Entrada destacada

STACK - Above All (1969/ Stack)

Imagen
 Discos como éste son la razón de ser de Rockliquias. Se trata de una auténtica reliquia rock de primer orden, recién reeditada por los expertos rescatadores de Lleida, Guerssen. Cuánto bien le están haciendo a la historia más desconocida del rock.  Stack fueron un quinteto procedente del sur de California. Cuyas raíces,  consecuentemente, estaban en combos de surf music de los 60. Allá por 1968 se reúnen para incendiar escenarios con el más abrasivo hard rock del momento. Parecen más bien de Detroit. Rick Gould (guitarra solista, voz),  Kurt Feierabend (guitarra rítmica,  voz), Bill Sheppard (voz solista), Bob Ellis  (batería) y Buddy Clark (bajo). No se puede decir que no se codearan con los grandes : Buffalo Springfield, Three Dog Night, Iron Butterfly, Alice Cooper (asiduos compartiendo escenario), Flying Burrito Brothers,  New Yardibirds (Led Zeppelin, de hecho) o su primer concierto grande, que fue junto a Spirit. El mismo Jimi Hendrix utilizó su equipo para una improvisada jam j

ROSA NEGRA: El resurgir de una banda de culto del hard rock patrio (mayo 2015) (Rockliquias Bandas)

 Resultó una de las grandes noticias de 2015. Rosa Negra regresaba a la actualidad discográfica con un nuevo elepé de estudio. Uno de los puntales del hard rock nacional de los 80, desaparecidos por décadas pero nunca olvidados por sus incondicionales, vuelven a publicar un álbum con el que dar continuidad a sus larga duración Rosa Negra del 84 y El Beso De Judas del 86. Me entrevisto con Tony León, voz y uno de los dos guitarristas del cuarteto, para hacer un poco de historia, a la par que enterarnos de toda la actualidad de tan fundamental agrupación.

 


Este nuevo disco de Rosa Negra comienza con un instrumental de muy significativo título, “1973”, el año en el que tu hermano Jorge y tú formáis vuestro primer proyecto musical juntos. Era Pioneers, ¿verdad? ¿De qué manera os tomabais la música en aquellos días? ¿Enfocabais vuestros ensayos pensando ya en la profesionalidad o era inicialmente una toma de contacto?

 Sí, 1973 es el año en el que actuamos por primera vez como profesionales; Nico, Jorge y yo descargamos todo nuestro repertorio preparado durante dos años a base de temas de nuestros ídolos (Grand Funk, Trapeze...) y algunas composiciones propias. El grupo, como bien dices, se llamó Pioneers y fuimos conocidos en Mallorca por “brusquets”, ruidosos rockeros. Creíamos en nosotros y nos veíamos en los grandes escenarios del mundo actuando junto a nuestros consagrados. A pesar de trabajar en horario comercial, dedicábamos el resto del tiempo a la música.

 

Desde aquellos Pioneers a Rosa Negra, qué cosas pasan en vuestras vidas a nivel musical.

 Mallorca se queda pequeña para una banda que quiere competir por lo más grande. El salto a Madrid en 1976/77 fue drástico; arrastramos a la familia en pos de un sueño, mi madre encabezaba esta cruzada. Fue llegar, tocar en la sala M&M de Madrid y los Lyon Bros ya fueron bautizados como “Rock de Mallorca”, sonido espectacular e innovador ante un público profesional perplejo. Ya se tocaban, en inglés, temas que aparecerían más tarde como Rosa Negra: “Lose” (“Noche De Esclavos”), “Only You” (“Apocalipsis”), “Do It’n V” (“Paranoicos”)... No encontramos compañía que editara nuestra música hasta 1983. Durante esos años grabamos muchos discos para otros artistas como músicos de sesión.

 

En 1984 Rosa Negra toca en la Casa de Campo de Madrid, en las fiestas del PCE, frente a unas ciento treinta mil personas. Un reto de los que hielan la sangre. ¿Qué fue para vosotros presentar vuestro primer elepé en un espacio como aquel?

La imagen que queda incrustada en la retina es otear una masa ingente de cabezas hasta el infinito, cantando al unísono el “Madre” o “Espejo del Agujero”, no habiéndose editado aún el disco. ¡Espeluznante! Pasados unos eternos segundos tras arrancar con “Kamikazes”, la galopante presión castradora del momento se convirtió en pura energía, ácida y limpia que nos permitió cerrar un concierto épico. Frases como «Rosa Negra son perros viejos que saben lo que hacen» eran las críticas del día siguiente.

 


¿Qué recuerdas de las bandas que tocaron aquel año en dichas fiestas? ¿Cómo os trataron, hubo camaradería?

Ya nos conocíamos por distintas historias; había buen rollo con Barón, Banzai (compartíamos mánager: Jesús Caja), Asfalto y Topo.

 

En apenas tres años, entre 1984 y 1986, publicáis dos singles y dos álbumes de estudio. Sin embargo, tras esto, Rosa Negra deja de editar. ¿Fue una decisión vuestra? ¿No encontrasteis el debido apoyo de una discográfica que entendiese vuestra apuesta?

 Desde que entramos en contacto con las compañías en el 79 ya descubrimos cómo funcionaban, y CBS no iba a ser de otra manera. El primer disco lo apoyaron y la promoción funcionó pero con grandes lagunas: no hubo tele, ni vídeo, etcétera. La compañía nos contrató porque tenía un buen proyecto de rock nacional entre manos pero no le salió bien. 



Y el segundo disco pasó sin pena ni gloria por sus manos; hicimos algún programa de televisión pero sin apoyos. No tenían intención de seguir con el proyecto de rock y además ya no iban a editar el tercer disco que estábamos preparando. Ni nos apoyaban ni nos soltaban. Había dos opciones: salir de la compañía, cambiar el nombre del grupo y volver a empezar (como hicieron otros: Coz-Barón Rojo); o esperar a que pasaran los años del contrato que nos ataba a la discográfica. Muy quemados, optamos por la segunda opción. Esperamos, nos relajamos, nos sentimos liberados y cada uno fue optando poco a poco por respirar otros aires después de trece intensos años de cruzada.


 

¿Qué os parece la remasterización con temas extra que publicó Leyenda Records de vuestros dos primeros larga duración? ¿Colaborasteis con ellos en la elaboración de ese lanzamiento en 2012?

 Claro. Alfonso, de Leyenda Records, llevaba muchos años buscando alguna pista de la banda para poder remasterizar los discos grabados. Cuando nos contactó fue muy difícil encontrar un material en condiciones. Jorge buscó en sus recuerdos y encontró algunas cintas de 71/2 todavía en buen uso y pudimos recuperar el material en un estado suficiente como para remasterizar los dos discos, incluyendo además cuatro temas que se grabaron pero que no se publicaron en los elepés. Dos de ellos completamente inéditos.

  

Tanto tu hermano Jorge como Nico Martín o tú mismo estáis en este regreso de Rosa Negra; sin embargo, es Cachorro (Miguel A. López) el que se encarga de la otra guitarra. ¿Cuándo contactáis con él? ¿En qué momento entra de forma fija en el conjunto?

 Volver Rosa Negra a escena ha sido todo un cúmulo de circunstancias. Yo estuve viviendo fuera de España, en China, durante once años. Cuando regresé en 2009 hubo tres encuentros fundamentales que más tarde haría que reuniese la banda y volviéramos para grabar otro disco. El primero fue integrarme en un proyecto (Harakiri) de Miguel A. López para cantar y grabar un disco, más un videoclip (entre 2011 y 2012); el segundo, remasterizar los dos elepés (2012): y el tercero el ser invitados a actuar en el macroconcierto del Leyendas del Rock 2012, última banda legendaria de los 80 que quedaba por hacer acto de presencia en este festival. A partir de conocer a fondo a Cachorro, tanto en el estudio de grabación como en directo, además de confesarse fiel seguidor de Rosa Negra desde que tiene uso de razón, la buena energía entre ambos es completa. Tras el infructuoso intento de que Daniel Henestrosa pudiese volver de Suecia e incorporarse de nuevo a la banda, Cachorro me pidió que contara con él si algún día formaba de nuevo el grupo. Fue fácil. Él se conocía todo los temas, sólo fue dar el paso.

 

De hecho, Cachorro ha compuesto contigo uno de los temas, ese “Mala Vida”. ¿Cómo ha sido trabajar con él a la hora de crear una nueva canción cuando el resto del elepé está compuesto únicamente por ti?

Antes de decidir volver a resucitar los fantasmas de Rosa Negra, me puse a componer a destajo. Hacía veintisiete años que editamos El Beso De Judas; tenía que fabricar una historia completa de la supuesta trayectoria y posible evolución del grupo a través de esa larga ausencia, en lo que toca a las composiciones musicales. Medio año 2013 lo dediqué al reto de igualar o mejorar los dos discos y pico que se conocían de la banda. Compuse veintitrés temazos. Y hablé con los componentes del grupo. Sólo Jorge estaba en condiciones de poder integrar este proyecto al cien por cien. Daniel, enraizado en Suecia, no. Con Nico asentado en Mallorca podría contar para la grabación del disco y para algunas actuaciones: es decir, Nico se integra en un cincuenta por ciento. Con Miguel A. cuento desde el inicio del proyecto. Se integra también José L. Aragón, bajista magistral con una trayectoria impresionante, gran admirador y seguidor de Rosa Negra también. El proyecto del nuevo disco se inicia a finales de octubre 2013 y se acaba la grabación y master a primeros de 2014. Los veintitrés temas se reducen a catorce, los más significativos, los que expresan mejor el sonido Rosa Negra y su supuesta evolución a través de unas décadas de ausencia. “Mala Vida” es uno de esos temas que nos recuerdan a nuestros grandes ídolos: Grand Funk Railroad. En el proceso de preparar los nuevos temas surge una idea de Miguel con unos riffs portentosos; a todos nos llega el fulgor de nuestra mítica banda y trabajando mano a mano con Cachorro el tema se monta solo.



Este nuevo trabajo está dividido en dos partes con sus correspondientes introducciones. Háblame un poco sobre esta idea.

 Es fácil y deducible adivinar el origen del título del álbum RN19732015. Rosa Negra, 1973 año de nacimiento, 2015 año de renacimiento. Pero el título tiene otra connotación más profunda y es aplicable a una crítica a las discográficas de aquellos tiempos en los que los grupos y artistas éramos para ellos una simple referencia. El RN19732015 es una referencia de letras y números, sí, pero detrás hay personas que dan su vida, su corazón, su alma y sus ilusiones por algo que sienten y que les ha costado mucho trabajo, muchos sacrificios y mucha entereza para poder transmitir lo que sale de su imaginación y de sus instrumentos. La compañía sólo conocía a los artistas por una referencia de letras y números. Queríamos haber hecho un doble álbum con todos los temas, pero preferimos reducirlo, compactarlo y hacer un disco con dos partes resultantes. Una primera más ochentera, potente, desgarrada, de un hard rock que continuara la línea de Rosa Negra de la época; y otra más alternativa, más en presente. La primera la comanda “1973”, una intro para abrir la caja de Pandora. Los temas a continuación, muy rockeros, duros y cargantes, también tienen una evolución en el tiempo. La segunda parte, en la mitad del disco, parodiando el efecto vinilo, el de tener que cambiar el disco para seguir escuchando, también la comanda una intro: “2015”. Mismo tema, mismo engranaje, evolución al canto, dureza, pegada, pero más armonías, más instrumentación... Más Rosa Negra actualizada. Los temas que siguen continúan las raíces primarias llaneando en tiempo futuro. Abanico abierto a tendencias de otra época, actual, futura, retro-avanzado. El grupo está contento con el resultado. Un disco con la calidad que se merece, cuidando la musicalidad y profundizando pormenorizadamente a través de unas letras con puro sello Rosa Negra. 

por Sergio Guillén

sguillenbarrantes.wordpress.com










                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios