Entrada destacada

HERBA D'HAMELÍ: Retorciendo la imagen sonora (Entrevista realizada el año 2010)

Imagen
 Se dice que Herba D'Hamelí ve su parto al encontrarse cuatro instrumentistas amantes de bandas como Jethro Tull, King Crimson, Camel o las diabluras del irresistible Frank Zappa. Los primeros ensayos comienzan en septiembre de 2001. Casi diez años después, ya ampliadas sus filas a quinteto estable, y con varios lanzamientos a sus espaldas, Inversa Visual es la obra discográfica con la que congratularse. Y, orgullosos ellos de su vástago, así me lo cuentan. Antes de acercarnos a Inversa Visual me gustaría que me contaseis los vericuetos que pudieron ocultarse tras grabaciones como La Dansa De Les Rates o Cançons De Casa Sons De Carrer. ¿Fue un desarrollo lógico y sencillo? Se trata de los dos primeros discos del grupo que corresponden con la inicial época más folk rock. El primer trabajo, a pesar de ser folk medieval, se trata de un disco conceptual basado en la historia del Flautista de Hamelín. Como curiosidad a destacar, el disco contiene un fragmento extraído directamente del

Iluvatar – Children (1995)

 La nostalgia nunca aplasta dado que siempre se presenta sin exceso de carga mediocre, y más aún, cuando al César hay que reconocerle sus meritorios logros a la hora de posicionar a USA como el país más destacado de todo lo sucedido en la escena del Rock Neo Progresivo desde primeros años noventa hasta prácticamente en año 2003.



En el año 1996, tuve la placentera oportunidad de coincidir en Chapel Hill (Carolina Del Norte) en una sobresaliente edición del festival Prog Day, con una gran banda de Baltimore que representaban la escena Neo Prog, con la mirada fijada en los recónditos y carbonizados espacios de una Gran Bretaña despojada de esperanzas de sonoridad progresista. 

En aquel festival, el quinteto Iluvatar presentaron lo que hasta aquel entonces era su segunda producción discográfica, el álbum que llevaba por título; Childrem y que desde 1993, cuando su primer disco fue publicado, rebelaba una evolución dotada de diferentes efluvios de emotiva lucidez, basada en los elaborados textos de su vocalista Glenn McLaughlin, quien dejo impreso en esta obra tanto su honestidad como su sigiloso distanciamiento de la siempre repulsiva unanimidad, abordando un papel que cuajo con notables ''varitonalidades'' que no renegaban del todo de la difuminación del colorido sepia, expuesto con coherencia en todas las composiciones de Childrem, una rodaja que entre otros factores, dejaba puesto sobre el tablero del contraste la predilección del quinteto por el predominio del 3 y el 5/4 entre otras gamas de genuina amalgama de Maryland.

Hasta la fecha, Childrem ha sido el álbum mejor tratado en aspectos compositivos, arreglos y producción sin que la obra previa y las dos posteriores sean símbolos de insignificante presencia opaca con sus correspondientes intervalos de publicación.



Desde aquel año 1996 y hasta la actualidad, afortunadamente sigo conservando amistad con el vocalista y gran percusionista Glenn McLaughlin, manteniendo mi profundo respeto y admiración por las virtuosas valentías de otro gran músico amante del estrepitoso sigilo y la discreción.

Luis Arnaldo Álvarez (Baterista  y Locutor profesional independiente)


Temas
1. Haze - 00:00
2. In Our Lives - 06:43
3. Given Away - 13:30
4. Late Of Conscience - 20:13
5. Cracker - 29:11
6. Eye Next To Glass - 35:11
7. Your Darkest Hour - 40:07
8. The Final Stroke - 45:14

Comentarios