Entrada destacada

HERBA D'HAMELÍ: Retorciendo la imagen sonora (Entrevista realizada el año 2010)

Imagen
 Se dice que Herba D'Hamelí ve su parto al encontrarse cuatro instrumentistas amantes de bandas como Jethro Tull, King Crimson, Camel o las diabluras del irresistible Frank Zappa. Los primeros ensayos comienzan en septiembre de 2001. Casi diez años después, ya ampliadas sus filas a quinteto estable, y con varios lanzamientos a sus espaldas, Inversa Visual es la obra discográfica con la que congratularse. Y, orgullosos ellos de su vástago, así me lo cuentan. Antes de acercarnos a Inversa Visual me gustaría que me contaseis los vericuetos que pudieron ocultarse tras grabaciones como La Dansa De Les Rates o Cançons De Casa Sons De Carrer. ¿Fue un desarrollo lógico y sencillo? Se trata de los dos primeros discos del grupo que corresponden con la inicial época más folk rock. El primer trabajo, a pesar de ser folk medieval, se trata de un disco conceptual basado en la historia del Flautista de Hamelín. Como curiosidad a destacar, el disco contiene un fragmento extraído directamente del

The West Coast Pop Art Experimental Band – Part One ((1967, Reprise)

 A los hermanos Danny y Shaun Harris se les considera capitostes del invento The West Coast Pop Art Experimental Band, aunque fuese Bob Markley el que invirtiese el dinero para que todo aquello cobrase estado material. Aquel millonario sediento de sensaciones psicodélicas confió en los vástagos del reconocido compositor clásico Roy Harris para meter una buena inyección de dólares por la que sacar a las tablas un ungüento entre lo ácido del viaje hippie y el folk de connotaciones rock cuidado hasta la última nota. 



El efecto buscado en diferentes creaciones del vinilo es el de instaurar un estado de esquizofrenia fingida en el cerebro del oyente, donde “Help, I’m A Rock” (recuperando la locura que escribió Frank Zappa) o “1906” se distinguen como arietes de lo freak. La instantánea The Byrds queda en el álbum de fotografías gracias al trabajo vocal y la atmósfera bucólica de “Here’s Where You Belong” al igual que cantando al “Transparent Day” de P.F. Sloan, figura gurú como compositor soñado del pop más Costa Oeste. 

Markley, que sólo acierta a tocar la pandereta cuando salen de bolos, sí pretende finalizar la hegemonía Harris transformándose él en cabeza pensante tras las tonadas. Esto terminaría en rifirrafes habituales a partir del segundo elepé, no así en este debut –antes de Part One editaron bajo el sello underground Fifo una bagatela titulada Volume 1 que, al no pasar de una tirada de cien copias no se llegó a considerar como obra oficial– tocado por el dedo de la inspiración. 



Recurren en un cincuenta por ciento a salidas creativas firmadas por otros, hecho que no hace decrecer el interés por unos jóvenes que podían hacer de su álbum un sorpresivo trayecto por los clichés de la escena sesentas y darles la personalidad apropiada para que en lugar de chanza sea alegato o estatuto de personalidad. Con peso en sus interpretaciones The West Coast Pop Art Experimental Band lucen un pendón de liderazgo que entona con ese Verano del Amor que sin querer les toca representar, estación con dos caras tan dispares como reveladoras.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com



 
¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 



Vuestros comentarios son nuestra energía







Comentarios