Entrada destacada

Chris Neal – Winds Of Isis (1974 / M7)

Imagen
 Para 1974, la fiebre mooger y el síndrome del teclista alquímico, del multiinstrumentista druida, se había extendido por todo el mundo. El año anterior Rick Wakeman había editado "The Six Wives of Henry VIII", álbum para mí nunca superado. Y Mike Oldfield su "Tubular Bells", al que le pasa lo mismo. Demasiado todo de golpe. Eso creó afición,  lo que es siempre positivo. En Australia, Chris Neal editó su "Winds of Isis". Tan desconocido por éstas latitudes como magnífico trabajo. No todo fueron borrachuzos rockers pendencieros  por aquellas áridas tierras. Neal creaba una mezcla apropiada de los dos "vacos sagrados" referidos. Con omnipotente tecladina a base de sintes, Mellotron generoso ,  Hammond B3 persistente, Celeste, Clavinet, Leslie Wah pedal y demás parafernalia. También le daba muy bien a las guitarras con y sin enchufe, percusiones, batería,  bajo, glockenspiel, bells  (cómo no!), mandolina, bottleneck o armónica. Invitados había en do

Rock Progresivo en Japón: PROVIDENCE (colaboración Alberto Torró)

Formación de gran calibre instrumental, Providence es una de esas bandas que sorprenden por su dominio y su técnica. Difíciles de clasificar aunque su estilo está cerca del jazz-rock y de los ambientes crimsonianos de disonancias y armonías complejas. El tándem bajo--batería es una máquina que no para, y deja una buena base para que el teclista y el guitarra se explayen a gusto en temas largos de 10 a 20 minutos sólidamente construidos. 


Volvemos a las cantantes femeninas de voz intensa y firme y de perfecta entonación. Las piezas son vibrantes, con carácter rock pero sin llegar a lo heavy y pesado. Volvemos a escuchar a teclistas galácticos a loEddie Jobson de las manos de Madoka Tsukada, y guitarristas a lo Al Dimeola (por ejemplo) en constantes cruces y vuelos .

A pesar de la diferencia de casi 7 años entre sus dos discos de  estudio y del cambio de algunos miembros - diferentes cantantes y  guitarristas, amén del bajo - no existe una diferencia considerable en la forma y el estilo de los dos discos, quizás menos agresivo y  algo más sinfónico el segundo, pero tampoco excesivamente. Se complementan bien los dos y son en definitiva un grupo totalmente recomendable.

Discografia: 
And I'll Recite An Old Myth (1989)




Temas
1 Galatea 00:00 
2 Eternal Children 14:15 
3 Dream Seeker's Mirage 22:28 10:18
4 And I'll Recite An Old Myth From... 32:50

There Once Was A Night Of Choko- Muro The Paradise (1996)
                                                       




Temas
1 HCHO 40 
2 An Epilogue For Cajolement 
3 There Once Was A Night Of "Choko-Muro" The Paradise 
4 Erlio 
5 A Breeze In The Dawn 
6 "Choko-Muro" The Paradise 
7 In The Moonlight



Notasi te gusta el artículo compártelo (Facebook, Twitter, g+, etc) pulsando en


que está al final del artículo, de esta forma contribuirás a la continuidad del blog. Gracias.

Comentarios

Publicar un comentario