Entrada destacada

Gerardo Manuel & Humo – Apocallypsis (1970)

Imagen
 El día de hoy toca hablar sobre un álbum muy particular, porque en parte es uno de esos "fundamentales" dentro de la fauna rockera de mi país (Perú) y además es una banda transcendental dentro de lo que fue una época activa/creativa. En esa época el rock comenzaba a tomar formar y se expandía en muchas vertientes, y es que aquí "la escena" se estaba forjando y cada pieza, movimiento, y/o jugada formaría parte de la historia. Los 60’s y 70’s fueron épocas intensas hasta que llego "la época del silencio"… pero esa es otra historia y no viene al caso hablar de ella por ahora. En 1970 la banda inicia su carrera con un trabajo bastante aceptable llamado Apocallypsis, el cual es un pastiche sonoro compuesto por 10 canciones muy "cañeras" pero con un sonido amateur que de alguna manera le da cierta "vibra" y consigue tener un buen ritmo, por lo tanto es un álbum bastante digerible, irreverente en cierta forma y con una actitud rompehuevos, us

MANTIS - TURN ONTO MUSIC (1973)

Turn Onto Music es una obra bastante "cañera" y repleta de una vibra enorme, su performance está al nivel de lo que uno espera encontrar y  su sonido es bastante aceptable, por lo tanto el álbum cumple con el objetivo deseado "ENTRETENER A TOPE", sin embargo tiene un pequeño detalle que hace que la performance en general no sea tan pronunciado o elevada; "la fórmula" que utilizan es muy usada en los 70’s y eso de cierta manera produce un bajón dentro de su propuesta sonora pero OJO no confundan mis palabras; con esto no quiero decir que Mantis sea una banda del montón, para nada, ellos tienen una marcada personalidad y saben aprovechar muy bien todos los recursos a la mano para así plasmar pequeñas perlas como Shake thatfat,  You Don’t Love o la épica IslandSuite que es pura MAGIA y es la mejor carta de presentación del álbum -está sin duda la verdadera esencia de lo que representa Mantis-. 



El álbum tiene un brillo especial y desprende un sonido refrescante; una mezcla de Funk caliente, macizo Hard Rock y acido destilado. Sin embargo a pesar de todos sus "atributos" la banda pudo dar un plus y catapultar aún más su única obra, con todo lo que llevaban en el pecho se cuelgan con más de lo mismo, pero OJO “todo ello lo hacen de una manera especial que sin llegar a un extremo se convierten en experiencias realmente intensa” y ahí estar el valor del CULTO en este álbum. 


Mis impresiones son positivas, Turn Onto Music nunca defrauda a pesar de sus limitaciones, siempre se puede conseguir un "buen viaje" pues no te satura, no te aburre y no te empalaga,  pueda que el inicio sea un poco "rasposo" pues Day And Night es una ñoñería a toda regla y In The Midnight Hour es muy melódico para mi gusto, sin embargo desde la pista 3  va tomando fuerza, consistencia y ritmo, las canciones tienen buen swing, sabor y una ligera dosis de psicodelia, también se puede apreciar ciertos elementos funkies que le dan una buena "textura" a su sonido. Su performance es bastante esmerada y eso se resalta con la canción que cierra el álbum, es ahí que podemos apreciar la verdadera naturaleza de la banda y por ende su canción más pretenciosa y/o representativa. Un álbum bastante entretenido, sin un toque de originalidad pero consistente y efusivo. La ejecución instrumental está bastante conseguida, todos los músicos saben hacer su labor a la perfección, y la ejecución vocal no es la indicada pero es aceptable, no será Mercury o Dio pero sabe dar el tono, tampoco se pide mucho en verdad. Turn Onto Music es ideal para sobrellevar los tiempos duros, y apreciar un poco más la vida (es duro pero no imposible de sobrellevar). Al final este álbum tiene mucho encanto si uno sabe pillar el swing, si te encierras en su performance y buscas encontrar algún elemento extra vas a perder el tiempo, solo déjate te llevar por todo lo que representa. 

La experiencia con este álbum fue sencillamente buena, cumplió con todo, me llevo a muchos recuerdos y lo principal me dejo un buen sabor en el alma con sus fulminantes sonidos. El viaje fue bastante movido, sobre todo porque me transporto a una época en donde lo turbio se mezclaba con el sabor agridulce de los recuerdos y el humo azul de esa habitación. Un álbum histórico para mi pues llego en una época de clics y descargas en esa brecha enorme llamada internet. Hasta más vernos.



Mantis grabó el legendario LP Turn On To Music durante una visita de cuatro meses a Wellington, Nueva Zelanda en 1973. El álbum fue lanzado en Nueva Zelanda solo en Vertigo local en una tirada limitada de 300 copias. El guitarrista principal era el famoso guitarrista albino de Fiji, Waisea 'Wise' Vatuwaga, que se había abierto paso en la escena del rock de Suva de los años sesenta. Originalmente la banda se llamó The Dragon Swinger y era una banda contratada para tocar en el club nocturno Golden Dragon de Suva, dirigido por Ken Janson (todavía es dueño del establecimiento). En 1973 aceptaron una oferta informal de un equipo de filmación de Nueva Zelanda para hacer el vuelo de tres horas de regreso a Wellington. Tras aceptar la invitación, fueron recibidos por el renombrado productor neozelandés Eddie O'Strange, quien les aseguró un trabajo en vivo en su club nocturno Ziggys. También consiguió que firmaran con Polygram NZ.

El Hombre Polilla


Temas
True Grit 4:25
She Ain't Lonesome 4:49
Age Of Great Dreams 8:35
One Way Ticket 9:25
Foolin Me 4:59
JB Meets JB 9:41
Zig Zag Talk 8:01
Tommy 2:12
Baby Please Don't Go / 3rd Stone From The Sun / Radar Love 8:01
Pay Bo Diddley 6:57



¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 





Comentarios