Entrada destacada

HERBA D'HAMELÍ: Retorciendo la imagen sonora (Entrevista realizada el año 2010)

Imagen
 Se dice que Herba D'Hamelí ve su parto al encontrarse cuatro instrumentistas amantes de bandas como Jethro Tull, King Crimson, Camel o las diabluras del irresistible Frank Zappa. Los primeros ensayos comienzan en septiembre de 2001. Casi diez años después, ya ampliadas sus filas a quinteto estable, y con varios lanzamientos a sus espaldas, Inversa Visual es la obra discográfica con la que congratularse. Y, orgullosos ellos de su vástago, así me lo cuentan. Antes de acercarnos a Inversa Visual me gustaría que me contaseis los vericuetos que pudieron ocultarse tras grabaciones como La Dansa De Les Rates o Cançons De Casa Sons De Carrer. ¿Fue un desarrollo lógico y sencillo? Se trata de los dos primeros discos del grupo que corresponden con la inicial época más folk rock. El primer trabajo, a pesar de ser folk medieval, se trata de un disco conceptual basado en la historia del Flautista de Hamelín. Como curiosidad a destacar, el disco contiene un fragmento extraído directamente del

HELLANBACH - Now Hear This (Neat, 1983)

 Todo comenzó como comienzan éstas cosas. Con cuatro chavales locos por el rock y sus particulares héroes. Era 1979 y Van Halen dominaba la tierra (no eran dinosaurios, pero habían sido Mammoth). En su Newcastle natal, Jimmy Brash (voz), Dave Patton (guitarra), Kev Charlton (bajo) y Barry Hopper (batería), comienzan a soñar despiertos desde su mohoso local, (no es que yo estuviera, es que a esa edad, todos lo son). Se creen los próximos Van Halen. Y no es coña. Estos tíos respiraban y soñaban las 24 h del día con el cuarteto. Pon el "Bach" antes que el "Hellan", y casi lo tienes. Para colmo, comienzan a conocerlos en los círculos locales con el sobrenombre de "Vanhalen-Bach".



En 1980 editan un live EP, "Out to Get You" y un split, (single compartido con otra banda). Para 1982 ya tenían un "flamante" contrato con Neat Records, y un nuevo batería. Steve Walker sustituía a Hopper, que era reclamado por las "grandes ligas" chatarreras, dicese de los efímeros , pero sensacionales, Mythra.

Así pues, se gesta "Now Hear This" en los Impulse Studios de Newcastle en Septiembre del 82, con producción de Keith Nichol. "Dancin" es lo que te imaginas. Una producción de juguete, casi de directo, que no jode el asunto, sino que le da veracidad NWOBHM. Con un impersonator de David Lee Roth y un Eddie Van Halen de rebajas. Los ritmos son sustentados muy bien por los encargados de ello. Y esto es desde el minuto one, un LP cover de los primeros Van Halen. Esto tira pa' lante por la primorosa  dedicación de una joven banda llena de ganas.

"Times are Getting Harder" tiene la macarra-vibración-actitud que hace falta para hacer esto creíble.  Que, aún con una mueca socarrona,  lo disfrutas. Patton no es el divino Eddie, pero le echa trucos, afinaciones,  licks y armónicos suficientes, (además de huevos), para pasar el examen con aprobado alto. Los sobresalientes a éste respecto ya se los llevarían los axeman flashys de la USA glam metal 80s, poco después. "Look at Me" nos muestra los primeros tapping, poco exhibidos hasta ahora. Y su cantante sabe como "eRothizar" las melodías al dedillo. Mi reino por un dvd o filmación de ésta gente.....

"All Systems Go" quedaría estupenda como bonus en los dos primeros discos de la banda imitada. Que no dejaba de ser un mérito atreverse con ese empeño a la faena, en 1982. Kev Charlton hace el Entwistle en "Maybe Tomorrow" (joder, como Michael Anthony), y éste corte se lleva la palma en la " (e)vanhalenizacion" a los feligreses. Dave Patton no puede evitar ser un poco guarrete, pero eso le da credibilidad chatarril al artefacto. No olvidemos que estamos en Neat Records, sonido de la casa, con "pedigrí". Termina la cara con "Motivated by Desire", que es un remedo del "On Fire", a su modo y manera.

Volteando el acetato, "Taken by Surprise" nos trae un blues-metal muy sui generis y con estupenda "puesta en escena". Con su tapping de rigor y bloque rítmico  de leal competencia. Sólo me falta algún gritito a lo Chiquito / Little Richard del cantante.

"Let's Get This Show on the Road" es extraordinaria,  sinceramente,  digna de los propios Van Halen. Y no es la única.  Vuelvo a insistir en la valía del bajista en "Kick It Out", otro pedazo de imitación nada desdeñable. En realidad, esto es un "Tribute to" con canciones propias.

"All the Way" lleva la misma fresca savia que los originales,  cuando estaban grabando demos para Gene Simmons. Y acabando, "Everybody Wants to be a Cat", es una versión con sabor retro a decadente crooner , como mandan los cánones de la imitación.  Un disco divertido éste,  que disfrutarás sin más pretensión y que se escucha de buen grado, con sano cachondeo.



Al año siguiente saldría "The Big H" ......Y fin de la historia. En el 2002 sale la recopilación  "The Big H : The Hellanbach Anthology", para completistas enfermos. "Now Hear This" es el "Eccehomo" del "Van Halen II", pero oye, hasta eso tenía su estética y su gracia. O no......?

J.J. IGLESIAS



Comentarios