Entrada destacada

David Prescott – The Dreamer (1988/ DP -K7)

Imagen
En la superficial década de los 80, la progtrónica se vio relegada a unas catacumbas expresadas en un formato,  el cassette. Desde leyendas kraut como Conrad Schnitzler a anónimos solistas, abrazaron ése formato por barato y práctico. Hubo incluso sellos cassetteros especializados en el género. Ahí estaba el norteamericano David Prescott, que ya se había estrenado en 1986 con la home-tape álbum,  "Electromagnetized".  Dos años después,  con tan sólo un SCI Pro-One y un Korg Poly-800, editaría de igual modo "The Dreamer". Título que con los años ha sido varias veces reeditado en cd, en especial por el sello Auricle.  Estaba compuesto de dos largos temas que homenajeaban la más genuina Berlín School 70s. "Afloat" (29'42) deja entrever que con su parca producción y escaso equipo, no hace más que contribuir a una pureza de ideales propios de la inicial kosmische alemana. Algo que a la larga, beneficia a la obra. Acaso no era ésta la filosofía inicial de lo

OTUS SCOPS - El Sonido Del Mar (2014, Autoeditado)

Luis González y Didac Piquer, en su muy recomendable libro Summer Fun. Historia De La Música Surf, remarcan: «El surf tuvo presencia en España desde el primer momento, pero llegó medio disimulando entre la excitación del rock and roll, sin que se percibiera su identidad propia ni sus referentes culturales específicos». También ponen sobre la mesa las piezas del conjunto del nuevo surf revival patrio, grupos como Los Walkysons, The Imperial Surfers, The Vibrants, Cosmic Vampires, etcétera. El trío Otus Scops, desde Asturias, nace no sólo para entrar en esta catalogación, ya que también para situarse en la más alta división.

 


Aún recuerdo aquella noche del 26 de julio de 2009 en Gijón. Tras asistir a la representación de L’Orfeo. A Ba-Rock Opera en la Iglesia de Laboral Ciudad de la Cultura, pude compartir velada en una muy entretenida cena con el elenco que acababa de actuar bajo la batuta del maestro Massimiliano Toni; más en concreto estaba sentado en la mesa de la banda eléctrica que participaba en tan interesante propuesta, el grupo de música experimental Senogul

De aquella noche en la que se habló de todo tipo de historias e inquietudes relacionadas con la música, recuerdo vivamente una exaltada defensa de la ópera rock Jesucristo Superstar (en todas sus versiones planetarias) por parte de Israel Sánchez y de un servidor, y la emocionada pasión con la que hablaba el multiinstrumentista Pablo Canalís sobre un estilo musical en el que se estaba sumergiendo con la alegría de un infante: la surf music. Entonces me habló de que no sería una idea descabellada dar rienda suelta en un futuro a una banda que facturase esta corriente sónica. Cinco años después me alegró comprobar que, como es norma en Canalís, sus ideas no caen en saco roto y terminan siempre materializándose de suprema manera.

 Es cierto que el surf instro sigue siendo un género dedicado a uno acólitos que ya estamos bastante baqueteados en esta disciplina, que comprendemos su idiosincrasia, sus maneras de fluir y desarrollarse. Los Coronas es una de las únicas excepciones que han logrado salir del underground, de la camarilla de rendidos admiradores del estilo, para situarse en un mercado en el que les escuchan desde los parroquianos de la old school hasta aquellos hipsters que no han oído hablar en su vida de Dick Dale o de The Sentinals. 

Otus Scops ofrecen en El Sonido Del Mar un álbum lleno de referencias, de buenas interpretaciones y de versiones merecedoras de un ilimitado número de elogios. Además, no se centran en tributar únicamente a los clásicos de la escena (“Pipeline”, “Wipe Out”), pues también “surferizan”, hacen pasar por el aro –o, mejor dicho, por el interior del tubo que haga la ola más mastodóntica de la playa– piezas como “La Leyenda Del Tiempo” de Camarón o la cabecera del espacio televisivo El Hombre Y La Tierra. Un disco de surf rock meritorio y que no debería ser el último de estos tres destacables intérpretes.

 por Sergio Guillén 

sguillenbarrantes.wordpress.com









                     Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en                                                                                      
que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias




Comentarios