores. Ahora a esperar la segunda temporada de "Stranger Things" y sus nuevas propuestas musicales.

J.J. IGLESIAS 











Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en

que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios