Entrada destacada

SHY - Brave the Storm (RCA, 1985)

Imagen
  En ocasiones todavía lo sueño. Voy caminando por St. Annes Court, una estrecha  y húmeda calle digna de Jack the Ripper por el Soho londinense. Y bajo decidido unas empinadas escaleras a un oscuro sótano donde, en los 80, se encontraba uno de los paraísos en la Tierra : Shades Records. Muy cerquita del Marquee. Para los que veníamos de Españistan, enfrentarnos a semejante stock, todavía vinilico en 1986, era un auténtico shock.  Novedades USA, ediciones independientes, fanzines progresivos, camisetas de gira.....todo alrededor del mundo hard & heavy en mitad de los 80. Un sueño, ya digo. Mi primera camiseta de gira de Rush, "Signals" Tour, la compré allí. Todavía la conservo.  Recuerdo que de 20 a 30 discos cayeron ese día,  y no eran baratos. Entre ellos, unos desconocidos de Birmingham llamados Shy,  de los que puede me hubiera hablado el periodista Ramón Porta (Popular 1, Metali - KO) . Internet era una utopía. El disco en su primera tirada estaba de oferta a 3'9

PANTHEON - 0RION (1972)

Holanda como buen representante de las libertades sociales e individuales más aperturistas de Europa (igualico que aquí), estuvo metida en todos los fregaos y tendencias musicales de la progresía setentera y de allí salieron un buen número de interesantes bandas y propuestas .

 El jazz rock al igual que el rock progresivo, el kraut y las marcianadas electrónicas berlinesas arrasaron  entre 1970 y 1975 con una fuerza y creatividad que ya nunca volvería a repetirse al menos en originalidad y creatividad. Lo sabemos bien los mayores, porque lo vivimos de primera mano y en cuanto pillábamos  o ahorrábamos algo de pasta, el viajecito a Andorra con reticencia de los padres por supuesto, era un clásico de la época. Los salidos hispanos mayores que nosotros pasaban la frontera para pajearse con el último tango en París y los que no teníamos tan prosaicas costumbres, a gastarnos las cuatro sudorosas pesetas en vinilos de melenudos como decía mi madre. Me suena haber visto esta portada del disco que hoy os cito o bien en Transbord o Comando, las tiendas de esa avenida central que cruzaba Andorra y que tanta ansiedad nos creaba al bajar del autobús cutre de la época. Me pasa con muchos discos resucitados en la red, y de los que entonces naturalmente no teníamos ni puta idea.


Los holandeses Pantheon solo grabaron este disco en una época en que Focus, Kayak o Supersister, ya daban que hablar, y si bien, la influencia de Focus se deja notar bastante, estos tipos optaron por un sonido jazz-rock próximo a la escuela británica. Supongo que tanto la flauta como los arreglos de brass afianzan esta percepción y claro las comparaciones surgen automáticamente. No es una banda que toque precisamente en una línea Canterbury pero los sonidos nos llevan inevitablemente a pensar en Caravan y Soft Machine, aunque muy de refilón. Un cuarteto con teclista y el set típico, órgano, piano/clavinet y ARP synthesizer. Un guitarra que hace las veces de bajista, un saxo/flauta y un batería. 


Tan solo 5 temas y suite homónima incluida de 19 mts. Desde cortes neoclásicos tipo Focus hasta melodiosos pasajes de jazz amable tipo pub de copas, toquecillos camelianos y de repente sorpresivos pasajes cuasi zappa bastante elaborados con sinfonismos variados… Canterbury…? pues  echándole mucha imaginación puede, ya que hay partes que te pellizcan un poco en esa onda, en las partes más fluidas y animadas donde saxo y flauta se explayan a gusto con órgano constante marcando las pautas rítmicas. Se nota que ha pasado el tiempo y el sonido es añejo y típico y ahí reside su encanto. Tocan con gusto y clase y poco más se puede pedir. La reedición en CD  lleva tres temas bonus y uno se llama Masturbation…se acordaron de los pajeros españoles que cruzaban empalmados la frontera.


Alberto Torró



Temas
1 Daybreak 2:32
2 Anaïs 4:58
3 Apocalyps 10:53
4 The Madman 1:21
5 Orion 19:28
Bonus Tracks
6 I Want To Know 2:42
7 Masturbation 2:36
8 Anais 3:27








Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en
                                                                                     


que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias

Comentarios

  1. No lo conocía. Gracias por el descubrimiento!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Rubén. Un placer para nosotros poder descubrir buenos discos y que los disfrutéis.

    ResponderEliminar
  3. Pido disculpas porque he escrito Phanteon en lugar de Pantheon. No estamos libres de errores. Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario