Entrada destacada

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

TOM GILLAM - Last Night On Earth (Live, Acoustic & Relaxed) (2014, Blue Rose Records)

 En 2012, y dentro de su elepé Good For You, Tom Gillam incluía una canción dedicada a su esposa. La pieza, titulada “Last Night On Earth”, decía en su estribillo lo siguiente: «Riámonos hasta llorar, hagamos el amor hasta morir. Olvidemos todas las cosas que nos hacen daño. Hagamos como si esta fuese nuestra última noche en la Tierra». El título de esta composición le sirvió a Gillam en 2014 para dar nombre a un trabajo en directo atípico, un disco que va más allá del simple álbum acústico.

 


«Tras unos meses de gira me pareció una buena idea regresar al lugar del que una vez vine y ofrecer un pequeño concierto acústico para mi familia y amigos. Las bebidas fueron bebidas, las historias contadas y las canciones cantadas», así comienza el escueto texto con el que el propio Gillam nos presenta esta obra tan intimista. Unas teclas, una guitarra acústica y un poco de percusión... Ah, y eso sí, la ayuda de dos amigos insustituibles, sus camaradas en US Rails Matt Muir y Ben Arnold.

 


Es este Last Night On Earth (Live, Acoustic & Relaxed) –nunca un subtítulo describió mejor un LP– una grabación para amantes de la música sentida pero ejecutada sin grandes alharacas, sin demasiados recursos instrumentales, para aquellos que escuchan a un cantante como si de un narrador de cuentos se tratase, pudiendo estar en el Barrington Coffee House o en un bosque de las afueras de Nueva York, calentándose frente a una hoguera.

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com


 







                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias




Comentarios