Entrada destacada

Love Live Life – 殺人十章 = 10 Chapters Of Murder (1972)

Imagen
 No hay duda alguna que la visión de los japonés en los 70’s siempre ha sido algo digno de apreciar, hoy en día cualquier manifestación que deslumbra Japón en cuestiones de ARTE logra ser algo memorable, freak y hasta de una delicadeza bárbara. Este álbum es justamente eso, y me gustaría que ustedes puedan apreciar un poco más de esa performance que solo Japón sabe manifestar en su música.10 Chapters Of Murder - from Colin Wilson's Encyclopaedia of Murder es un álbum singular, quizás no logre ser extremadamente avant-garde pero logra llegar a un punto muy alto dentro de su concepto y se vuelve una experiencia fascinante.   Debo confesar que este álbum es una obra aun "fresca" para mis oídos y todavía no salgo por completo de su performance, sin embargo para mí esto es toda una aventura sonora al extremo pues es como navegar por ríos peligrosos, en si una verdadera experiencia. Si bien sabemos que los "conceptos artísticos" de los japoneses en ocasiones son bizar

CROSBY, STILLS AND NASH - Daylight Again (1982, Atlantic Records)

 Los que inicialmente funcionaron como Crosby, Stills And Nash (publicando el álbum de presentación homónimo en 1969), y poco tiempo después ya cual Crosby, Stills, Nash And Young, fueron sin duda uno de los supergrupos más aclamados de final de las década sesentas. Su concierto en el festival de Woodstock, actuando en trío/cuarteto, quedó como uno de los momentos mágicos del cartel programado para la madrugada del domingo 17 al sábado 18 de agosto de 1969. Young estaba bastante satisfecho con su recién inaugurada carrera como solista –su primer vinilo homónimo del mismo 1968 de la ruptura de Buffalo Springfield, banda en la que militó junto a Stills, había recibido el beneplácito de la revista Rolling Stone–, por lo que su paso por el combo de Stephen y sus nuevos camaradas era una cosa temporal. 



Graban como cuarteto, y con la colaboración de Greg Reeves, Dallas Taylor (presente en su etapa de trío), Jerry Garcia y John Sebastian, un glorioso Déjà Vu (1970) que no tardaría en toparse con la huida de Neil en pocos meses –realmente la conexión Stills/Young parece inviable en aquellos días–. Para abril de 1971 y su Four-Way Street el grupo ya era polvo en el viento. Cada uno tira por su lado, quedando el nombrado álbum en directo como obra póstuma de su primera encarnación. En poco menos de tres años marcan a toda una nueva generación de artistas, empezando por los jóvenes miembros de America, reconocidos por la gran mayoría como la siguiente hornada tras Crosby, Stills And Nash. 

En 1974 el cuarteto volvería a reunirse para girar por Estados Unidos, aunque su siguiente grabación recordando los días dorados no se editaría hasta 1977 con CSN (sin Young, como bien aclara el título del disco). Y tendrían que transcurrir cinco años más hasta llegar a Daylight Again, un disco que estuvo cerca de no ver la luz a falta de financiación por parte de Atlantic Records. Todo comenzó por medio de unas maquetas con las, que en sus ratos libres, tanto Graham Nash como Stephen Stills andaban trasteando. Tantean al sello, pero la discográfica solamente tiene oídos para el regreso del supergrupo, aunque sea en su formato de trío. En resumen: David Crosby debe estar también en la futura grabación si querían respaldo económico. Cuando por fin se confirma el regreso de los tres fundadores en unión, Atlantic da luz verde a un long play que en el fondo ya tenía casi todo adelantado en cuanto a composiciones se refiere –los dos interesados habían adelantado el dinero en una primera inversión–.

Por todo lo explicado, se comprende como lógico que sea un álbum en el que participen más vocalistas fuera de los que dan nombre al grupo. Esos cantantes serían Art Garfunkel y el ex Poco y ex Eagles Timothy B. Schmit, artistas que participarían en los coros o haciendo segundas voces para piezas como “Southern Cross” y “Daylight Again” (el primero), o “Turn Your Back On Love”, la precisamente muy Poco/Eagles “Wasted On The Way”, la ya citada “Southern Cross”, “Song For Susan”, “You Are Alive” y “Tomorrow Is Another Day” (el segundo). 



En cuanto a la agrupación de estudio, como sucediese en CSN, se prefiere traer a lo mejor de cada casa, a los músicos de sesión más reputados que puedan colaborar aquí o allí esparciendo sobre el tapete su saber hacer: Joe Vitale, Leland Sklar, George Perry, Joe Lala, Jeff Porcaro, Dean Parks, Mike Finnigan, y así hasta reunir a más de veinte instrumentistas. Todo ello consigue que el bouquet de este vino sea de dulce soft rock californiano; aunque, y sin salirse de dicha marca, el “Delta” que trae Crosby a Daylight Again pareciese en su núcleo retrotraernos al pasado del conjunto –por más que los arreglos sigan la línea que ya se escribió gracias al elepé de 1977–.

por Sergio Guillén

https://sguillenbarrantes.wordpress.com


¿Te gustó el artículo? No te pierdas de los próximos artículos 





Comentarios