Entrada destacada

Listening – Listening (1968)

Imagen
  Poco o muy poco se sabe de estos muchachos, que a finales de los 60 irrumpieron con el álbum que puso comienzo y fin a su exigua carrera, y que sin embargo dejó una honda huella allí en su tierra, Boston, donde llegarían a convertirse en líderes de un movimiento denominado Bosstown Sound, insignia de los nuevos sonidos que estaban empezando a nacer en aquella ciudad dentro del Rock. Sin mucha repercusión la corriente fue breve como muchos de los grupos que lo encabezaron. 1968,  casualidad o no,  fue un año que en mi opinión supuso  una transformación dentro del rock, pasando de la juventud a la edad adulta, coincidiendo con una Europa agitada en busca de su identidad, comenzando un periodo en el que ya no se conformaban con realizar música para alegrar el alma y ahogar las penas, había que buscar algo más, había que explorar, había que expresar, había que experimentar, realizar una introspección en muchos ámbitos de la realidad. Todo eso empezó a reflejarse en el rock, y la psicodel

Ring Van Möbius – Commissioned Works Pt II - Six Drops Of Poison (2023 / Apollon)

 Que nuestra última entrada en los "Ensayos Sobre un Sonido" fuera para el ya histórico "Gothic Impressions" de Pår Lind Project, no fue casual. Preparaba el terreno para sucesores dignos, de la talla de Ring Van Mobius. El trío noruego que ya navega en su particular Drakkar, por su tercer trabajo. Del que conviene dar un pequeño prólogo explicativo.



En la primavera del 2021, Ring Van Mobius fueron llamados por el performer y coreógrafo Harald Beharie, para escribir música destinada a su próxima performance. Se llamó "Batty Bwoy" y la premiere fue en Dansens Hus, Oslo.

El álbum que ahora sale, sin embargo, no es el soundtrack per se. Sino un reflejo primigenio de aquel resultado. Cuando la banda estaba investigando libremente los conceptos que iban a musicar. Pero desde la más absoluta espontaneidad. Todavía no estaban supeditados al concepto propuesto y encargado. Libres pues, de ésa idea principal. De ahí el título "Comissioned Works Pt II". Se diría que es material embrionario de cómo trabaja la banda hasta conseguir el objetivo que se les pide. Una pre-producción libre de ataduras, en su estado creativo puro.

Así pues, tenemos 12 capítulos cortos pero encadenados entre sí y subtitulados en divisiones. Dando una noción de cohesión conceptual.

Sin cambios de formación,  siguen ahí Dag Olav Husås (batería) Håvard Rasmussen (bajo) y Thor Erik Helgesen (teclados y voz). La orientación teclística es rotunda, como no podía ser de otro modo. Y en ésa libertad en la que acogen su encargo, demuestran inteligencia y ética superior para con su público. No es algo que abunde hoy día. Todos los cacharros sospechosos habituales están aquí,  desbordando notas y fantasía,  por supuesto. El influjo de Emerson, Lake & Palmer es cada vez más fuerte. "Elements" que abre el disco, podría estar en "Trilogy". Me apena su pérdida  de influencia hacia Van Der Graaf Generator, que les dotaba de una mayor personalidad estilística, en mi opinión. Por lo que su debut me sigue pareciendo excepcional. "The Fire" circula por ampulosos peplums sonoros a la Triumvirat. Y "Moments and Movements" (6'37) es el capítulo más extenso del lote. Parece Schicke, Fūhrs & Frohling o un outtake del "Brain Salad Surgery". De hecho sugieren constantemente  una oscura música muy cinematográfica,  como de terror 70s. Que hubiese hecho las delicias de un Jess Franco. "Through Oceans of Glass" o "When Man Becomes Wolf", sin ir más lejos. Dramatismo vocal expresado con absoluta pasión, Mellotron + Hammond en decadentes melodías y ritmos solemnes que huelen a camposanto maldito. Saben cómo recrear aquel sombrío tiempo 70s, cuando el prog y el terror iban en un mismo lote. Absoluto mérito en tiempos tan jodidamente superficiales. "Hex" toma prestado algo del kosmische, para continuar en instrumental modo Atomic Rooster.

"An Ending" invoca inquietantes paisajes del inframundo Morte Macabre. " A Darker Poison" es como si Bowie hubiera interpretado El Fantasma de la Ópera. En su continuación,  "The Echoes" es convertido en un lienzo de pinceladas Greenslade, con guiños emersonianos y un nebuloso final a la Isao Tomita. "Paradoxal Fate" es casi hard rock en sympho-drama teatral. Aún quedan vestigios del órgano a la Hugh Banton, pero su oscuridad explora otros agujeros del Hades. El final con los capítulos 11 y 12, "The Nine" y "The Conclusión" son un absoluto homenaje a Keith Emerson.

Quizá no posean el virtuosismo del trío  británico,  pero saben cómo construir pasajes emocionales igual de efectivos y sugerentes.



La portada es un reflejo de su interior, emulando una época irrepetible donde la inteligencia y la cultura "estaban de moda" entre una juventud muy atenta a todo. Muy similar al "Sounds Like This" de Nektar. Preciosa. Lástima que para disfrutarla en su versión vinilo, haya que desembolsar como si perteneciera al Louvre. Álbum de notable alto y que admite multitud de escuchas para un futuro. Siguen siendo muy fiables.

J.J. IGLESIAS


Temas
1.The 1st Chapter: Elements, including a) In Awe, b) The Portrait 03-38
buy track
2.The 2nd Chapter: The Fire (pt I) 01-27
3.The 3rd Chapter: Moments and Movements, including a) The Questioning, b) Circles & Crosses, c) The Drifting (pt I) 06-37
4.The 4th Chapter: Through Oceans of Glass 01-09
5.The 5th Chapter: When Man Becomes Wolf 03-15
6.The 6th Chapter: Hex 03-58
7.The 7th Chapter: An Ending, including a) The Transfer, b) The Knife 02-39
8.The 8th Chapter: A Darker Poison, including a) The Dawn, b) Colossal 02-46
9.The 9th Chapter: The Echoes, including a) The Drifting (pt II), b) Directions 04-41
10.The 10th Chapter: Paradoxal Fate, including a) The Eyes, b) The Drifting (pt III), c) The Cosmic Hour 05-13
11.The 11th Chapter: The Nine, including a) The Fire (pt II), b) A Nonagon in Eight 03-27
12.The 12th Chapter: The Conclusion, including a) Astray, b) The Finale 05-42


¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 




Comentarios