Entrada destacada

STEVE EARLE - I’ll Never Get Out Of This World Alive (2011, New West Records)

Imagen
 I’ll Never Get Out Of This World Alive podría considerarse el mazazo definitivo de lo que un anterior martillazo de Train A Comin’ significó. Las raíces pedían su valor pretérito, su base incuestionable, al igual que ciertos reflejos del folclore irlandés. Entre baladas y hermanamientos con el último Tom Waits, Steve va haciendo este último camino planteado.   Esto se podría traducir en un corazón que firma sobre la línea de la entrega, pero cojeando ahora en el campo de la rabia rápida y cruda a la que no temió cuando cantaba “Snake Oil”. La producción de T-Bone Burnett marca demasiado, aunque la resolución de recuperar “God Is God” y “I’m A Wanderer”, piezas que pergeñó para Joan Baez, es uno de sus grandes aciertos en este 2011. Una senda para analizar ese cerrojo que concluye con la vida del ser humano. «Son todas, de una manera u otra, piezas sobre la mortalidad; la muerte como misterio en lugar de como signo de puntuación», ha asegurado recientemente el propio Earle sobre este m

BB STEAL - On the Edge (Phonogram, 1991)

 Un disco que cae aquí por lo justo. Ni su franja temporal coincide con la NWOBHM, ni siquiera ya con el pelotazo AOR 80s, que en 1991 estaba dando sus últimas bocanadas. Además BB Steal  (Beg Borrow Steal), procedían de Sidney, Australia. Pero se plantan en Britannia aconsejados por Phil Collen, de Def Leppard fame, cuya amistad les viene ya de haber producido el tema título del EP debut, "Heartbreak Away" (1989).



Mediante ésta fuerte conexión consiguen contrato con Phonogram  (casa de los Leps), y editarán su único álbum,  "On the Edge" , en el 91. Su alineación estaba formada por Craig Csongrady (voz solista y producción), Kevin Pratt (guitarras), James Young -sin relación Styx - (batería) y Warren Masson (bajo). Co - produce de nuevo Phil Collen con algo propio de guitarra y voces. Y por lo visto, aprendió un truco o dos de Robert John "Mutt" Lange en ese gremio. Porque "On the Edge" es un pariente clónico de "Hysteria" y "Adrenalize". Para más colmo, BB Steal abrirán fechas para Def Leppard en el "Adrenalize Tour". Lo que sería como ver dos veces seguidas a los cabezas de cartel. El factor clon no impide reconocer que "On the Edge" contiene estupendos temas al margen del "leppardismo" crónico que sufre el paciente.

"On the Edge (Lizzy Town)" comienza en acústico,  más como un tema de Cinderella, con su slide y tal, muy blues. La voz de Csongrady (de procedencia húngara), tiene lógicos símiles con Joe Elliott, pero no se aleja del Brian Howe de Bad Company a ratos, o incluso de Mitch Malloy (cinco minutos en Van Halen). La coral es puro Leppard, y si esto llega a salir en el 87, entra en el stardom de cabeza. Pero el 91 ya no son horas, que los mugrientos depresivos del grunge vienen empujando más fuerte, que los guardias en una  estación de metro en China. "Big Love" huele a "Pyromania" / "Hysteria" exageradamente..... si, ¿pero es malo? No, es poco original. Por lo demás , intachable. Ahí ya depende cuánto "te dejes engañar". El tema transmite todo el espíritu hedonista de la década recién acabada. "Ride On!" es un bonito e "histérico" corte, vamos, que Elliott encantado de cantar cosas de éstas de haberlo invitado. Éste es un poco descarado, porque le canta el aliento al "Hysteria" - canción,  un poco bastante. 

"Suffer in Silence" es "Foolin" in Disguise, con unos coros que igual podrían ser Boston también. "Live It Up" vuelve a los Bad Co 80s, y hasta a Robert Palmer, sin perder la esencia leppardiana de rigor. Kevin Pratt es un guitarrista muy 70s en su estilo . Y si ésta banda se hubiera desprovisto de ésa insistente pátina,  hubiera quedado una más que destacable hard rock band con poso viejuno (Great White, Tesla, Badlands....). Pero no. "Shot Full of Love" en la segunda cara persiste, con evidente calidad, en visitar el estilo de su patrón estilístico.  Igual que "Precious Love", "Love me and Leave Me" (The Cult entra en juego), la rescatada "Heartbreak Away" (The Babys / Eric Martín onda) y "Troubled Child" , la más BB Steal junto a la primera de todo el lote, y quizá cómo hubieran sonado en una segunda entrega que nunca llegó. 



Su excesiva deuda a Leppard y los nuevos tiempos, nada favorables para ello, hicieron el resto. En 2013 vuelven con "Resurrection",  y una formación con sólo Craig Csongrady como superviviente.

Al mundo le dio igual. Comprensible.

J.J. IGLESIAS


 

Comentarios