Entrada destacada

HERBA D'HAMELÍ: Retorciendo la imagen sonora (Entrevista realizada el año 2010)

Imagen
 Se dice que Herba D'Hamelí ve su parto al encontrarse cuatro instrumentistas amantes de bandas como Jethro Tull, King Crimson, Camel o las diabluras del irresistible Frank Zappa. Los primeros ensayos comienzan en septiembre de 2001. Casi diez años después, ya ampliadas sus filas a quinteto estable, y con varios lanzamientos a sus espaldas, Inversa Visual es la obra discográfica con la que congratularse. Y, orgullosos ellos de su vástago, así me lo cuentan. Antes de acercarnos a Inversa Visual me gustaría que me contaseis los vericuetos que pudieron ocultarse tras grabaciones como La Dansa De Les Rates o Cançons De Casa Sons De Carrer. ¿Fue un desarrollo lógico y sencillo? Se trata de los dos primeros discos del grupo que corresponden con la inicial época más folk rock. El primer trabajo, a pesar de ser folk medieval, se trata de un disco conceptual basado en la historia del Flautista de Hamelín. Como curiosidad a destacar, el disco contiene un fragmento extraído directamente del

BERTO TURULLA - Una mirada moderna a la música popular de Asturias (2020/Cultura Xixón-Colección René de Coupaud)

 No deja de ser tan triste como paradójico. Que un músico tan completo como Berto Turulla, con un don especial para los instrumentos y la tecnología,  el sonido, luminotecnia o cualquier aparato imaginable, acabara electrocutado sobre un escenario.



Conocía la figura de Alberto Martínez Berciano, luego Berto Turulla, a partir del incomparable libro "Música para la Libertad" (2017/Norte Sur) de Eduardo G. Salueña. En él ya se incluía un tema de La Turulla, en el cd que lo acompañaba. Me impresionó ésa banda que nada dejó grabado oficialmente. Ahora es el propio Salueña el que se encarga de las labores de texto, supervisión musicológica y dirección técnica,  de éste fabuloso digibook doble (cd+dvd+libro de 50 páginas) dedicado a Berto Turulla.

Músico clave en el desarrollo de la música en Gijón y su entorno. Sus comienzos pueden situarse sobre el 75-76, con la bien llamada banda, Origen. Poco después efectuará su primera grabación profesional acompañando al cantautor Carlos Rubiera en un single de 1976, cantado en asturiano. La diferencia estaba en que la banda imprimía una deliciosa sensación progresiva típica del momento. El batería era Manolo Jiménez  (de Crack). Y entre un ocurrente juego de la guitarra eléctrica de Óscar Robledo y los teclados de Berto Turulla (piano eléctrico y sintetizador), hacen que suene similar al prog vasco o incluso a algún caso parecido en el RPI. Éste single es lo primero que encontramos en el cd. Fundamentales  en la llamada "Nueva Canción Asturiana" fueron La Oca, Salitre o La Turulla (de donde proviene el sobrenombre de Berto).

Los temas de ésta  banda aquí presentados proceden de un ensayo entre el 78-79 y un concierto en el Pabellón Municipal de Deportes La Arena (1978). Son cinco largos temas instrumentales. Digo esto porque aunque existe voz, ésta es utilizada sin letra, como un instrumento más.  Es prog español de solera, de pura cepa, con su raíz personalizada en su situación geográfica, como Ibio. Pero también con un fuerte influjo del roc catalá, y en especial de Iceberg. Aquí Berto Turulla brilla en intervenciones espectaculares al Minimoog. Mientras que la banda está a su altura holgadamente.  Es inconcebible que no grabaran disco oficial en su día. Aquí por fortuna, hay material como para un álbum  (unos 44 minutos aproximados), así que al fin se hace justicia con ellos.

Esto es esencial para un coleccionista de prog español 70s. A la altura de Costablanca, Borne, Mediterráneo,  Guadalquivir o la Orquestra Mirasol. Por éstas fechas tocan con Pau Riba en el Festival Eclosión Musical (existen imágenes en el dvd). Asimismo se dejan ver en mítines del PCE, Berto también estaba muy implicado en la causa política,  muy arraigada en plena Transición. Nuestro hombre entra en Nuberu entre el 78-79, pero por desgracia,  no hay constancia grabada (vuelvo a remitir al dvd). Es un agitador cultural intenso, organizando disco-forums,  muy populares en las universidades de aquel tiempo, ediciones o venta y distribución de discos y libros. Habitual músico acompañante en la escena folk y de cantautor en su entorno. Una de sus importantes colaboraciones será en "Esparabanes" (1980) de Julio Ramos (ex-Los Angeles). También tuvo su época orquestera (había que comer), de gran arraigo por esas verdes tierras. Estuvo en grandes combos como Impacto, Israel, Macondo, Eclipse, Azul Caribe o Latin Show. De éstos últimos se incluye una maqueta con "Catalina la O", muy al estilo Fania All Stars (de predilección en Berto), y comparables a Mirasol Colores.

Cuelebre se formó en 1979, con influencia Kraftwerk en un sonido de la tierra y dos teclistas. Aquí Berto Turulla se rodeaba de Fender Rhodes, Yamaha CP80, MiniMoog, Prophet V, Clavinet y más.  Inaudito e inalcanzable  equipo para un teclista español de entonces. Editan "Made in Asturies" (1982), con el famoso "Tecno-Pericote". Y "Ave Fénix" (1983) de bonita portada a la Roger Dean y versión de Alan Parsons Project, "Games People Play", aquí titulada "Juegos de la Gente". A pocas semanas de editarse "Ave Fénix", Berto Turulla fallece electrocutado durante una actuación de Cuelebre que nunca se debió de efectuar en tan penosas condiciones y semejante chamizo  (ver dvd). Fue en el municipio de Laneo, un 4 de Abril de 1983. Como final del cd se incluye una jam con el "Also sprach Zarathustra" perteneciente a las sesiones de grabación del primer single de Carlos Rubiera, allá por 1976. Seguro que con Eumir Deodato en mente.

El dvd consta de un completo documental "Berto Turulla 1957-1983" realizado por su hermano, Roberto Martínez Berciano. Y contenido extra histórico de La Turulla, Cuelebre y Nuberu. Así como diversas entrevistas de alto interés, (destaco  la de Julio Ramos). Especial atención merece la suite "Dexar al Cuelebre dormir" en formato audiovisual como homenaje a Berto, interpretado por Senogul (exquisita banda prog actual que cuenta con Eduardo Salueña a los teclados). En ella podemos asistir a todos los capítulos musicales en la vida del homenajeado. Perfectamente encadenados en una extraordinaria ejecución y trabajo arreglístico.



Mucho que ver y oír aquí.  Presentado en un digibook más grande de formato que el habitual, con excelente material gráfico en su libro, tapas duras y cuidado al más mínimo detalle. Hecho con verdadero mimo. Sin duda el homenaje que se merecía el músico que protagonizó el primer intento de reproducir el sonido de la gaita con sintetizadores. Berto Turulla. Inolvidable.

J.J. IGLESIAS


¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía







Comentarios