Entrada destacada

HELLANBACH - Now Hear This (Neat, 1983)

Imagen
 Todo comenzó como comienzan éstas cosas. Con cuatro chavales locos por el rock y sus particulares héroes. Era 1979 y Van Halen dominaba la tierra (no eran dinosaurios, pero habían sido Mammoth). En su Newcastle natal, Jimmy Brash (voz), Dave Patton (guitarra), Kev Charlton (bajo) y Barry Hopper (batería), comienzan a soñar despiertos desde su mohoso local, (no es que yo estuviera, es que a esa edad, todos lo son). Se creen los próximos Van Halen. Y no es coña. Estos tíos respiraban y soñaban las 24 h del día con el cuarteto. Pon el "Bach" antes que el "Hellan", y casi lo tienes. Para colmo, comienzan a conocerlos en los círculos locales con el sobrenombre de "Vanhalen-Bach". En 1980 editan un live EP, "Out to Get You" y un split, (single compartido con otra banda). Para 1982 ya tenían un "flamante" contrato con Neat Records, y un nuevo batería. Steve Walker sustituía a Hopper, que era reclamado por las "grandes ligas" chatarr

Stevie Zee- Caballero 2004)

 Hacía tiempo, incalculable me atrevería a decir que no escuchaba un álbum dotado de esencia, Groove y cuerpo. Y entre otros elementos, estos son los que posee una de las obras esenciales firmadas por todo un Caballero británico de mundo. Un Man de lealtad al progreso bajo la disciplina de las seis cuerdas de acero quien en el año 2004 ponía en circulación este excepcional trabajo discográfico.



Probablemente a más de uno le resulte curioso el título de este disco. La procedencia del mismo yace en un recuerdo de los tiempos increíbles que el guitarrista vivió viajando y tocando por la península ibérica comportándose tanto en el escenario como fuera de él, como lo que realmente es. Stevie Zee tuvo la oportunidad de tocar entre una extensa lista de músicos de gran nombre con Johnny Winter y John Mayall como parte de sus giras europeas.

Para muchos Stevie Zee sigue siendo un hidalgo que persigue como cual César aquello que realmente le pertenece, para otros un portento desplazado por el oportunismo voraz, y para el resto un perfecto desconocido. Y realmente, ¿Quién es Stevie Zee? Un londinense hijo de padre inglés y madre española. Un perseverante entusiasta que creció y se formó aprovechando la virtud de la escucha, y no de oír discos. Impulsado por el Blues y el Rock prácticamente al mismo tiempo de la mano de sus admirados Clapton, Page, Hendrix o Beck descubre la raíz bluesera de T-Bone Walker, Muddy Waters y Robert Johnson para aventurarse adentrándose en  los terrenos de la fusión progresiva surcando sin complejos la senda de George Benson, Larry Carlton y Robben Ford

En la década de los noventa Stevie pasó la mayor parte del tiempo en USA, recorriendo la costa Oeste de arriba a abajo, para después regresar a su ciudad de origen. En el año 2001 después de tocar con regularidad durante más de cuatro años tocando por Inglaterra, Irlanda, Francia y España y habiendo comenzado a grabar en Inglaterra un álbum de temas originales Stevie decidió mudarse a Madrid, donde está afincado desde entonces.

Dotado de versatilidad, el talento de Steve se ubica entre los grandes guitarristas de Rhythm & Blues, lo cual le ha permitido compartir escenario con grandes como Johnny Winter, John Mayall o Pat Travers, entre otros. A su bagaje de auténtico bluesman Steve se le suma una concepción muy moderna de la guitarra y sus matices, lo que sumado a su voz poderosa lo convierten en algo más que un showman en los escenarios.

Constructor de melodías de claro carácter dinámico y extrovertido, y con una tonalidad vocal capaz de pulir cuanta obesidad mental deambula por el planeta unánime allá donde el redil padece síndrome de camuflada felicidad, Stevie Zee no le susurra al oído de la misericordia un puesto opuesto a ese otro lado donde le ha posicionado el sudor, sino que navegando en la independencia de la bendita soledad, confía en encontrar compañeros de viaje que simplemente guarden lealtad a la interpretación musical sin pedir más peras a un olmo aquejado de sequía.

Stevie nunca ha estado atrapado por el grisáceo Blues de Memphis en espera de que las sombras de la carbonilla humedezcan la sequedad de una pólvora no apta para aquellos que no han nacido en el lugar adecuado para mamar de un seno más que vital.

Este ''Anglo-Vallecano'', es un gran amigo de mis grandes amigos al que le sigue excitando deshojar margaritas de un pasado cuya vigencia es una ineludible realidad.

Todo un Caballero que sin armadura de defensa, es constantemente atacado por proscritos y otras especies pertenecientes a diversas asambleas de la corte de la sopla pollez, que con una Fender como arma de ataque, allá por donde quiera que va siembra la paz vital en el paraíso del Swing, el Groove, Rock, Funk, Fusión y un Blues de raíces que no deterioran las puntas de ningún bisoñé.



Al igual que Jeff Halley podía ver la luz entre cientos guitarrista virtuosos, Stevie Zee es iluminado por la luz artificial de los abrasadores focos de los escenarios, y bañado por la luz natural del sol, que tatúa su silueta en clave de orgullo.

Luis Arnaldo Álvarez (Baterista  y Locutor profesional independiente)


 

Comentarios