Entrada destacada

Os Mundi – 43 Minuten (1972)

Imagen
 Una entrega sumamente sugestiva, exquisita y con cierto rollo político, Os Mundi ha madurado y su fórmula se torna más ecléctica, su postura se tiñe de progresismo y su vitalidad retumba profundamente. 43 Minuten logra ser camaleónico, muy “zigzagueante” y su perfomance ahora abraza una onda más progresiva, la banda amplía su visión, re-plantea su fórmula y el Krautrock se cuela inmoralmente dentro de un concepto progresivo.  Ahora se puede apreciar un sonido más maduro, “limpio”, cargado de matices, estilos y de cambios de tiempo, la banda “muta” y el álbum se convierte en una obra ecléctica bastante llamativa y con una fuerte personalidad. En verdad es una obra muy potente, intensa y entretenida. Fue uno de los pocos trabajos renombrados y netamente progresivos de la Alemania de los 70’s, lamentablemente la crítica de su tiempo fue un poco severa, pero para muchos esta fue considera como un imprescindible, convirtiéndose así en un álbum de CULTO y básico para cualquier proghead. Mis

ÑU - 1er Calella Camping Rock, 1977 (2018/ ?)

Arqueología Ñu al rescate. Para poner junto al también "semi-oficial", (o directamente piratón), "....Y Nadie escapó de la Evolución ". Si aquel se grabó en un festival en San Sebastián de los Reyes, éste fue en el 1er Calella Camping Rock de 1977. Un 6 de Agosto en el Campo de Deportes de Calella.



Por entonces tenían sólo editado aquel fantasmagórico single de Ariola, que ni ellos mismos conocían. Hasta que lo puso un dj en la discoteca donde probaban sonido para un bolo! Ejpaññia, zeñorez!

El de Calella fue un hippie-festi al estilo del de Canet, que eran nuestros Woodstocks cañí. Pero molaban. Ése día (de tres), tocaron Ñu, Triana, Suck Electronic Encyclopedic,  Paracelso (igual hasta con el Wyo!), Croma y una Jam Session salvaje entre Santi Arisa-Max Suñe-Carles Benavent-Jaume Cortadellas y Álvaro Is. Tela.

"Que hay, hola horteras". Así empieza el concierto el Molina, en su línea. "Señora Bien" es una corta intro que rinde homenaje tulliano 70s, como es de rigor. Aunque a su líder lo que le gustaban eran New Trolls. Me cuadra.

"Que Nadie escape de la Evolución", (" pollas en vinagre!", apostilla), arrasa ya con su característico si no eterno e inconfundible estilo. Llevado en la actualidad con "Yo Estoy Vivo", (ése otro día), a una inmensa y rica sofisticación, pero siempre fiel a sus raíces. Rosendo imprime caña bruta, y "La Explosión del Universo" revienta inocentes jetas. Mientras el bajo de Juan Almarza emula con éxito a John Entwistle y la batería de Enrique Ballesteros a Keith Moon. Ahí queda eso.

Un cuarteto legendario. Molina se sale con la flauta, voz e improperios varios, que formaban parte de su show habitual. Hard rock aplastante con flecos progresivos y mala hostia punk antes que el punk. No, en el 77 aquí no había de eso. Nadie era más punk que Ñu, te lo aseguro. Así definiría "El Tablero de Ajedrez" y realmente todo el disco. Que además goza de un buen sonido, para lo que es una grabación pirata española de los 70. Un milagro Mariano, queridos feligreses. "La Fiesta de los Muertos" era otra obligada de por entonces. Suena a un cruce entre Black Sabbath y Black Widow. Y con los insultos y chanzas de su frontman,  da miedico de verdad. Poca broma. El tío Rosendo se sobra a gusto y esto ya huele al primer Leño, que fue el mejor. Sonido Vertigo creado en un "imperio de paletos", manda cojones. La acaba con una jota a la travesera.....claro, es lo que procede.

Otra inédita cargada de mensaje, "Ejecución", en un perfecto balance prog/hard, que siempre fue arma secreta infalible en Ñu. Con un brutalísimo solo final de Rosendo que lo hubiera ingresado ipso-facto, en una audición para The Groundhogs, High Tide, Steamhammer o May Blitz.

"El Juglar" entrará en su primer álbum, próximo a grabar en 1978. Un himno que define la historia de Ñu. "Volando en Sociedad", dedicada "a todos los fachas que hoy han venido disfrazados", decía en ésa dedicatoria más verdad, que mucho documental de mierda. Y cuánto jode en éste país la verdad. Molina lo sabe bien. 



Fue la segunda cara del puñetero single del 76, y mereció más exposición,  porque es un temazo. Aquí en vivo la explayan con la fuerza inherente de un cuarteto dinamitero. Final de fiesta con la traca de "El Tren", broche perfecto para un disco en vivo sin trampa ni cartón. Que documenta el primer Ñu fidedignamente. Histórica joya que no descubre en realidad, nada nuevo.

Que Ñu han sido la mejor banda hard prog de éste país desde tiempo inmemorial. Y siguen vivos.

J.J. IGLESIAS


Temas
00:00 Señora Bien
01:16 Que nadie escape de la evolución
03:51 La explosión del universo
07:34 El tablero de ajedrez
12:16 La fiesta de los muertos
19:07 Ejecución
30:00 El juglar
38:53 Volando en sociedad
46:02 El tren

¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 




Comentarios

  1. Recuerdo un Cunit Rock del 75, 76 o 77 vaya usted a saber. Estrellas eran Bloque, en un viejo campo de futbol a pie de carretera. No recuerdo mucho pero fue mi primer concierto. Recuerdo a la banda Motor (una especie de karma to burn) sin titulos para los temas. Ah y a Paracelso y el Gran Wyoming

    ResponderEliminar

Publicar un comentario