Entrada destacada

STEVE EARLE - I’ll Never Get Out Of This World Alive (2011, New West Records)

Imagen
 I’ll Never Get Out Of This World Alive podría considerarse el mazazo definitivo de lo que un anterior martillazo de Train A Comin’ significó. Las raíces pedían su valor pretérito, su base incuestionable, al igual que ciertos reflejos del folclore irlandés. Entre baladas y hermanamientos con el último Tom Waits, Steve va haciendo este último camino planteado.   Esto se podría traducir en un corazón que firma sobre la línea de la entrega, pero cojeando ahora en el campo de la rabia rápida y cruda a la que no temió cuando cantaba “Snake Oil”. La producción de T-Bone Burnett marca demasiado, aunque la resolución de recuperar “God Is God” y “I’m A Wanderer”, piezas que pergeñó para Joan Baez, es uno de sus grandes aciertos en este 2011. Una senda para analizar ese cerrojo que concluye con la vida del ser humano. «Son todas, de una manera u otra, piezas sobre la mortalidad; la muerte como misterio en lugar de como signo de puntuación», ha asegurado recientemente el propio Earle sobre este m

LUC MARIANNI - Souvenirs Du Futur"(1980 / Feen)

 Otro exponente de la Francia experimental que tomó el relevo alemán en los finales 70. Luc Marianni había sido antes periodista, y como tal, comenzó en el grupo Rock Critics. Al igual que colaborando con los estupendos Pataphonie. 



En 1980 editará su debut, "Souvenirs Du Futur", de alto nivel investigador. Armado con sus EMS, ARP Odyssey, Sequencer KS-EMS, Space Echo Roland, electronics,  tape recorders,  percusión,  voz y guitarra eléctrica,  pone en marcha un interesante álbum de krautrónica inquieta. 

Con "Prelude" (1'16) da paso a la suite "Souvenirs Du Futur", que ocupa toda la primera cara. "Champs de Cristal" (3'41) describe muy bien su título,  en frías capas superpuestas donde los sintetizadores cobran vida en un hábitat extrañamente bello, casi de ballet contemporáneo. Todo torna más cacofónico en "Lumieres de la Ville" (9'46), como en un pesadillesco pasaje del primer Tangerine Dream. Urgencia de efectos y desasosiego electrónico - futurista - industrial. Se desenvuelve hábil Marianni, entre sonidos abruptos y paisajes desolados como lienzo musical avanzado. Que busca la reacción del oyente, cuando no la sorpresa. Como buen ex-crítico,  busca el cambio y la atención constante a su obra, y lo consigue. Obteniendo metamórficas situaciones rítmicas no alejadas de Conrad Schnitzler por esos días. 

Un espectral pasaje, casi propio de película de terror, se aparece con la final "Voix dans les Brumes" (4'53). Efectivamente,  son voces en las brumas que no se recomiendan para corazones impresionables, en una audición en la oscuridad. Pero a mí éstos experimentos psico - emocionales me apasionan. 

Damos la vuelta, y "Dimension dans les Brumes" se nos ofrece en dos partes, con un total de 7 mts aproximados. La guitarra tiene su momento como herramienta investigadora,  en un plano secuencial de fantasmagórico ambiente, lleno de ecos y delays. Tiene un final dulce y delicado, no habitual en Marianni. También "Un Reve Logique" viene en dos partes. Pero ésta vez, ignoro la razón,  viene compuesta,  grabada y tocada por Serge Delaubier. Son unos 10 mts muy avant, casi electroacústica, donde se nota que estamos ante otro autor incluido en la obra, no se sabe bien porqué.  La sensación es la de una banda sonora sci-fi claustrofóbica,  oscura y desesperante. Finalmente "Cristal Theme" (1'27) nos devuelve a Marianni y sus lamentos al synth,  en depresiva factura melódica. 



Hasta 1986, cuatro álbumes más se sumarían a la discografía de éste sintetista francés. Para reaparecer en 1996 de la mano de Musea, con el proyecto Seltae Beat. En una onda mainstream prog, tipo Pink Floyd / Alan Parsons,  que sorprendió en todos los aspectos. Desde entonces, otro largo silencio hasta la aparición de "Unity in Diversity: (2009). Una box-set  (100 copias numeradas), de 9 cds conteniendo nuevo material desde 1975 a 2005. Luc Marianni siempre ha entregado sus obras por oleadas, seguidas de un largo silencio. Da su tiempo al oyente, para que deguste con tranquilidad sus siempre interesantes propuestas. 

J.J. IGLESIAS















                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias





Comentarios