Entrada destacada

OAKFARM - Oakfarm (2024/ Pink Tank)

Imagen
 Supongo que un año tan inactivo como el 2020 tuvo que dejar algo de bueno. Se rompieron bandas, pero también permitió germinar nuevas. Fue el caso de los alemanes Oakfarm. Power trío sudoroso y setentero hasta la médula. Dueños de la Máquina del Tiempo. Que me han sorprendido por su fidelidad sonora hacia ésos vetustos e inolvidables cánones. Inmortales, por otra parte. Además de por canciones hard prog blues de mil pares. Tobias Lemberger (guitarra, voz solista, procedente de Sons and Preachers), Dennis Oelze (batería) y Arne Dőpper (bajo, ex-Bone Man). Describen su debut como si fuera "un disco perdido de los 70, olvidado en un viejo almacén polvoriento". Casi que te lo crees al escucharlo. Lo clavan. Comenzar con acústicas y efectos (electrónicos?), en "What If" (4'20) los sitúa en un área cercana a ediciones nacionales 70s de Bacillus, Brain o Pilz. Nada de distorsión aquí. Amplis a pelo. Sonido en bruto, directo y limpio. Vintagismo galore con un percusion

The Godz – Nothing Is Sacred (1978/ Millenium-Casablanca)

 No confundir con The Godz 60s psych band. 1978 oscureció el debut de los de Ohio, por una bomba "atomic punk" llamada Van Halen. El debut de The Godz lo producía Don Brewer (Grand Funk Railroad) en Millenium/Casablanca Records, (RCA en Europa). Y contenía más miga de lo que parecía. De hecho, de llevar el pelo corto y en punta, la prensa los hubiera visto con otros ojos. Dejando su música intacta. Pero les pusieron el sambenito de "biker band" por la imagen macarril que se gastaban. Había una tremenda versión del "Candy's Going Bad" de Golden Earring. Y muy buen rock'n' roll que rozaba a la J. Geils Band sin armónica. 



Llevaban los teclados de Bob Hill (también guitarra y voz). El guitarra solista, Mark Chatfield, también cantaba. Al igual que el batería Glen Cataline. Y Eric Moore era la voz solista y bajo. Así que había voces de todos, que es más de lo que podían hacer mucho grupo bestia del momento. Giran con Cheap Trick o Angel. Señal de que su música no se alejaba tanto de éstos. También con Blue Oyster Cult, Kansas, Iggy Pop o Judas Priest. No son cualquiera. Pero la deleznable Rolling Stone los tacha de "miserable hard rock band". Gentuza.

En los finales del 78 sale el segundo y último,  "Nothing is Sacred", con la misma formación y producido por Eric Moore.

"Gotta Muv" es un típico himno neoyorquino propio de Dictators o los próximos Twisted Sister. Perfecto para el CBGB o el Max Kansas's City.

Lo mismo podemos decir de "Festyvul Seasun", que unos Stones la hubieran firmado sin inmutarse. Y "Rock yer sox Auf" ídem, con fuerte influencia de New York Dolls/Johnny Thunders en la poción. 

Tienen su corazoncito, y lo demuestran (a su manera) en "I'll bi yer luv", sí, escriben así de macarras, los tíos.  Ésta tiene ése enternecedor feeling gamberro-adolescente de los primeros The Who (con bajo y guitarra a la Entwistle-Townshend). Y hasta puede sonar por la voz de Moore a los más hard rockers The Cult, diez años después! Le meten sintetizadores, así que no tan toscos como se empeñaban los shit-critics del momento!

Siguen los títulos en jerga, "Luv Kage". Juraría que Quiet Riot se fijó en ella más de la cuenta ("Metal Health"). Sin embargo podría pasar por un tema(zo) de Bachman Turner Overdrive.

En el otro lado, "He's a Fool" (8'30), con coral femenina, se adentra en el power pop (y no es la única). Las guitarras rozan, si no tocan, el más llameante southern rock. "714" hubiera sido una perfecta versión para Dee Snider y sus hermanas descarriadas. Sigue el tufillo sureño no obstante, y me encanta. Otra gran influencia en The Godz. Como en "Hey Mama", que es puro Skynyrd/ Black Oak Arkansas, en infeccioso rock'n'roll grasiento de carretera. Prestan gran atención a su demoledora sección rítmica. Y "Snakin" es otro ejemplo de empastamiento de cemento en cuanto a ritmos boogie ligados a Foghat, Status Quo o Brownsville Station.

Terminan la juerga con "I don't wanna go home", en otro habitual recordatorio rock'n'roll 50s, disfrazado de hard rock 70s. En el fondo eran unos tiernos. Poco después se separan. Hasta que en 1985 reaparecen con sólo Eric Moore de la banda original. "I'll Get you Rockin" es sorprendentemente bueno. "Mongolians" (87) es prácticamente el mismo que el anterior, con tres temas nuevos. Glen Cataline y Eric Moore fallecieron en 2019. Mark Chatfield ha protagonizado alguna tímida reunión  desde entonces.



Ni eran tan bestias, ni tan "miserables". Una muy buena banda a la que se juzgó injustamente, y de la que The Rods cogería el testigo.  

No se puede juzgar un libro por la portada.

J.J. IGLESIAS



Temas
A1 Gotta Muv 
A2 Festyvul Seasun
A3 Rock Yer Sox Auf
A4 I'll Bi Yer Luv 
A5 Luv Kage 
B1 He's A Fool
B2 714
B3 Hey Mama
B4 Snakin' 
B5 I Don't Wanna Go Home

¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 





Comentarios